Los escenarios legales de Ovidio Guzmán

OVIDIO GUZMÁN. “Bien y de buen humor”

La defensa no define todavía su estrategia, y esperará a ver las evidencias que tienen los fiscales para escoger una ruta

Ovidio Guzmán López enfrentaría tres posibles escenarios ante la justicia de los Estados Unidos, y en todos parece salir perdiendo ya que, o puede declararse culpable, pero negociar mejores condiciones en una cárcel que no sea tan dura, enfrentar a los fiscales en juicio donde tiene pocas posibilidades de ganar, o convertirse en testigo protegido y entregar a sus hermanos.

Lea: Ovidio Guzmán y el manotazo de los gringos

No obstante, y de acuerdo a un escueto correo electrónico por parte de Jeffrey Lichtman, abogado del hijo del Chapo Guzmán, enviado a esta redacción, Ovidio estaría optando en lo inmediato por defenderse de las acusaciones que le imputa el gobierno de Estados Unidos.

“Ovidio se encuentra bien y de buen humor. Está ansioso por pelear su caso”, dijo Lichtman.

Sin embargo, según opinaron diferentes analistas de seguridad, las posibilidades de que gane un juicio son limitadas, y en todas se espera que la sentencia sea de al menos de 20 años de prisión, incluso, colaborando con la fiscalía, debido a la crisis de fentanilo y por la presión en Estados Unidos por todas las muertes que ha cobrado esa droga en los últimos años.

Ioan Grillo, analista de seguridad y autor de varias investigaciones relacionadas con tráfico de drogas en Latinoamérica, consideró que la opción más viable es negociar un acuerdo de culpabilidad con el que evitaría el juicio, pero acordaría una pena menos severa, incluyendo no ser enviado a una prisión como la cárcel Supermax de Florence, Colorado, donde las condiciones son terribles, pues cada preso está completamente aislado y ni siquiera con los celadores tienen contacto, mientras que las celdas son apenas cuatro por tres metros, con su propio inodoro y regadera, y solo una biblia como único objeto de lectura.

“Lo otro que puede pasar es que él junto con la defensa consideren que la evidencia de los fiscales no es tan fuerte como pregonan, y que por tanto tienen oportunidad de ganar el juicio, y deciden enfrentar a la fiscalía, con la desventaja que, si pierde, sería castigado con todo el peso de la ley y sentenciado a varias cadenas perpetuas, en las peores condiciones que puede estar un preso”, opinó Grillo, autor de las investigaciones El Narco y Caudillos del Crimen.

Existe una tercera opción que ha sido la más recurrente entre casi todos los narcos mexicanos que han sido extraditados a Estados Unidos, con excepción de Joaquín el Chapo Guzmán y Alfredo Beltrán Leyva quienes enfrentaron a la justicia, y esa opción es negociar con los fiscales y convertirse en testigos protegidos en un afán por no tener una sentencia tan dura.

La lista de ese tipo de acuerdos es extensa, pues no sólo incluye a narcotraficantes de alto perfil afiliados a lo que Estados Unidos conoce como Cártel de Sinaloa, sino también narcos como Osiel Cárdenas Guillén, ex líder del Cártel del Golfo y Benjamín Arellano Félix, del Cártel de Tijuana, además de narcos colombianos, venezolanos, brasileños, y panameños.

Negociar sería un último recurso de Ovidio Guzmán, pero al mismo tiempo el más complejo, pues significa que tendría que dar con lujo de detalles, cómo opera la organización a la que pertenecía, el rol de cada uno de sus hermanos, ubicación de domicilios y casas de seguridad, y eventualmente carearse con todas las personas que en algún momento interactuaron con él en ámbitos relacionados con el tráfico de drogas, particularmente con la producción de fentanilo.

“Yo considero que, por la presión que existe en Estados Unidos por el fentanilo, que es por lo que lo acusan, sería difícil para él, porque los fiscales le van a pedir a por lo menos dos de sus hermanos, ya que cuando es un caso de alto impacto, siempre deben entregar y testificar contra alguien, por ejemplo, Rey Zambada testificó contra el Chapo Guzmán, y en el caso de Ovidio debería dar detalles de gran parte de su estructura”, opinó Grillo.

Mike Vigil, ex jefe de operaciones de la DEA, y quien durante años se encargó de recabar evidencia para presentarlas a los fiscales para que robustecieran casos contra narcotraficantes, consideró que el hecho que Jeffrey Lichtman sea abogado de Ovidio, es que sin duda viene para negociar, y si le aconsejó declararse no culpable, para ver la evidencia que tienen, y si no es contundente, tal vez negocien.

“Pero yo como ex agente federal, te lo digo, los fiscales deben tener evidencia contundente contra Ovidio, además deben de tener los testimonios de colaboradores que eventualmente se van a carear con Ovidio si ellos deciden irse a juicio, además que yo me imagino que deben tener documentos, mensajes de texto, y si lo hayan culpable, lo mínimo van a ser 20 años, o cadena perpetua… yo me inclino más por esto ultimo, por la gravedad de las acusaciones”, dijo Vigil en entrevista con Ríodoce vía telefónica.

El ex agente de la DEA consideró que, debido a que Ovidio sólo tiene 33 años, la posibilidad de una negociación es inminente, porque a diferencia de su padre, el Ratón tiene toda una vida por delante, y si logra negociar y reducir su condena, le daría al menos tiempo para un día salir y rehacer su vida.

“El problema que va a tener Ovidio es que existe una crisis de fentanilo, y eso no lo va a ayudar, porque hay personas que han perdido a sus familiares, y eso va a ser muy negativo para él”, observó Vigil.

JEFFREY LICHTMAN. Tiempo de esperar.

Los testigos protegidos

Si como señala Lichtman, se deciden por enfrentar a la justicia estadounidense, Ovidio Guzmán López enfrentaría una docena de testimonios de testigos protegidos que están en poder de Estados Unidos, y quienes han dado su palabra de declarar contra integrantes de alto perfil de narcotraficantes aliados al Cártel de Sinaloa, incluyendo la facción de Los Chapitos.

Lea: Una extradición arrebatada; EU lo acusa de narcotráfico y ‘lavado’ y Ovidio se declara inocente

Además, de testigos protegidos, como Dámaso López Núñez, el Licenciado y su hijo Dámaso López Serrano, el Minilic, existen otros testigos protegidos que podrían testificar contra él, además de un grupo de informantes que, según la DEA, están dentro de la organización ligada a Ovidio Guzmán, que al menos una vez cada 15 días están informando al gobierno de Estados Unidos sobre lugares donde se mueve el resto de los hermanos.

“Son pistoleros o gente cercana a los hermanos, a quienes ubican y entonces los agarran para negociar con ellos, y una vez que ellos acceden los dejan libres, con la condición de que informen lo que pasa dentro de la organización, pero además les pagan mucho dinero para que les den toda la información que la DEA necesita, y así es como funciona esto”, reveló Vigil.

Lichtman no ha mencionado aún cual sería la estrategia que utilizarían en los próximos meses, si se inclinan por defenderse… pero según revelaron fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, lo que sigue es que la defensa conozca toda la supuesta evidencia que se tiene en contra del hijo del Chapo Guzmán, y a partir de lo que vean, tomen una decisión.

Desde hace meses, en Culiacán y sus inmediaciones ha bajado la producción de fentanilo, se presume que por órdenes de Los Chapitos, quienes estarían enviando mensajes a los gobiernos de México y los Estados Unidos, para atenuar las presiones sobre ellos. Sin embargo, éstas siguen y ahora el gobierno norteamericano ha anunciado que solicitará a México la extradición de los hermanos de Ovidio.

Ovidio Guzmán fue detenido el pasado 5 de enero en el poblado de Jesús María, 20 kilómetros al norte de Culiacán. Apenas el viernes 15 de septiembre fue extraditado a una corte federal del Distrito Norte de Illinois, y dos días después fue presentado ante un juez federal, y se declaró no culpable de los cargos que se le imputan, incluyendo tráfico, producción y distribución de fentanilo.

Los cargos los enfrenta en cinco cortes distintas, incluyendo el Distrito Norte de Illinois, el Distrito Sur de Nueva York, el Distrito de Columbia, el Distrito Sur de Texas, y el Distrito Judicial de Puerto Rico.

De irse a juicio y ser encontrado culpable, Guzmán López podría enfrentar cadena perpetua.

Artículo publicado el 24 de septiembre de 2023 en la edición 1078 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.