jueves, diciembre 8, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

¿En el gobierno todos los partidos son iguales?

javier gaxiola

Así ocurren las cosas en este país: bajo el cinismo y la voracidad de los gobiernos “prianistas” o bajo la égida “patriótica” de Morena. Manlio Tirado decía que ya en el gobierno todos los partidos son iguales. Era una afirmación provocadora con la que yo no coincidía, pero muy cerca estaba de darle la razón. Si en el gobierno todos los partidos fueran iguales entonces no habría esperanza y cuando no hay esperanza las salidas suelen ser muy peligrosas. Digo esto porque la semana pasada se conjugaron dos noticias; una, la tercera entrega de la Auditoría Superior de la Federación sobre las cuentas públicas de 2020, donde el gobierno de Sinaloa se le encontraron hoyos financieros por casi 80 millones de pesos, dinero que, al menos en el transcurso de la auditoría, la Secretaría de Administración no supo cómo explicar. La otra noticia es que el presidente de la república envió al senado, para su ratificación, el nombramiento del ex gobernador Quirino Ordaz Coppel como embajador de México en España. Es decir, por un lado se cuestiona su administración y por el otro se le premia porque “ha hecho bien las cosas”, como dijo el presidente López Obrador.

Puede anticiparse, sin duda, que Quirino Ordaz será ratificado y que el gobierno estatal encontrará la forma de “salvar” las observaciones. Casi siempre ocurre así. Los 80 millones pendientes corresponden a transferencias que por un total de 149 millones el gobierno estatal hizo a la UAS para el pago de honorarios a poco más de 4 mil servicios, pero donde la mayoría no contaba con el soporte documental exigido, sobre todo los contratos de lo pagado. Eran más de 93 millones anómalos y el gobierno solo alcanzó a documentar 13. Si no documenta el resto, dice la ASF, tendrá que regresar esos 80 millones. El gobernador era Quirino Ordaz y el rector Juan Eulogio Guerra.

Lea también: ASF encuentra irregularidades por 82 mdp en Cuenta Pública 2020

“El presidente nos acaba de meter en un problema”, me dijo un diputado local de Morena cuando Andrés Manuel anunció que mandaría a Quirino como embajador en España. “Porque viene la revisión de las cuentas públicas y vamos a tener que aprobarlas”. Y así fue. Semanas después aprobaron sin votos en contra y por mayoría las cuentas de 2019 cuando la Auditoría Superior del Estado, ASE, había consignado 133 promociones de responsabilidad administrativa y 38 pliegos de observaciones por un monto de 65 millones de pesos.

De esa misma cuenta, Iniciativa Sinaloa había documentado transacciones del gobierno estatal con empresas fantasma boletinadas por el Sistema de Administración Tributaria y adjudicaciones directas y millonarias a la siempre turbia Preecasin (Preesforzados, Concretos y Agregados de Sinaloa), una empresa paraestatal que había estado como un buey enfermo, en un rincón, casi paralizada, y que, en cuanto llegó al gobierno, Ordaz Coppel revivió con reformas legales a modo.

Las promociones de la ASE podían haber llegado hasta denuncias penales si los diputados locales hubieran hecho su trabajo como se los mandata la Ley, pero ya estaban amarrados de pies y manos por una decisión nada más y nada menos que del presidente.

¿Todos los partidos son iguales cuando llegan al gobierno? Sigo pensando que no. Pero eso tiene que demostrarse en los hechos. El congreso estatal todavía no revisa las cuentas de 2020 de Quirino y ese “no somos iguales” que pregonan a coro con el presidente, se someterá a otra prueba en los próximos meses.

Bola y cadena
EN ESTA MISMA TESITURA ESTÁN los conflictos de interés, claramente sancionados por la ley de adquisiciones del estado. En esta misma edición, Alejandro Monjardín nos ofrece una nota donde evidencia que los secretarios de Economía y de Administración violaron la ley en la compra de dos camionetas, mismas que se hicieron a una empresa donde ambos de una manera directa o indirecta, son accionistas. Si esto es así, las acciones de gobierno, como las camionetas, tienen reversa.

Lea también: Empresa del Secretario de Economía gana primera licitación de vehículos del Gobierno estatal

Sentido contrario
SI EN EL CASO DE HÉCTOR MELESIO CUEN al gobernador pone en primer plano la gobernabilidad, está batallando para conseguirla. El secretario de Salud parece estar trabajando bajo protesta y eso se evidencia ante la opinión pública. Es un día y el otro también. Primero su tardío sometimiento ante el Químico Benítez en el affaire Mazatlán, luego las diferencias respecto al manejo de la pandemia y ahora el carnaval de Mazatlán. Decir que ahora nos estamos divirtiendo pero mañana vendrán los contagios y los muertos puede ser verdad, pero hay manera de manejarlo si ya decidieron llevar la fiesta a cabo. Al final, no tengo dudas, Melesio Cuen tendrá razón. La gente no está respetando los protocolos y eso ya lo sabíamos todos. Mazatlán es el desmadre perfecto. Allí están las fotos y los videos. Luego vendrán las de los traslados en ambulancia y las cifras de muertos. Algo se rompió en la relación Rocha-Cuen. Melesio dice que aspira a la gubernatura y Rubén le contesta que, el que tenga aspiraciones, que se vaya. Cuen no está guardando las formas y el gobernador tiene razón al defender su preponderancia y la del proyecto que lo llevó al cargo.

Humo negro
LA INVASIÓN DE RUSIA A UCRANIA puede tener muchas lecturas. Me quedo con la consecuencia de que un pueblo, en el ejercicio de su libertad, elija como presidente a un payaso.

Artículo publicado el 27 de febrero de 2022 en la edición 996 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.