martes, diciembre 6, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

La foto con De Mauleón

EU LOS CABLES PUBLICADOS. Y desmentidos por EU.

El fin de semana pasado al ver la andanada insensata de ataques contra el escritor y periodista Héctor de Mauleón, decidí subir a mi muro de Facebook una foto con él y su pareja, de hace unos dos meses cuando visitaron Mazatlán y me lo presentó el también escritor Juan José Rodríguez, en la ya mítica Fonda de Chalío ubicada en el Paseo de Olas Altas.

Compartimos unas cervezas y charlamos sobre temas del puerto, interesándose por el de las desapariciones forzadas —ese cáncer que carcome a México porque deja decenas de miles de familias rotas— y le comenté un caso que conozco de cerca, por lo que me pidió un teléfono para contactar a la madre de ese desaparecido.

La contactó y unos días después publicó un artículo sobre este caso en el diario El Universal, donde relata el sufrimiento de esta familia que a tres años de la desaparición y a pesar, de que se han tocado todas las puertas habidas y por haber, no han obtenido ningún resultado de las “investigaciones” realizadas por las autoridades del gobierno del estado.

Técnicamente es el mismo destino que tienen los miles de desaparecidos con los anteriores y actuales gobernantes.

No hay diferencia con la fiscalía del gobierno de la 4T, a la que se le acumulan los casos y no se ve que vaya a haber una diferencia y quizá hasta termine por agravarse.

La charla la continuamos por la noche en el restaurante Pedro y Lola —no me dejará mentir Alfredo Gómez Rubio, a quién se lo presenté— y nos despedimos hablando de Amado Nervo y su estadía en Mazatlán —dicho de paso se sorprendió que la sede de lo que fue el Correo de la Tarde y donde el bardo se inició como poeta y periodista, hoy es un vulgar estacionamiento. Igual “que en la Ciudad de México”, me dijo, con cierto aire de resignación.

Le hice llegar mi libro Amado Nervo: ¿precursor del nuevo periodismo? y he seguido su labor periodística convenciéndome de que es profesional y está haciendo una contribución crítica al debate público, entre otros temas, la política de seguridad pública.

Eso, por supuesto, no agrada al primer círculo del poder, el presidente López Obrador lo sitúa entre los “periodistas conservadores” y, no se diga, por el amplio sector de incondicionales que todo se lo creen y lo repiten como dogma.

Bien, la cuestión fue que al subir la foto de marras, aparecieron críticos que no escatimaron denuestos y calificativos contra el periodista y algunos me cuestionaron por mis “amistades” y es que De Mauleón había publicado un artículo en el diario El Universal bajo el título inquietante: “Américo Villareal, financiado por el Cártel del Noreste: EU”(https://www.eluniversal.com.mx/opinion/hector-de-mauleon/americo-villarreal-financiado-por-el-cartel-del-noreste-eu) que recibió un desmentido del embajador Ken Salazar, como era de esperar viniendo de un diplomático a través de una negativa “monosílaba” en una entrevista banquetera y no volvió a hablar sobre el tema.

En cambio, De Mauleón, en la siguiente la semana publicó un artículo en el que pide disculpa al senador José Narro y al gobernador ya constitucional de Tamaulipas, Américo Villareal, y describe la vía por la que llegaron a su poder los cables “top secret” y a través de una fuente que no es la primera vez que lo documenta de evidencia que involucra a figuras políticas y se pregunta en su texto, sobre los cables clasificados”: “¿Me equivoqué? ¿Me engañaron? Ya se verá”.

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/hector-de-mauleon/sobre-los-cables-clasificados).
Este acto de honestidad periodística fue interpretado como rendición por López Obrador, periodistas e “intelectuales” del régimen obradorista que se lanzaron contra él y en ese mismo tono, coincidió el ataque a la periodista Peniley Ramírez, que reveló en el diario Reforma detalles del reciente informe presentado por la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa.

Ahí se menciona que “casi todos los 43 normalistas que desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 fueron asesinados, descuartizados y enterrados esa misma noche. Los criminales de Guerreros Unidos pensaron en quemarlos, pero eran muchos cadáveres y cambiaron de opinión. Se los repartieron. Cada grupo criminal se deshizo de los restos a su cargo como pudo”.

En definitiva, publicar la foto con De Mauleón y su pareja, me permitió perfilar mi círculo de seguidores en Facebook como intolerantes, felizmente no son mayoría, quienes tienen el obradorismo como ideología, como dogma, donde no cabe la duda, solo hay certezas como sucede con los religiosos.

Artículo publicado el 02 de octubre de 2022 en la edición 1027 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.