Sinaloense estudiará la genética del ejercicio

Elisa genética-1

Con el 74 por ciento de la población con problemas de obesidad y sobrepeso, México se sitúa en segundo lugar a nivel mundial con los mayores índices de exceso de peso. Sinaloa, a su vez promedió 74.7 por ciento de población con problemas de sobrepeso en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

Si bien, Sinaloa no está en la cumbre de la obesidad a nivel nacional, estamos por encima de la media, y destacamos en rubros específicos, como la obesidad infantil. Todos estos factores promueven el desarrollo de enfermedades con una alta carga social y económica.

Es por esto que es necesario establecer estilos de vida saludables, y la práctica del ejercicio es uno de los pilares para lograr cambios sustanciales.

Es por este motivo que en la Facultad de Ciencias de la Nutrición y Gastronomía de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) se está llevando a cabo un trabajo de investigación para abordar esta problemática y dar alternativas de solución.

Elisa María Barrón Cabrera, quien realiza el proyecto “El papel del ejercicio de resistencia en la actividad de inflamasoma y niveles de citocinas sujetos con obesidad”, asegura que este trabajo va enfocado a la promoción de la salud, por lo que las personas que se seleccionen para participar logren un estilo de vida más saludable.

“Lo que haremos mes con mes, porque es un proyecto de seguimiento, es que ellos reciban una educación nutricional, que aprendan a comer equilibrada, balanceadamente, y no nada más el tiempo que estén con nosotros, sino que ellos lo logren mantener como un estilo de vida a largo plazo”, detalló.

Barrón Cabrera, investigadora y docente universitaria indicó que el proyecto es un estudio transversal de seguimiento con una duración estimada de un año, por lo que los criterios de inclusión están siendo sujetos con obesidad, entre 25 y 50 años de edad, sin alteraciones metabólicas en condiciones de realizar ejercicio.

“Queremos demostrar cómo con cambios en el estilo de vida, como son simplemente mejorar nuestra alimentación e incluir la parte de la actividad física, podemos modular la expresión clínica y esto para bien, porque nosotros tenemos la capacidad de activar genes que nos puedan ayudar a la salud, o a la inversa, que incluso nos perjudiquen la salud, y aquí lo que queremos demostrar es cómo nuestra expresión clínica puede ser favorable con cambios en el estilo de vida”, apuntó.

El ejercicio está relacionado directamente con mejoras a la salud de pacientes con cuadros de obesidad, enfermedad cardiaca o diabetes, entre otros padecimientos, pero los estudios sobre el ejercicio a nivel genético son escasos y regularmente se realizan en países con distintas problemáticas que la nuestra.
La especialista biología molecular dio a conocer que quienes deseen participar como pacientes en este proyecto de investigación, pueden acudir al Laboratorio 1 de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y Gastronomía, aclarando que no tiene costo alguno el seguimiento, por lo que es una oportunidad para aquellos que desean tener una vida más saludable y eliminar los kilos de más.

Cabe destacar que para diciembre se tendrán los datos preliminares de este trabajo de investigación, resultados que, si bien reforzarán la difusión científica, también serán útiles para demostrar estrategias que son fáciles de adoptar en beneficio de toda la sociedad.

Artículo publicado el 17 de julio de 2022 en la edición 1016 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.