miércoles, diciembre 7, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘La escuela católica’

cine-la-escuela-catolica1

Hace 47 años, un transeúnte escuchó los golpes que provenían de la cajuela de un carro, en una de las calles de Roma, y avisó a la policía. Cuando abrió el automóvil, encontró a una mujer ensangrentada, desnuda, envuelta en una cobija. A su lado estaba otro cuerpo en las mismas condiciones, pero sin vida. Eran Donatella Colasanti y Rosaria López, dos chicas de familias modestas, que solo buscaban conocer a unos muchachos y pasarla bien. Contrario a eso, Gianni Guido, Angelo Izzo y Andrea Ghira, las golpearon, torturaron y violaron por más de un día.

Lea también: Cine: ‘Final del camino’

Con excepción de Andrea, quien desapareció y nunca se le capturó, se arrestó y juzgó a los agresores: a Izzo se le condenó a cadena perpetua y a Guido a 30 años de prisión. Por su parte, Donatella Colasanti encabezó una campaña para que se reconociera la violación sexual como delito contra la libertad de la persona y no a la moral pública. Falleció de cáncer a los 47 años.

Cabe decir que, la también llamada masacre del Circeo sucedió un mes antes del asesinato del controversial director de cine Pier Paolo Pasolini, quien apareció muerto el 2 de noviembre en la playa de Ostia. Aunque un hecho y otro no tienen relación directa y el primero no sea la causa del segundo, se sabe que, al igual que lo hacía de otros sucesos, por su posición crítica, el también escritor externó su inconformidad de lo que le pasó a Donatella y Rosaria.

La escuela católica (La scuola cattolica/Italia/2021), dirigida por Stefano Mordini, aborda ese acontecimiento. En ella, las familias más adineradas de Roma en los setenta le apuestan a la educación religiosa para alejar a sus hijos de las malas conductas y encaminarlos al bien. No obstante, Angelo (Luca Vergoni), Andrea (Giulio Pranno) y Gianni (Francesco Cavallo) ponen en entre dicho la eficacia de la instrucción y la intención de sus progenitores cuando invitan a Donatella (Benedetta Porcaroli) y Rosaria (Federica Torchetti) a una fiesta en una casa de playa en San Felice de Circeo, en donde lo que menos les ofrecen es diversión.

La película disponible en Netflix destaca por su interesante diseño de arte, que recrea la época de manera atractiva, y por su excelente elenco, sobre todo el involucrado en el evento en cuestión. Es realmente impresionante cómo los cinco implicados van de un extremo al otro en su comportamiento: de ser ellos amigables y carismáticos seductores, y ellas simpáticas, alegres y sonrientes, se convierten en sádicos atacantes y atemorizadas e intimidadas víctimas, respectivamente.

Sin embargo, la cinta escrita por el propio Mordini junto a Massimo Gaudioso y Luca Infascelli, basados en la novela de Edoardo Albinati, tiene desventajas significativas: la historia se desarrolla de manera lenta, por lo que no es extraño que, por momentos, aburra; se tarda en exponer el acto medular, por centrarse y perderse en situaciones repetitivas, así estén muy bien planteadas y muestren acertadamente ideologías y conductas más propias de hace 40 años.

Es cierto que la dinámica de la escuela, los conflictos familiares y las inquietudes de los jóvenes dicen mucho del contexto de la masacre, pero al final queda la sensación de querer saber más de lo que realmente importa en la película. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 02 de octubre de 2022 en la edición 1027 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.