Futuro de Ovidio Guzmán, en manos de la SRE

ovidio cuadro

Juez exige a la cancillería definir si el hijo del ‘Chapo’ Guzmán será extraditado a EU

El futuro de Ovidio Guzmán López quedó en manos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), luego que un juez federal exigiera a esa dependencia determinar si el hijo de Joaquín el Chapo Guzmán, será extraditado a EU, donde se le acusa de los delitos de tráfico de fentanilo, lavado de dinero y portación ilegal de armas de fuego.

Lea: El ‘Cholo Iván’, pieza clave para los gringos en juicio contra Ovidio Guzmán

De acuerdo a información publicada por el periódico El Universal, Rogelio Díaz Villarreal, juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales del Estado de México, habría solicitado a la SRE resolver si concede o rehúsa la extradición solicitada por EU.

De aprobarse la extradición del narcotraficante, ésta sería de inmediato, y el juicio en una corte federal del Distrito Sur de Nueva York, podría coincidir con las elecciones presidenciales en Estados Unidos del 5 de noviembre de 2024.

Una semana antes, el mismo juez había negado a Guzmán López un amparo para evitar su extradición, pero tras una serie de vías legales interpuestas por la defensa, el juez Díaz Villarreal decidió que debía ser la SRE la que decida si la extradición procedía, o si se detenía de manera permanente, pues apenas el pasado mes de febrero, otro juez había otorgado la suspensión que evitaba la extradición del narcotraficante.

Esa medida, sin embargo, quedó sin efecto un mes después, luego de las presiones de EU, que lo señala como uno de los principales traficantes de fentanilo a ese país.

El juicio del milenio

De ser extraditado y decidir irse a juicio, Guzmán López deberá de carearse con narcotraficantes que en su momento operaron para el Chapo, y que decidieron cooperar con el gobierno estadounidense a cambio de condenas menos severas.

“Es claro que EU ya tiene a esos narcotraficantes en su poder, con quienes ya tienen acuerdos, y quienes les han dicho que conocen todo lo que Ovidio hacía, conocen su forma de operar, si ordenó homicidios, y estarían dispuestas a carearse con él para decirle en su cara la forma en que traficaba con fentanilo”, dijo Mike Vigil, antiguo jefe de operaciones de la DEA en México.

Según fuentes relacionadas con el aparato de justicia de EU, la DEA dependería exclusivamente de exnarcotraficantes que estuvieron ligados a la facción del Chapo, para carearse con ellos, y como ocurriría en el juicio contra Genaro García Luna, ni siquiera necesitarán presentar pruebas para procesarlo, pues bastó con todo el poder que mostró su facción cuando rescataron a Ovidio en octubre de 2019, cuando más de mil pistoleros sitiaron la ciudad de Culiacán para exigir al gobierno mexicano que lo liberara.

De carácter personal

Para nadie es un secreto que EU asumió el arresto de Joaquín el Chapo Guzmán como algo personal. O como dijera el agente que estuvo a cargo de la investigación para su captura, Derek Maltz, detener a cualquiera de los Guzmán era como un trofeo que presumirían el resto de sus vidas.

“El arresto de cualquiera de ellos es como ganar el súper tazón, es tener en tus vitrinas el más grande trofeo”, dijo Maltz durante una entrevista para la televisión estadounidense. Sin embargo, según ha trascendido, quienes colaboran con la DEA y el gobierno estadounidense no tienen pruebas concretas, solo lo que informan a los agentes de EU: que Los Chapitos son quienes realmente están a cargo de toda la manufactura de fentanilo en Sinaloa.

Ante esas acusaciones, y la presión de ser acusados por el gobierno de Estados Unidos de ser los principales productores y traficantes de fentanilo, los hijos de Guzmán Loera enviaron hace algunos meses una carta a un noticiero nacional alegando que ellos no eran quienes producían dicha droga, pero que sí existían muchas personas que lo hacían y que no tenían ningún nexo con ellos.

Lo que siguió, según confirmaron personas que pertenecen al mundo criminal en Sinaloa, fue que los principales jerarcas que conforman el Cártel de Sinaloa ordenaron que ya no se produjera fentanilo en los alrededores de Culiacán, y quienes no obedecieran el llamado, enfrentarían las consecuencias.

Pocas semanas después, cocineros de esa droga fueron encontrados muertos, cubiertos con pastillas de fentanilo. Fuentes de Ríodoce confirmaron que se trataba de cocineros que habían decidido no obedecer al cártel.

Las acusaciones

El expediente 23-cr-042, acusa a Ovidio Guzmán de ser uno de los principales líderes en la fabricación, distribución y posesión con la intención de distribuir una sustancia controlada, con la intención de traficar fentanilo, “aun cuando sabía que dicha sustancia sería importada ilegalmente a los Estados Unidos”.

“Además, el acusado usó y portó armas de fuego a sabiendas y, para promover tales delitos, y ayudó e instigó el uso, porte y posesión de armas de fuego, a saber, ametralladoras que eran capaces de disparar automáticamente más de un tiro, sin recarga manual, por una sola función del gatillo, así como por dispositivos destructivos”, se lee en el expediente.

Referente a la acusación sobre lavado de dinero, el expediente agrega: Ovidio Guzmán, junto con otros, conocidos y desconocidos, al menos uno de los cuales ha sido llevado al Distrito Sur de Nueva York, a sabiendas e intencionalmente se combinaron, conspiraron, confederaron y acordaron juntos y entre sí para cometer delitos relacionados con lavado de dinero.

Los delitos por los que Ovidio es acusado, lo llevarían a enfrentar una condena mínima de 25 años de cárcel a una pena máxima de cadena perpetua de ser encontrado culpable, y como ocurriera con su padre, podría purgar su condena en una cárcel de máxima seguridad.

Guzmán López es también requerido por una corte federal del Distrito de Columbia, donde enfrenta cargos por tráfico de fentanilo, metanfetaminas y mariguana.

Artículo publicado el 03 e septiembre de 2023 en la edición 1075 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.