sábado, mayo 28, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

El náufrago enfrentará juicio por cuatro feminicidios

ROSARIO ALFONSO. Por el todo o nada.

Si lo condenan podrían darle 88 y hasta 200 años de prisión

Rosario Alfonso ya estaba decidido a aceptar su responsabilidad en cuatro feminicidios. De última hora decidió cambiar y enfrentará un juicio oral para acreditar que no los cometió.

El pescador originario del campo Las Arenitas, en la sindicatura de Eldorado, está acusado de asesinar a cuatro mujeres de entre 17 y 24 años, entre diciembre de 2018 y enero de 2020 en Culiacán.

Lea también: Sobrevivió a un naufragio y se convirtió en feminicida serial en Culiacán 

Es el primer feminicida serial detenido en Sinaloa que enfrenta un proceso penal y será el primero llevado a juicio.

En 2013, sobrevivió a un naufragio de 13 días, después de que la embarcación en la que salió de Las Arenitas hacia Baja California Sur, se quebró y quedó a la deriva en un pedazo de panga junto con otras dos personas que murieron en altamar.

Para las madres de las víctimas, el proceso contra Rosario Alfonso ha sido un tortuoso camino que se ha alargado por el diferimiento de audiencias. El proceso ya lleva dos años y estiman que todavía podría alargarse por lo menos otros seis meses.

“Creímos que esto ya iba a terminar, pero no, ahora se alargará más”, comentó la madre de una de las víctimas.

Rosario fue detenido en enero de 2020 después de cometer el cuarto feminicidio y el proceso se retrasó por la pandemia de COVID-19 que paralizó las actividades del Poder Judicial del Estado.

El acusado llegó a un acuerdo con la Fiscalía para aceptar su responsabilidad en un procedimiento abreviado y obtener una sentencia reducida desde enero de 2021.

Desde entonces se programaron diversas audiencias que no se celebraron, primero porque el entonces Fiscal General del Estado, Juan José Ríos Estavillo, no había autorizado todos los procedimientos abreviados y después porque a una de las víctimas no le habían notificado.

En noviembre pasado, ya estaban autorizados todos los procedimientos y todas las víctimas estaban notificadas. Ese día se celebraría el procedimiento abreviado y Rosario sería sentenciado, pero de último momento desistió.

Al iniciar la audiencia, el defensor de oficio dijo que no se celebraría porque el acusado quería cambiar de defensa.

Días después nombró a un nuevo abogado y decidió enfrentar un juicio oral y luego volvió a manifestar su intención de aceptar uno abreviado y tras negociaciones con la FGE de nueva cuenta desistió.

La semana pasada se celebró la audiencia intermedia en la que la FGE y la defensa dieron a conocer los testigos, pruebas y peritajes que presentarán durante el juicio.

La Fiscalía asegura que tiene las pruebas suficientes para obtener una sentencia condenatoria.

Entre las pruebas se encuentra un peritaje genético que, según la FGE, confirma que en los cuerpos de las víctimas se encontraron rastros de ADN de un hombre y que tras confrontarlo con el de Rosario se confirmó que es el mismo perfil genético.

Además presentará una investigación de la geolocalización del celular del imputado que lo ubican en los lugares donde fueron encontradas las víctimas.

Una de las víctimas fue encontrada en un motel, cuando Rosario salió después de asesinarla, dijo a uno de los trabajadores que se había quedado una persona en la habitación, que no la molestaran y más tarde volvería por ella.

La persona con la que habló el imputado será llevada a declarar y presentarán imágenes de las cámaras de vigilancia en la que se observa la camioneta Nissan en la que iba el acusado.

El vehículo era propiedad del patrón de Rosario y esta persona también acudirá a rendir su declaración.

En el juicio también declarará un chofer de Uber que llevó a una de las víctimas al lugar donde la esperaba Rosario.

Tras la detención del acusado, junto con otras personas con características similares lo pusieron frente al chofer y este señaló a Rosario como la persona que esperaba a la joven.

Otros testigos que rendirán su declaración son amigos y familiares con los que las víctimas tuvieron comunicación o convivieron antes de reunirse con Rosario.

Rosario Alfonso fue detenido días después de cometer el cuarto feminicidio, el 26 de enero de 2020.

El crimen ocurrió en un motel ubicado en la Costerita, en Culiacán.

De acuerdo con el Ministerio Público, ahí fue donde Rosario dejó evidencias que permitieron establecer su identidad.

Según la FGE, Rosario estranguló a la víctima con su blusa y murió de asfixia por sofocamiento.

La primera víctima fue Cecilia Guadalupe, de 22 años, encontrada asesinada en diciembre de 2018.

La madrugada del 17 de diciembre, Rosario pasó por ella al salón de fiestas Villa Bonita, ubicado en la colonia El Barrio.

Después, cuando circulaban en un vehículo sobre la avenida Álvaro Obregón la hirió en varias partes del cuerpo con un arma punzo cortante y luego le causó una lesión en el cuello que le provocó la muerte.

El acusado trasladó el cadáver hasta el canal lateral 35, en la sindicatura de Costa Rica, donde el 19 de diciembre fue encontrada por un hombre que trabajaba con una retroexcavadora en el dren.

Lucía Mariana de 17 años es otra víctima y desapareció el 11 de diciembre de 2019. Esa noche mandó un mensaje a su mamá en el que decía que iba a La Lomita a la celebración del Día de la Virgen de Guadalupe.

Desde ese día su familia ya no supo nada de ella y presentaron denuncia por la desaparición pero fue encontrada estrangulada el 16 de diciembre en Costa Rica.

Otra de las víctimas es Melissa Angélica, encontrada degollada en la calle principal del panteón 21 de Marzo, el 18 de febrero de 2019.

En la madrugada, Melisa tomó un Uber que la llevó hasta la calzada Heroico Colegio Militar donde la esperaba Rosario.

Tras la celebración de la audiencia intermedia la jueza de control turnará el auto de apertura de juicio oral a un juez de enjuiciamiento para que fije la fecha de inicio del juicio.

Por las cuatro víctimas, la pena mínima es de 88 años y la máxima de 200 años.

Artículo publicado el 16 de enero de 2022 en la edición 990 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.