Luis Cresencio Sandoval, el general de los escándalos

LUIS CRESENCIO SANDOVAL. Balconeado.
Foto Andrea Murcia

Información obtenida por el colectivo Guacamaya, publicada por Proceso y MCCI, revelan el control que el titular de la Sedena mantiene sobre el Centro Nacional de Inteligencia y los viajes millonarios en familia

El 1 diciembre de 2018 fue nombrado secretario de la Defensa Nacional por el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Desde entonces Luis Cresencio Sandoval mantuvo un perfil bajo, acompañando al mandatario en sus giras y con apariciones constantes en las conferencias mañaneras, pero a partir de la filtración de documentos de la Sedena por parte del colectivo Guacamaya en septiembre de 2022, los escándalos lo persiguen.

Dos investigaciones recientes publicadas por la revista Proceso y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), evidencian que lejos de su callada y seria personalidad, el titular de la Sedena tomó el control del Centro Nacional de Inteligencia, pese a su naturaleza civil, y olvidó los principios de austeridad de la Cuarta Transformación, al realizar viajes millonarios al extranjero en compañía de su familia.

Sedena y el control de la inteligencia del Estado

Durante su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado un poder mayor a la Sedena al entregarle el control de las aduanas y aeropuertos, la construcción de las obras insignes de su administración, y la administración de los recursos humanos y tecnológicos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), pese a su naturaleza civil.

Sus intentos porque el Ejército también absorba el control de la Guardia Nacional, se encuentran detenidos actualmente por el reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que lo declaró inconstitucional.

Un reportaje del periodista de Proceso, Mathieu Tourliere, reveló que además de controlar el Centro Militar de Inteligencia, que opera el spyware Pegasus, la Sedena administra el CNI, anteriormente llamado Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), con lo que ahora tiene también bajo su batuta todo el aparato de inteligencia del Estado.

El CNI, señala la investigación, recopila la información que le envían de manera periódica los cinco Centros Regionales de Fusión de Inteligencia (Cerfi), donde agentes de la Sedena, Secretaría de Marina (Semar), Guardia Nacional (GN), Fiscalía General de la República (FGR) y del CNI operan poderosas herramientas de intervención.

“Sus capacidades tecnológicas son: Monitoreo técnico (Audios, CDR y geolocalizaciones), plataforma integral de inteligencia, análisis de vínculos, reconocimiento facial, acceso a redes sociales, reconocimiento de placas automotrices, recuperación de datos (forensia digital)”, planteó un oficio secreto de agosto de 2022, dirigido a Sandoval. El documento giraba en torno al Cerfi Centro, que opera en Iguala, Guerrero.

EL GENERAL SECRETARIO. Honores en el gabinete.

El oficio al que tuvo acceso Proceso, forma parte de los documentos hackeados por el colectivo Guacamaya, y establece que el Cerfi Centro cuenta con 14 analistas, quienes tienen la tarea fundamental de monitorear las Intervención de Comunicaciones Privadas (ICP), conectados a una plataforma tecnológica que permite acceder a los registros de llamadas, geolocalizaciones y de esta forma integrar paquetes de inteligencia operables (…) actualmente tiene 179 líneas en seguimiento”.

Desde mayo de 2020, los agentes del Cerfi suben la información obtenida a una “Plataforma Integral de Inteligencia”, que procesa los datos y permite elaborar diversos” productos”, como “tarjetas y notas informativas”, “alertas”, “diagnósticos” o “paquetes de inteligencia operable”.

Dicha plataforma es operada por el Centro Nacional de Fusión de Inteligencia (Cenfi), la cual opera desde la sede del CNI, en la Ciudad de México y es dirigido por Luis Rubén Sandoval Medina, hijo del general Sandoval.

El texto señala que el Cenfi y los Cerfi fueron creados durante el sexenio de Enrique Peña Nieto con la idea de centralizar los aparatos de inteligencia bajo la coordinación del Cisen, pero durante la administración de López Obrador, el CNI, de naturaleza civil, pasó al control al control de la Sedena.

Por su parte, el Cenfi, principal aparato de inteligencia del CNI, es dirigido por Luis Rubén Sandoval Medina, quien es civil, pero tiene un vínculo directo con su padre, el general Sandoval. El personal que labora en el Cenfi es principalmente militar.

En el caso del CNI, añade el reportaje, aún cuando es de naturaleza civil, está controlado por militares. Una propuesta elaborada por la Sedena para modificar un convenio de colaboración con el CNI de junio de 2018, hackeado por Gucamaya, mostró que los nombres los agentes civiles del Centro fueron sustituidos por el de militares de alto de rango y por Sandoval Medina, el hijo del general.

De los cinco Cerfi que operan en el país, tres están a cargo de la Sedena: el Centro, en Iguala -que antes operaba en el 27 Batallón de Infantería y ahora en el Campo Militar No 35-; el Noroeste, en Mazatlán; y el Noreste, en Apodaca. Dos se encuentran bajo el mando de la Semar: el Occidente, en Manzanillo, y el Sureste, en Coatzacoalcos.

Los militares adscritos al Cenfi y los Cerfi, y los que integran el CMI, forman parte de la Subjefatura de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN), que responde directamente al mando de general Sandoval.

El reportaje de Proceso menciona que toda la información sobre las áreas de inteligencia de la Sedena se encuentra reservada, incluido el Centro Militar de Inteligencia (CMI), que ha operado el spyware Pegasus desde 2011. Durante esta administración se documentó el uso de Pegasus contra los teléfonos del periodista Ricardo Raphael, otro de Animal Político, contra el activista tamaulipeco Raymundo Ramos Vázquez, Santiago Aguirre Espinosa y María Luisa Aguilar Rodríguez, ambos del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que da seguimiento al caso Ayotzinapa, así como contra cuatro funcionarios del Instituto Federal de la Defensoría Pública -incluyendo su titular, Netzaí Sandoval Ballesteros-, y contra el diputado Agustín Basave Alanís, de Movimiento Ciudadano.

Los viajes del general

En un discurso pronunciado días después de asumir el cargo, en diciembre de 2018, en la Quinta Región Militar, en La Mojonera, Jalisco, Sandoval señaló que la Sedena entraría en un nuevo esquema de austeridad, que incluiría entre otros, la reducción de los gastos en pasajes.

“Les repito, esta es una administración que se va a caracterizar por la austeridad, por el combate a la corrupción, también va a exigir que haya transparencia, entonces debemos de cuidar todos los recursos humanos, materiales, el dinero, los vehículos, los aviones”, dijo.

Pero una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad en alianza con Fábrica de Periodismo realizada por el periodista Ignacio Rodríguez Reyna y difundida el 17 de abril, reveló que el general dejó a un lado la austeridad al realizar viajes millonarios al extranjero, en ocasiones acompañado de su esposa, hija, hijo, nuera, nieta y a veces su consuegra.

La información también fue obtenida por el periodista, de documentos hackeados por el grupo Guacamaya, y señala que los viajes del titular de la Sedena se realizaron en jets del Ejército, se hospedaron en hoteles de alta gama, y contaron con comidas y cenas en buenos restaurantes, viáticos en suficiencia y visitas a museos y lugares emblemáticos de las ciudades visitadas.

Durante los viajes a Nueva York, Moscú, Florencia, EU o Milán, además lo acompaña un grupo de al menos diez militares, entre ayudantes de campo, asistentes para él y para su esposa, jefe de seguridad, médico, enfermera, intérprete, además de los efectivos encargados de la avanzada.

La investigación da cuenta de un viaje prenavideño de 2021 con el título “Gira de trabajo en New York, EUA | Dic. 2021”, y que incluía una lista de los “invitados”, pero al que solo viajaron los invitados y ayudantes militares.

Elaborado con recomendaciones del asesor militar de México en la ONU, el documento de 33 páginas detalla con minuciosidad y cuidado los horarios y las actividades que la familia Sandoval Medina y sus ordenanzas realizarían los días posteriores a su arribo.

Según la agenda, la estancia tendría visitas a museos emblemáticos, maravillas arquitectónicas de la ciudad, centros comerciales premium, hotel de muchas estrellas.

El grupo se alojaría en el Westin New York Grand Central. Y el sábado 4 de diciembre el itinerario preveía visita al edificio Hudson Yards, el Mirador Edge y la Torre Vessel. Luego recorridos al Grand Terminal Central, el Bryant Park y paseo por el High Line Park, al Artechouse NYC y una visita al Starbucks Reserve Roastery New York.

Del Hudson Yards, los militares que elaboraron la agenda dicen: “Ubicado sobre las vías férreas, es un megacentro comercial, cuenta con restaurantes de chefs reconocidos, como David Chang y José Andrés, y alberga la primera tienda Neiman Marcus de la ciudad. También llaman la atención la imponente escultura New York’s Staircase (conocida como Vessel) y The Shed, un innovador centro de artes escénicas y visuales”.

Destacan las recomendaciones sobre Edge: “Es la terraza al aire libre más alta del hemisferio occidental con un diseño único. Suspendida en el aire, da la sensación de estar flotando en el cielo con vistas de 360 grados que no encontrará en ningún otro lugar. Desde el piso de cristal se pueden mirar 100 pisos para abajo, además de apreciar la ciudad por las paredes de cristal inclinadas”.

Y acerca de la Torre Vessel: “Es una estructura y punto de atracción del Plan de Desarrollo de Hudson Yards en Manhattan. La estructura, que asemeja un complejo patrón de panel de abejas, se eleva 16 pisos y consiste de 154 secciones de escaleras, 2 mil 500 peldaños, y 80 plataformas para visitantes. Es el principal punto de atracción de la plaza pública de Hudson Yards”.

Las referencias a los lugares recomendados van acompañadas de imágenes. Lo mismo ocurre con los planes para el domingo 5 de diciembre donde se mencionan paseos al Central Park, el Rockefeller Center, Little Island y, finalmente la zona de compras en el Woodbury Common Premium Outlets.

Del lunes 6 al viernes 10 de diciembre, el programa menciona actividades privadas. Y el sábado 11 de diciembre se prevé que asistan al evento que originalmente motivaba la visita a Nueva York: el clásico de futbol americano entre los equipos del Ejército y la Marina de Estados Unidos.

CON EL PRESIDENTE AMLO. Poder sin límites. Foto: Presidencia/Cuartoscuro.

Después de presenciar el partido en el Met Life Stadium, en el que ocuparían los asientos del 9 al 18 de la fila 5, se aconsejaba un paseo por Times Square. La mañana del domingo el desayuno sería en el hotel, para luego realizar el traslado al aeropuerto, donde abordarían el avión para regresar a México.

No se sabe si lo hicieron en un vuelo comercial o en el jet militar porque los correos tienen información contradictoria: en uno de ellos, se menciona que regresarían en el vuelo 0409 de Aeroméxico; y en el otro, con los detalles de la agenda, se dice que usarían el Gulfstream G-550 del Ejército mexicano. En cualquier caso, para el 12 de diciembre estarían de regreso en México.

En otro documento se explica en detalle el itinerario para un viaje para un grupo de siete adultos y un menor de edad el martes 21 de junio a Roma.

La agenda incluye una estancia de 14 días, de los cuales cinco serán en Roma, tres en Florencia, tres en Venecia y tres en Milán. En el cuadro se enlistan algunas actividades y sitios a visitar en cada una de las ciudades, desde la audiencia papal de los miércoles en la Plaza de San Pedro, el Coliseo y los Foros Imperiales, hasta el Palazzo Vechio, la Torre de Pisa, el Palacio Ducal o el Duomo de Milán.

El esquema no menciona hoteles en particular, pero sí hace énfasis en que los desayunos se pueden tomar en donde se aloje el grupo y las comidas en restaurantes aledaños a los lugares a visitar.

Sobre el transporte, se propone usar trenes para viajar de una ciudad a otra y contratar vehículos en cada localidad. Aun así, considera la posibilidad de que se utilicen servicios de transporte terrestre para todo el viaje.

La idea de que la comitiva se transportara en trenes de alta velocidad, pero “a bordo de un vagón ejecutivo, exclusivo para la comitiva a fin de garantizar la comodidad y seguridad evitando aglomeración con otros pasajeros”.

No se eligieron los hoteles al azar. En Roma se decidió que el alojamiento fuera en un palacio, el Anantara Palazzo Naiadi, ubicado en la Piazza della Repubblica. En Florencia se pernoctaría en el Westin Excelsior; se eligieron el exclusivo St Regis en Venecia y el Park Hyatt en Milán.

En el calendario se programaron visitas, recorridos, y paradas en boutiques y tiendas de ropa de diseñador como Gucci, Balenciaga, Salvatore Ferragamo, Valentino, Prada, Versace, Bulgari y Celine, entre otros, señala el reportaje.

Las comidas serían en lugares como Martini Dolce & Gabbana (Milán), el restaurante Antico Pignolo (Venecía) o el Café Rivoire (Florencia).

“Al final, el presupuesto de la visita familiar a Italia, sólo por hospedaje y transporte, sin incluir comidas ni compras adicionales, se cerró en 2 millones 431 mil pesos, de los cuales un millón 684 mil correspondieron a los hoteles”, añade el texto de Rodríguez Reyna.

“En números simples, el grupo gastó 173 mil 600 pesos cada uno de los 14 días que duró el viaje. De esa cifra, 120 mil 285 pesos se usaron cada día para pagar hospedaje. A eso habrá que sumar comidas y el costo de los vuelos de Ciudad de México-París-Roma y Milán-París-Ciudad de México.”

La información también da cuenta de un viaje realizado por el titular de la Sedena, su esposa, hijos y nuera (identificada como Osiris), su ayudante general, la esposa de éste, así como la ayudante de su esposa, a Nueva York, donde asistieron a un juego de basquetbol el 30 de marzo de 2019, en el Madison Square Garden, que incluyó una cena en el The View, localizado en lo alto del hotel Marriot Marquis, en Manhattan. Las reseñas de los especialistas coinciden: el costo promedio de 125 dólares (unos 2 mil 500 pesos) por persona refleja la relación precio-calidad.

Con apenas cuatro meses en el cargo, el general y su comitiva habían llegado dos días antes a Nueva York, en donde él asistiría a la “Conferencia Ministerial de Jefes de Defensa de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas”.

El propio general Sandoval publicó un mensaje al respecto en su cuenta de Twitter: “Participando en la ‘Primera Reunión Ministerial de Operaciones de Mantenimiento de la Paz’, refrendando el compromiso internacional de México en la Organización de las Naciones Unidas, #NuevaYork, EUA.”

La investigación añade que a pesar de la parcialidad de los datos públicos, los reportes de gasto que hace la Sedena dejan constancia de que el Ejército no destina poco a viáticos. El año pasado gastó 459.9 millones de pesos por este concepto solamente en el extranjero.

“Y aunque los cientos de correos electrónicos examinados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad en alianza con Fábrica de Periodismo proporcionan minuciosos detalles sobre los preparativos y los viajes, su revisión no permite determinar de manera fehaciente si, por ejemplo, los vuelos de la familia del general Sandoval hechos en Clase Premier a Nueva York son parte de los 3 mil 800 vuelos internacionales que la Sedena contrató con Aeroméxico en junio de 2019 por 85 millones de pesos”, señala.

“La falta de información en el ejercicio del cada vez mayor presupuesto militar impide conocer más sobre estos viajes: tampoco es posible saber, por ejemplo, si los 2 millones 489 mil pesos pagados por una estancia de dos semanas en cuatro ciudades italianas, en las que el hospedaje se realizó en palacios y exclusivos hoteles, salieron de la tesorería del Ejército”.

Artículo publicado el 30 de abril de 2023 en la edición 1057 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Policías jubilados y viudas de policías se manifestaron en palacio de gobierno, piden la homologación de sueldos y el pago justo a las viudas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.