Los efectos negativos del bajo porcentaje de grasa corporal

grasa

Al otro extremo de la obesidad, allá donde muchos quieren estar y pocos lo logran, también existen los problemas de salud.

Contrario a lo que se ve, un cuerpo extremadamente magro puede tener serios problemas de salud. No hablamos solo de desnutrición, sino de porcentajes muy bajos de grasa corporal y da igual si se es musculoso o no, el punto es cuánta grasa hay presente.

Los niveles de grasa corporal esenciales, es decir, que con menos que eso podemos morir, son de tres por ciento fijo para hombres y entre el ocho y 12 por ciento para mujeres. El hecho de que el nivel esencial en mujeres sea variable es por las funciones reproductivas que pudieran llegar a tener.

En el caso de los valores normales de grasa, arrojan una media de entre el 10 y 20 por ciento en hombres y el 18 y 28 por ciento en mujeres. Estos valores no tienen que ser confundidos con el índice de masa corporal.

Niveles muy bajos, señal de problemas

“Un porcentaje de grasa corporal por debajo del cinco por ciento se considera una señal de advertencia de mala salud, incluso en atletas de élite”, dice Georgie Fear, autora del libro Hábitos esbeltos para perder peso de por vida.

“Los fisicoculturistas masculinos suelen estar por debajo del cinco por ciento para competir, pero no se queden ahí fuera de temporada”. Esto se debe a que la grasa corporal es fundamental para mantener todo el cuerpo bajo control, incluidos los sistemas cardiovascular, endocrino, reproductivo, esquelético y nervioso central. Sin suficiente grasa corporal, todos se vuelven locos.

Complicaciones menores

Una de las complicaciones más comunes es la de la pérdida de energía. “Cuando se agota la grasa, no tiene reservas de energía y su cuerpo no puede funcionar a niveles óptimos debido al hecho de que está hambriento de energía”, menciona el cardiólogo Kevin Campbell, miembro del Colegio Americano de Cardiología.

Además, las grasas juegan un papel importante en la regulación de la temperatura corporal. Las personas con muy poca grasa corporal pueden quejarse de tener frío todo el tiempo. Las disfunciones de la tiroides, que también pueden surgir en hombres con porcentajes de grasa corporal demasiado bajos, también podrían disminuir su termostato interno.

Otro factor a tomar en cuenta es la carga social de llevar un régimen tan estricto para bajar los niveles de grasa corporal. El aislamiento y el conteo de calorías constantes pueden convertirse en una verdadera calamidad.

“Las grasas son importantes para la función neurológica. Tener niveles bajos de ácidos grasos esenciales que su cerebro necesita con urgencia para obtener energía puede provocar irritabilidad y cambios de humor severos”, agrega Campbell.

Complicaciones mayores

Los niveles muy bajos de grasa corporal pueden volverte propenso a graves problemas cardiacos.

Un estudio publicado en el International Periódico de Deportes Fisiología y Desempeño, indicó que cuando los fisicoculturistas se preparaban para la competencia al reducir su grasa corporal, su frecuencia cardíaca bajó a 27 latidos por minuto. La frecuencia cardíaca muy baja, puede provocar mareos, desmayos y paro cardíaco. Otros desequilibrios de electrolitos relacionados con un porcentaje de grasa demasiado bajo, pueden provocar arritmias cardíacas y muerte cardíaca súbita.

“Tener un porcentaje de grasa corporal extremadamente bajo puede afectar la capacidad del sistema cardiovascular para funcionar normalmente”, afirma Campbell.

Un factor más que afecta severamente es a nivel óseo. Cuando el porcentaje de grasa corporal y el peso bajan demasiado, se interfiere la capacidad de absorber y utilizar adecuadamente el calcio y la vitamina D.

“Se ha demostrado que los atletas en deportes de categorías de peso que luchan por niveles extremos de delgadez, presentan baja densidad ósea, en algunos casos siendo diagnosticados con osteoporosis”, dice Fear.

Por otra parte, y volviendo a lo mental, existen consecuencias serias. En este caso lo clasificamos en el apartado de complicaciones mayores por todo lo que la salud mental desencadena. Los bajos niveles de ácidos grasos esenciales en el cerebro también pueden provocar problemas para concentrarse y fatiga mental. Mientras tanto, los niveles de energía generalmente bajos no lo ayudan a rendir mejor en el trabajo, uno de los principales disparadores de estrés en la actualidad.

Artículo publicado el 16 de octubre de 2022 en la edición 1029 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Policías jubilados y viudas de policías se manifestaron en palacio de gobierno, piden la homologación de sueldos y el pago justo a las viudas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.