En Sinaloa se reduce la pobreza, pero aumentan carencias de salud, educación y vivienda

POBREZA. Marginación en las periferias. Foto: Cuartoscuro Rashide Frias

En Sinaloa de 2020 a 2022 se redujo la población en situación de pobreza un 6.5 por ciento y en pobreza extrema un .6 por ciento, pero aumentó la población vulnerable por carencias sociales un 3.5 por ciento, principalmente en los indicadores de acceso a los servicios de salud, educación, y de calidad y espacios de la vivienda.

En el informe de resultados de la medición multidimensional de la pobreza 2022, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el estado sigue la tendencia nacional en la mayoría de los indicadores analizados, a diferencia de los referentes a carencia por calidad y espacios de la vivienda, donde no se presentó una reducción sino un incremento de .1 por ciento, es decir que a diferencia de hace dos años, actualmente hay 8 mil 500 personas más con dichas carencias.

185 mil menos pobres

De acuerdo al Coneval, en el mismo periodo, en Sinaloa el porcentaje de la población en situación de pobreza disminuyó de 28.1 a 21.6 por ciento, es decir que pasó de 853 mil personas a 668 mil. Esto significa que 185 mil personas salieron de la línea de pobreza y dejaron de tener al menos una carencia social y un ingreso mensual insuficiente para adquirir alimentos, bienes y servicios necesarios.

Al comparar los datos de 2018 al 2022, que comprende el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el porcentaje de personas en situación de pobreza se redujo 9.4 por ciento en el estado.

En cuanto a la población en pobreza extrema, es decir, quienes tienen un ingreso inferior al valor de la canasta alimentaria y que presentan al menos tres carencias sociales, se redujo de 2.4 a 1.8 por ciento, lo que representa que de 73 mil personas que se encontraban en dicha condición en el año 2020, en 2022 había 55 mil, es decir 18 mil menos.

Al igual que a nivel nacional, en Sinaloa el porcentaje de la población con al menos tres carencias sociales se incrementó de 14.8 a 15.1 por ciento. Es decir que de 450 mil personas que se encontraban en ese parámetro, en dos años se incrementó a 467 mil.

El Coneval señala que entre 2018 y 2022, el porcentaje de la población con ingreso inferior a la Línea de Pobreza por Ingresos (LPI) (valor monetario de la canasta alimentaria más la canasta no alimentaria) pasó de 38 a 28.3 por ciento en el estado, es decir, el número de personas en esta situación pasó de 1 millón 137 mil a 874 mil 100. Lo que implica que, en 2022, aproximadamente 28 de cada 100 personas en Sinaloa no contaban con los recursos suficientes para adquirir los bienes y servicios para satisfacer sus necesidades (alimentarias y no alimentarias); es decir personas con un ingreso inferior a 4 mil 158.35 pesos mensuales para las zonas urbanas y 2 mil 970.76 mensuales para zonas rurales.

En cuanto al porcentaje de la población con un ingreso inferior a la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) (valor monetario de la canasta alimentaria) pasó de 5.3 a 4.5 por ciento entre 2018 y 2022, lo que representó un cambio de 157 mil 300 a 138 mil 200 personas que no pueden adquirir los productos de la canasta alimentaria, es decir quienes tienen un ingreso inferior a 2 mil 086.21 y 1 mil 600.18 pesos mensuales en zonas urbanas y rurales, respectivamente.

Aumentan carencias sociales

Mientras en el estado el número de personas con al menos una carencia social se redujo entre 2020 y 2022 de 60.1 a 57.2 por ciento, al pasar de 1 millón 828 mil 600 a 1 millón 765 mil 200, el porcentaje de personas con al menos tres carencias sociales aumentó de 14.8 a 15.1 por ciento, es decir que de 450 mil 100 personas que se encontraban en dicha condición pasó a 467 mil 600.

En el mismo periodo, el porcentaje de la población con rezago educativo pasó de 16.8 por ciento a 17 por ciento, lo que equivale a que la población en esta situación pasó de 512 mil 400 a 525 mil personas en esta situación durante este periodo.

Las personas que presentaron carencia por acceso a los servicios de salud pasaron de 19.6 por ciento a 26.6 por ciento entre 2020 y 2022, es decir, de 595 mil 400 a 820 mil 600 personas en esta situación, respectivamente.

El porcentaje de personas con carencia por acceso a la seguridad social pasó de 39.2 a 39.1, que se traduce en un cambio de 1 millón 191 mil 300 a 1 millón 208 mil 100 personas que presentaron esta carencia en este periodo.

A nivel nacional se presentó una reducción en la población con carencia por calidad y espacios de la vivienda, pero en Sinaloa aumentó, al pasar de 7 a 7.1 por ciento, que en términos poblacionales representó pasar de 212 mil 100 a 220 mil 600 personas en dicha condición.

Las personas con carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda pasaron de representar 11.7 por ciento de la población en 2020 al 9.7 en 2022, lo que significa que de 359 mil 900 se redujo a 298 mil 900 personas en esta situación.

El porcentaje de la población que presentó carencia por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad pasó de 22.1 a 17.3 por ciento entre 2020 y 2022, es decir, de 671 mil 100 pasó a 533 mil 900 personas en esta situación, respectivamente.

Artículo publicado el 13 de agosto de 2023 en la edición 1072 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.