Gobierno en Movimiento, el ocaso de Malova

 
 
En su 46 edición, el programa de audiencias públicas de Malova recibió apenas a 2 mil, personas luego de años en los que alcanzó hasta 19 mil 500 atenciones en un día
 
 
 
 
Incrédulo, Malova pregunta a uno de sus colaboradores: “¿Eso significaría que solamente vinieron dos mil gentes aquí?, Yo no creo eso”, insiste.
Son los últimos minutos de la 46 edición de Gobierno en Movimiento, la cuarta en la capital del Estado, la segunda del 2016.  Mario López Valdez, el protagonista del multitudinario evento que se ha realizado desde que comenzó su administración, no puede creer la escasa asistencia que alcanzó ese caluroso día de febrero.
Atrás quedaron las interminables filas para acceder al lugar, los ríos de gente empujándose para alcanzar algún regalo, un apoyo, aunque sea una botella de agua. Malova ya no baila, ni reparte besos entre los asistentes, ya nadie le pide que lo haga.
Las instalaciones de la Feria Ganadera de Culiacán han sido acondicionadas para recibir a más de 10 mil ciudadanos, la asistencia promedio que registraron los tres actos de este tipo anteriores, que se realizaron en Culiacán.
Canchas inflables de futbol, ring de boxeo y brincolines reciben a los visitantes que ingresan a la Feria Ganadera. Son los mismos juegos que en cada edición instala el Instituto Sinaloense del Deporte, para que niños y jóvenes que acompañan a sus mamás se entretengan un rato.
En esta ocasión, media hora después de que comenzó el evento, los juegos están vacíos.
En el primer mes de su gobierno, un 30 de enero de 2011, Culiacán vio nacer al primer gobierno en movimiento de Malova. Cinco años más tarde, Culiacán también vería su ocaso.
Aquella mañana del 2011, la 10 de mayo, una colonia de media marginación en la capital del Estado, fue la anfitriona de miles de ciudadanos que lloraban al relatarle al gobernador sus tragedias, ciudadanos que recibían dinero en efectivo para poner sus negocios, pagar la luz o hasta comprar una casa.
Eran escuchados por un Malova atento, cariñoso, ocurrente. Un gobernador que de repente se subía a una bicicleta y daba unas vueltas alrededor del escenario, antes de regalársela a un niño de escasos recursos que la utilizaría para ir a su escuela.
Han pasado cinco años y Malova ya no sube al ring de boxeo, ni se coloca la máscara de luchador o los guantes para jugar con los niños y posar a las cámaras.
Pero lo que sí continúa cinco años después, es su tradicional recorrido inicial.
Con micrófono en mano, Malova relata paso a paso, cada uno de los servicios que se ofrecen en los stands exteriores, su voz se escucha por toda la Feria Ganadera.
Acompañado por su equipo de prensa, sus escoltas y algunos funcionarios, el mandatario visita el módulo de mastografías, el de rehabilitación física, las carpas donde se corta el cabello de forma gratuita y la explanada donde la gente del DIF reparte despensas y ropa. Felicita a la directora del Registro Civil y aplaude el espectáculo cultural montado por los artistas del Instituto Sinaloense de la Cultura.
Es el mismo recorrido que ha hecho en 46 ocasiones, casi siempre perseguido por decenas de fotógrafos y reporteros que se empujan unos a otros, a la expectativa de la nueva ocurrencia del mandatario. Pero este sábado de febrero, la prensa ya no lo acompaña, la mayoría esperan sentados adentro de la carpa central, otros ni siquiera acudieron.
De acuerdo con datos recogidos por el Sistema “SUA”, usado en los eventos de Gobierno en Movimiento y desarrollado por la Subsecretaría de Desarrollo Tecnológico, el 24 de noviembre de 2012 en Villa Unión, sindicatura de Mazatlán, se registró el evento con mayor afluencia de los cinco años, cuando hubo 19 mil 543 peticiones atendidas. Badiraguato y San Ignacio, también en 2012, siguen en segundo y tercer lugar, con 18 mil 703 y 15 mil 902 peticiones, respectivamente.
El pasado sábado 20 de febrero, Malova concluyó su gobierno en movimiento con un recorrido por los cubículos de cada una de sus dependencias; uno a uno, preguntó cuántas atenciones brindaron sus funcionarios. Las respuestas se escucharon por todo el recinto.
La Procuraduría de Justicia del Estado atendió a una persona, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado recibió a tres personas, en la Secretaría de Turismo se escucharon a otras tres personas, mientras que la Junta de Agua Potable de Culiacán resolvió 11 atenciones.
En un solo cubículo, juntas, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, Firco, Semarnat, Sagarpa, Conagua y Financiera Nacional, apenas recibieron a cuatro personas.
 
 
 
 
 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.