Rubén Rocha: No vivo en pleitos, combato la corrupción

GOBERNADOR RUBÉN ROCHA.

Afirma el gobernador que en cuanto a las auditorías dolosas del SATES llegará hasta Quirino Ordaz si es necesario; tiene inmunidad diplomática, pero acá tiene que responder, advierte Rubén Rocha.

Rubén Rocha Moya habla de su segundo año de Gobierno, del combate a la corrupción, sus pendientes, sus pleitos con los “corruptos”, sus episodios de mal humor, y pone en la mira a Quirino Ordaz Coppel, por las auditorías “erráticas” a Coppel y grupo Arhe, y asegura que llegará hasta las últimas consecuencias, aunque la responsabilidad alcance al ex gobernador.

Lea: Segundo informe: el desgastante oficio de gobernar

Desde su despacho, el gobernador contesta los cuestionamientos de Ríodoce, mientras afuera fuerzas federales mantienen operativos en Culiacán, un día después de la detención del jefe de seguridad de Los Chapitos, Néstor Isidro Pérez Salas, el Nini.

No le preocupa, dice, que haya algún hecho violento derivado de esa detención porque ya pasó un día de la captura y no lo hubo. Lo que sí le preocupa, es la sanción que puede imponer el SAT al Gobierno del Estado por auditorías que el Servicio de Administración Tributaría del Estado (SATES) no hizo conforme al procedimiento durante el gobierno de Ordaz Coppel y que podrían significar que su gobierno pague más de mil 600 millones de pesos.

El mandatario explica lo que pasó con las auditorías. Un caso, es el de Coppel, que del SATES trataron que pagara al SAT mil 025 millones de pesos con tres o cuatro días de retraso; y al hacerlo fuera de plazo, dice, ese dinero ya no entró a la federación, sino al Gobierno del Estado.

“En el caso de Coppel, lo que puedes presumir tú, es que el gobernador le dijo a Coppel: tárdate para que quede aquí el recurso, entonces, eso lo detecta el SAT y en el momento en que hacen las auditorías, no cuadran, pero finalmente la empresa Coppel, hay que decirlo, pagó”, explicó Rocha.

Con grupo Arhe, detalla, es donde está el problema mayor porque ahí inventaron pérdidas que fueron validadas por el SATES y dejaron de pagar 600 millones de pesos, pero el SAT se dio cuenta.

JUAN JOSÉ ARELLANO CON QUIRINO ORDAZ. Auditorías torcidas.

Asegura que llegarán hasta las últimas consecuencias en lo que corresponda hacer al Gobierno del Estado.

—¿Aunque la responsabilidad alcance al embajador, al ex gobernador?

—Sí, ¿por qué no?, aquí nadie goza de impunidad, puede tener inmunidad diplomática, pero no es tema, ese es un asunto que tiene que seguírsele y dársele continuidad porque finalmente imagínate que lo tenga que pagar yo, después de que no me dejaron para pagar los aguinaldos, fueron 2 mil 200 millones; y luego mil 600 millones de pesos que se gastaron también en el gobierno anterior y que yo los tuviera que pagar.

Lea: Segundo Informe: Sinaloa, menos obra pública y excluyente

Detalló que la sanción del SAT puede ser que su gobierno tenga que pagar los mil millones que Coppel pagó con retraso y que se gastó el gobierno de Quirino y los 600 millones de pesos que grupo Arhe dejó de pagar; y, además, que al estado el SAT no le de cuentas por cobrar de impuestos federales y no le permitan hacer auditorías con las que el estado puede obtener ingresos de hasta mil 800 millones de pesos al año.

Balance general

Sobre su segundo año de gobierno, Rocha Moya, asegura que está satisfecho, aunque hay cosas que no ha logrado concretar porque siempre quedan cosas pendientes.

Señala que han salido las cosas, no exactamente como las tenía planeadas pero han salido, porque “los planes se hacen siempre antes, y la realidad a veces te rebasa o te deja pendientes, a nosotros nos está resultando bien el tema económico, el resto de temas importantes para nosotros, que es fundamental de la vocación de Sinaloa que es la producción agrícola, la ganadera, la pesquera lo estamos atendiendo conforme a los cánones que nos trazamos desde que hicimos el Plan Estatal de Desarrollo”.

Menciona que los pendientes que quisiera haber sacado adelante ya, son el periférico de Culiacán, que espera concretarlo en 2024, y resolver a plenitud la comercialización de los granos.

Comenta que lo más destacable de su gestión es la parte humana y que su mayor logro es la atención a los grupos vulnerables, con la pensión para personas con discapacidad, los programas enfocados en niños para implantes cocleares y cirugías a corazón abierto, atención de menores con diabetes, discapacidad motora y espectro autista; y también la construcción del panteón forense en Culiacán y próximamente en Mazatlán.

En combate a la corrupción, asegura que se ha avanzado mucho y actualmente Sinaloa es un estado que ha obtenido cero observaciones en las auditorías y es el segundo lugar nacional en materia de transparencia.

—¿Ya no hay nada de corrupción en el gobierno?

—No puede ser absoluto y decir ¿sabes qué? llegué y como Superman acabé con la corrupción, te las vas a encontrar en algunos servicios que todavía hay funcionarios menores que siguen teniendo la idea de que deben de recibir algún beneficio fuera de ley, que lo hacen en los trámites menores, pero eso lastima mucho a la gente, entonces no puedo hablar de cero corrupción, sería muy pretensioso de mi parte, pero sí tenemos un ordenamiento, quien nos ha fallado en ese tenor se ha tenido que ir del gobierno, en SEPyC, por ejemplo, corrí a un grupo de funcionarios que cometieron corrupción, que se distribuyeron a la malagueña plazas y horas.

Sobre los pleitos en los que ha estado enfrascado desde que empezó su gobierno con diversos actores como el rector de la UAS, Jesús Madueña Molina; los ex alcaldes Jesús Estrada Ferreiro y Luis Guillermo Benítez Torres; y con su ex secretario de Salud, Héctor Melesio Cuen Ojeda, dice que es combate a la corrupción.

“No estoy en pleitos, lo que estoy haciendo es lo que debe hacer un gobierno; tenemos que acabar con la corrupción, esta es la esencia, yo no tengo ninguna rivalidad personal con ninguna de estas personas, simplemente, institucionalmente ellos tienen mucho que poner en orden y han aparecido corruptelas a la vista y estas han dado lugar a las denuncias que conocemos y entonces se han judicializado, finalmente la idea que tiene todo mundo es que todo lo hace el gobernador, que yo soy el que los denuncio, que yo soy el que los exhibo, no, se necesitan ver ellos autocríticamente y decir ‘sabes qué, yo soy el causante y yo soy el responsable de lo que está pasando'”, expresó.

Menciona que, para sacarle la vuelta a la responsabilidad, lo señalan a él de persecución, pero no es así.

“Los persigue la ley, no tienen bronca conmigo, ahí tienen que ver los tribunales y allá que se entiendan, es más, yo no he presentado ninguna denuncia, las denuncias las han presentado ciudadanos o la Fiscalía y la Fiscalía pues es un órgano autónomo y el Poder Judicial es un órgano autónomo, es un poder del Estado, entonces, a mí no me desgasta, lo que yo necesito hacer es lo que tiene que hacer todo gobernante, no estar midiendo me va ir bien, me va resultar algún chipote, mejor no lo hago porque a lo mejor me perjudica, no, el gobernante tiene que enfrentarse a los riesgos y los riegos que vengan tiene que saltarlos, no sacarles la vuelta”.

De los señalamientos que han hecho sobre él, al llamarlo la “persona más maldita del estado”, “ex rector sátrapa”, “ narcisista”, comenta que “muy probablemente para ellos así es, pero ellos si quieren que yo diga la contraparte les digo presuntos corruptos y que me señale un presunto corrupto que está procesado y que están vinculados a proceso, bueno, me parece que es un halago que me digan ellos a mí, porque ellos son los que siguen los procesos, están señalados de corrupción y que alguien que comete corrupción me señale de narcisista y de maldito y de lo que sea, es un halago para mí”.

Rocha Moya reconoce que en los últimos meses se han vuelto frecuentes sus episodios de mal humor en actos públicos “pues eso pasa, ocurre, he tratado de tener cuidado de que no te pase, pero somos humanos y particularmente con los periodistas, y ya les he pedido las disculpas que corresponden en su momento y todavía no se si pueda venirme un mal momento”.

En su segundo año de gobierno, la incidencia delictiva en general tuvo un alza de 12 por ciento, “muy poquita” dice; y señala que Sinaloa a pesar de tener el estigma del narcotráfico es uno de los estados con menos flujo de drogas en las calles y ocupa el lugar 29 en narcomenudeo; y el lugar 13 en homicidios dolosos, cuando antes estaba en la posición 1 ó 2.

A su gobierno, manifiesta, en seguridad le ha funcionado la coordinación con instancias federales y abatir el origen de los delitos que es la pobreza, de la que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sacado a más de 5 millones de personas en todo el país y 160 mil en Sinaloa.

—¿Qué diferencia hay entre el Sinaloa gobernado por el PRI y el PAN y el Sinaloa que tiene dos años gobernado por Morena?

—Pues la corrupción, aquellos han sido gobiernos corruptos probados, la corrupción de la época de Malova por ejemplo, la corrupción de los gobiernos anteriores priistas, de todos, porque solamente uno del PAN ha habido, entonces habría que comparar simplemente cuánto le costaba hacer un kilómetro de carretera, hacer periodismo de investigación en ese sentido, y cuánto nos cuesta a nosotros, realmente la gran diferencia es esa, el tema de los moches, los moches estaban fundamentalmente en las obras, incluso mentirle a la gente porque muchas colonias a las que acudimos nos dicen oiga queremos que nos pavimenten la calle, que según esto ya está pavimentada, nos hemos dado cuenta que hay algunos registros de calles pavimentadas que no se pavimentaron, entonces, en esencia la corrupción, con nosotros no hay corrupción.

—¿Si ustedes saben que hay corrupción porque no han presentado denuncias contra administraciones anteriores?

“Porque no, no me quiero dedicar a eso, quiero dedicarme a gobernar, lo otro tuvieron que hacerlo las instancias que les correspondió hacerlo y nosotros en el caso de que existiera algo que todavía no prescribe lo haríamos, pero no tengo yo una evidencia que me permita ir allá; por ejemplo, los moches, ¿cómo sé yo? ¿cómo los tengo materialmente?, los moches no dejan huella, entonces eso no es fácil y nosotros somos institucionales, no vamos a inventarle a nadie ni le vamos perseguir a nadie por problemas de alguna falta si no tenemos las evidencias, pero lo cierto es que eso ocurría”.

Artículo publicado el 26 de noviembre de 2023 en la edición 1087 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Policías jubilados y viudas de policías se manifestaron en palacio de gobierno, piden la homologación de sueldos y el pago justo a las viudas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.