Qué come usted: Bigotes sabor chocolate

que come usted-bigotes sabor chocolate

La demanda de productos orgánicos o poco industrializados ha ido en aumento en los últimos años.

Lea: Qué come usted: Rancheritos

Conforme la vida avanza y la humanidad está cada vez más enferma y vulnerable, parecemos añorar la forma de alimentarnos de hace un siglo, o cinco, o diez. Rebobinamos la cinta de la alimentación histórica y llegamos a concluir que es mejor comer como lo hicimos hace tiempo, mucho tiempo.

Es por esto que algunas marcas buscan explotar cierta imagen tradicionalista, casera, que nos haga evocar memorias de hogar de antaño.

Tía Rosa, propiedad de Grupo Bimbo, es la marca ‘casera’ de la panificadora multinacional. Y aunque promuevan esa distinción, incluso en su eslogan, no lo es. Es una marca de ultraprocesados más. Tortillas de harina, bollos o tartaletas son parte de un catálogo de productos que comparten dos características principales: están elaborados a base de harina de trigo y son altamente procesados y, en muchos de los casos, se combinan con distintos tipos de azúcares añadidos.

Antes del boom de lo simple y poco procesado Tía Rosa ya existía, por lo que sería una mentira atribuirle orígenes que no le corresponden, pero es bueno advertir que lo que ofrece esta marca no es menos industrializado o más sano que el resto de lo que hay en el mercado. Simplemente es una opción más en el mar de posibilidades de la comida chatarra.

Empaque

La marca Tía Rosa se complica poco con el diseño de los empaques de sus productos. En general mantiene una base sobria con mezclas de colores cálidos en un empaque con transparencias, y esta no es la excepción.

El diseño alargado de la bolsa tiene en ambos extremos patrones en forma de rejilla, similares a los manteles tradicionales, con mezclas de colores guinda, dorado y chocolate. Al centro del empaque podemos ver el nombre del producto y su versión acompañados por la ilustración de dos tabletas de chocolate y el clásico eslogan “Por su rico sabor casero”. Dado al diseño de transparencia del empaque el producto al interior es visible.

Como medida precautoria, la Secretaría de Salud impone tres sellos de advertencia en la parte frontal superior de la bolsa: exceso de calorías, exceso de azúcares y exceso de grasas saturadas.

Ingredientes

Los Bigotes Tía Rosa sabor chocolate están elaborados con dos sub-recetas: el relleno y el pan. El relleno sabor a chocolate está elaborado con 15 ingredientes, mientras que el pan contiene 16 ingredientes en su preparación.

Como referencia, un croissant de chocolate se puede elaborar con menos de 15 ingredientes de manera casera; este producto contiene más de 30, casi la mitad de ellos son conservadores, espesantes o estabilizantes.

Algunos invitados curiosos en esta lista de ingredientes son el licor de cacao y el alcohol etílico, que se incluyen en la parte del relleno como saborizantes de la pasta sabor a chocolate.

A la receta se agregan 11 gramos de tres tipos de azúcares: sacarosa, jarabe de maíz y dextrosa, que le valen el sello de “Exceso de azúcares”; en total hay 24,2 gramos de carbohidratos de muy mala fuente en los 60 gramos que pesa el producto.

Además, este croissant contiene el 17 por ciento de grasa que le valen el sello de “Exceso de grasas saturadas”, que en combinación con el exceso de azúcares justifican el sello de “Exceso de calorías”.
El producto también contiene gluten, no solo por incluir harina de trigo en su receta, sino como ingrediente añadido directamente.

Gluten: una masa indigesta

Adicional a lo evidente que son los altos contenidos en grasas, azúcares y calorías vacías, hay un ingrediente en particular que esta nueva corriente de alimentación de antaño (valga la contradicción) ha tratado de excluir de la dieta: el gluten.

El gluten es la molesta proteína del trigo, y tiene efectos particulares en la salud de quienes la consumen. En panadería el gluten se utiliza como espesante y ayuda a dar más elasticidad a las masas, la famosa ‘liga’.

Para muchas personas es imposible digerir por completo esta proteína, por lo que se generan reacciones adversas tras su consumo. Las afecciones principales pueden ir desde una alergia, sensibilidad al consumo de gluten y enfermedad celiaca.

Los síntomas principales van desde reacciones en la piel, como urticaria y dermatitis atópica, dolores de cabeza y estómago, hinchazón, gases o diarrea.

En el caso de pacientes con enfermedad celiaca también pueden presentarse afectaciones a largo plazo como dermatitis herpetiforme, daño intestinal, cansancio, osteoporosis o cáncer digestivo.

Artículo publicado el 24 de septiembre de 2023 en la edición 1078 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.