Afores y pensiones

pensiones

El 1 de julio de 1997 Ernesto Zedillo reformó la Ley de Pensiones del IMSS e instituyó una que otorgaba el 30 y 40 por ciento de su último salario. 45 millones de trabajadores resultaron mortalmente afectados y condenados a recibir una pensión mensual de 3 mil pesos promedio.

En 2007 Calderón reformó la Ley del ISSSTE, y condenó a 5 millones más al mismo modelo: recibir una miseria como pensión.

La “jugada” magistral de estos gobiernos anti trabajadores, se coronó con la creación de las Afores, para que se quedaran con las aportaciones de los trabajadores en activo, las administraran a su criterio, establecieran sus comisiones e hicieran tortuoso e inaccesible el acceso a una pensión digna.

El gobierno de la Cuarta Transformación, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, tomó este “toro” por los cuernos: una primera medida fue reducir el altísimo costo de la administración y el cobro de las comisiones, pero el problema de fondo persistió, pues con esa política nunca alcanzaríamos pensiones dignas.

El 5 de febrero del año en curso, AMLO presentó junto a otras 19, una iniciativa de reforma constitucional para revertir las leyes de pensiones del IMSS y del ISSSTE, con la finalidad de garantizar que los nuevos jubilados y pensionados reciban, en su momento, hasta el 100 por ciento de su último salario.

Hasta el presidente se sorprendió cuando el PRI, una parte del PAN y la propia candidata opositora Xóchitl Gálvez, desesperados por ganar pueblo en plena campaña electoral, manifestaron su apoyo a esta reforma; no era para menos, muchos de los 40, 50 millones de mexicanos afiliados a estos sistemas de seguridad, IMSS, ISSSTE, están atentos a su proceder y tendrán su castigo. Luego se dieron cuenta que en realidad estaban aceptando el carácter nefasto de las reformas de Zedillo y Calderón, y les “cayó del cielo” el pretexto para seguir en contra de López Obrador.

Para asegurar los recursos financieros para esa pensión universal, 100 por ciento del salario para los trabajadores que se vayan jubilando a partir de la aprobación de esta reforma, se integraría un “Fondo de capital semilla” hasta por 64 mil 619 millones de pesos y otros recursos de ahorro, ventas de bienes y ganancias del propio gobierno así desglosados. El centro de la nueva discordia y pretexto para que la oposición “recuperara” su discurso anti todo, fue la propuesta de integrar a este fondo semilla, los recursos de las afores, no solicitados por la población mayor de 70 años, dineros que las Afores debieran estar reintegrando al IMSS, pero ni lo han hecho o lo hacen a cuenta gotas.

Así, apareció el pretexto para sacar raja política, recuperar el aliento opositor y al grito “con las “Afores y los bancos no…” han inventado la patraña que se pretende despojar a los “viejitos” de sus ahorros. Falso. Lo que se quiere y se hará es recuperarlos para hacer justicia a los mismos trabajadores y “viejitos” que no alcanzaron una pensión digna. Además, las personas que deseen retirar esos recursos podrán disponer de ellos en cualquier momento, la finalidad es que la banca y las Afores no sigan medrando con ellos y se canalicen al bienestar de la mayoría. Lo más seguro es que esta reforma se apruebe antes de que se instale el nuevo Congreso, en caso contrario está segura para octubre.

Artículo publicado el 21 de abril de 2024 en la edición 1108 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.