Estrada regaló carros para rifas y pagó festejos del Stasac; Juan de Dios Gámez hará lo mismo

Estrada regaló carros para rifas y pagó festejos del Stasac; Juan de Dios Gámez hará lo mismo

Al igual que el entonces alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, la administración municipal de Jesús Estrada Ferreiro compró con dinero de la comuna un par de vehículos para regalarlos en un festejo.

Por comprar autos con dinero del municipio para regalarlos en un festejo del Día de las Madres, el caso del “Químico” Benítez fue llevado por la ASE a los juzgados, en donde sigue un proceso legal.

Lea: ‘Malova’ hereda más de 2 mil mdp en deudas y Rocha entrega obras sin concluir y contratos sin licitar, dice la ASE

La compra del gobierno municipal de Culiacán fue detectada por la Auditoría Superior del Estado, al encontrarse con la póliza DDL00000133 de fecha 29 de abril 2022 con el proveedor Culiacán Motors SA de CV por un total de 502 mil pesos, por concepto de compra de dos automóviles Chevrolet Aveo.

Para justificar la compra, se presentaron entonces la cotización a tres proveedores, se incluyó un acta del Subcomité de Adquisiciones con fecha del 21 de abril de 2022, en el que asentó la autorización para la compra de los vehículos para el festejo del aniversario del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán.

Los auditores, quienes revisaron la cuenta pública del 2022, encontraron en el expediente las fotografías del evento del festejo del aniversario del sindicato con la entrega de los dos automóviles al personal sindicalizado.

Aunque la adquisiciones están amparadas en la cláusula 75 del Contrato Colectivo de Trabajo celebrado entre el Municipio de Culiacán y el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán, la ASE consideró que dicha adquisición contraviene la normatividad en materia de vehículos, ya que solo se deben adquirir unidades nuevas que resulten indispensables para destinarse en forma exclusiva al uso oficial, presten directamente servicios públicos a la población, actividades de seguridad pública o bien para actividades productivas.

La citada cláusula está contenida en el Contrato Colectivo de Trabajo que había sido firmado en el 30 de noviembre de 2019, que establece que el Ayuntamiento donará al sindicato dos vehículos para sortearse a los trabajadores activos y jubilados en el marco de los festejos de la organización sindical.

La misma cláusula fue renovada en diciembre de 2022 por el actual alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil.

Entre las condiciones están que los vehículos sean del mismo año que cuando se realice el festejo, motor de cuatro cilindros, capacidad para cinco pasajeros, dirección hidráulica o superior, y con aire acondicionado.

En los gastos observados por la ASE figuran también 424 mil 560 pesos como apoyo económico para los festejos de aniversario del sindicato. El monto incluyó la renta del local, mobiliario, banquete, bebidas, iluminación, baños portátiles, según se asentó en una cotización emitida por el proveedor Hacienda del Lago Encantado. La ASE consideró que el gasto fue injustificado, ya que en el contrato colectivo solo señala que en los festejos que se realizan en mayo por el aniversario del Sindicato de Trabajadores, se entregue un objeto simbólico (medalla, reloj y/o placa) a quienes hayan obtenido su jubilación como un reconocimiento al esfuerzo.

Lea: ASE: Ayuntamientos se saltan procedimientos y privilegian adjudicación directa

A lo anterior se suma que el monto de 424 mil 560 no fue pagado al proveedor, sino fue realizado mediante la transferencia bancaria número 243060 registrada en póliza de egreso EFG0000036 del 11 de mayo de 2022, a favor del Sindicato de Trabajadores al Servicio de Ayuntamiento de Culiacán (STASAC).

Al sindicato, el Ayuntamiento de Culiacán también entregó un total de 7 mil 500 para ganadores de un concurso de Altares de Muertos, lo que consideró la ASE improcedente, ya que tal aportación no está contenida como una prestación del Contrato Colectivo de Trabajo.

En los gastos observados por la ASE se encuentran también 5.9 millones de pesos por concepto de uniformes al proveedor Jorge Efrén Sánchez Cázares, por un contrato celebrado entre el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán y el Ayuntamiento de Culiacán.

Dicha compra debió haber sido licitada mediante convocatoria pública, y no realizada mediante la cotización a tres proveedores, señalaron los auditores al realizar la fiscalización de la cuenta pública 2022.

Aunque la ASE no hizo alguna observación sobre el costo de los uniformes que el Ayuntamiento adquirió, llaman la atención los montos asentados en la operación de compra venta, por la cual fue operada la póliza DD000051, cuando ya había asumido la alcaldía Juan de Dios Gámez Mendivil.

El proveedor que fue contratado para la compra de los uniformes para el personal sindicalizado del Ayuntamiento de Culiacán es el mismo que en abril de 2020, en pleno confinamiento por motivo de COVID-19, vendió al mismo gobierno municipal un ventilador volumétrico pedriático-adulto marco Philips, modelo Trilogy 200.

En su momento, Ríodoce dio a conocer que ese ventilador junto con otro equipo fue comprado con sobreprecio inicialmente para el uso de trabajadores del Ayuntamiento y del DIF Culiacán, aunque se denunció que habían quedado en bodegas sin uso; la versión oficial fue que nadie los había solicitado.

Por su parte, el entonces alcalde, Jesús Estrada Ferreiro, dijo que los respiradores estaban en el DIF Sinaloa y disponibles en el Covitario, y que los gastos se habían realizado del presupuesto extraordinario para hacer frente a la pandemia.

Dentro del material de uniformes comprados a ese mismo proveedor, destaca la adquisición de zapatos para caballero y dama con un precio de 1 mil 270 pesos, cada uno.

El documento del contrato colectivo establece que será el sindicato quien seleccione los uniformes de los trabajadores sindicalizados, en tanto que el Ayuntamiento de Culiacán debe expedir los recursos del gasto.

En total, la ASE emitió 138 observaciones a la cuenta pública de Culiacán 2022 y 34 pliegos de observaciones en las que se presume un daño a la hacienda pública, con recuperaciones probables de 129.5 millones de pesos.

Entre otros daños se encuentra el no haber pagado a tiempo y forma las cuotas obrero patronales al IMSS; pagos con recursos del gobierno federal que no está beneficiando a la población en extrema pobreza y rezago social porque las obras no están incluidas ni operando.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.