julio 26, 2021 1:59 PM

Disminuyen contagios pero las muertes no cesan en Sinaloa

PLAYAS DE PONCE. Alerta ante el Covid.

La cantidad de casos activos de COVID-19 bajó en Sinaloa. Culmina marzo a la par de noviembre y diciembre pero con más decesos. Fueron 774 en total contra 313 y 291 respectivamente. El exceso de muertes alertado por la Secretaría de Salud Federal también se vio reflejado en el estado.

Lea: La peste nos llegó en enero https://bit.ly/3cV4rc1

El corte al miércoles 30 deja cifras de 2 mil 842 nuevos contagios y un promedio de 494 pacientes activos con el coronavirus. Las cifras, una calca de los meses de noviembre y diciembre previo al incremento de casos que llegó en la segunda mitad de enero.

También es casi una calca las medidas gubernamentales para la prevención de contagios previo a periodos vacacionales. La apertura de espacios públicos, el llamado velado a salir pero con precaución, con atención a los protocolos de seguridad dejó en enero una estela de más de 3 mil casos y un promedio de 758 pacientes activos con el virus.

La capital sinaloense acumuló en 30 días de marzo más de mil 700 contagios. De un promedio de 95 contagios diarios prácticamente más del 60 por ciento de ellos salen de Culiacán. La cantidad acumulada a lo largo del mes ha significado la mayor en lo que va de la pandemia.

 

Marzo, cifras récord para Culiacán

Según los datos oficiales de Salud en Sinaloa, los contagios de COVID-19 en el estado van a la baja. Los 18 municipios, de manera paulatina, van registrando cada vez menos casos, sobre todo aquellos donde la vacuna comienza a aplicarse.

Culiacán no es el caso. Marzo dejó la mayor cantidad de casos en un mes. El corte es hasta el miércoles 30 y la cantidad es de mil 710 de los 2 mil 842 registrados en Sinaloa.

Las cifras más grandes para la capital en casos diarios se dieron previo a este mes se datan de julio de 2020. A lo largo de sus 31 días la Secretaría de Salud reportó mil 697 personas que contrajeron el virus SARS-CoV-2 en Culiacán.

La única variable es que el coronavirus tenía mayor presencia en otros municipios también. En el estado se registraron según las cifras de Salud mayor cantidad de contagios en junio con 5 mil 253 y al mes siguiente, en julio, se contabilizaron 4 mil 594.

Y la capital, con casi millón de habitantes, se abalanza al período de Semana Santa. Y como si fuera una tormenta perfecta, la jornada de asueto culmina con el inicio de las campañas en el estado. Serán otros 60 días de movilizaciones, pero ahora de los partidos y sus candidatos.

Sin embargo el cálculo no es 100 por ciento confiable. La tarde noche del viernes 5 de marzo el informe diario que la Secretaría de Salud Estatal provee sobre el estatus del coronavirus registró un desfase.

Ese día se reportaron 413 nuevos casos de los cuales 292 surgen en Culiacán así como 318 muertes de las cuales registran en plataforma 233 de Culiacán. Los decesos habrían ocurrido la mayoría en 2020 y algunos desde julio de ese año.

La explicación brindada entonces por el secretario de salud Efrén Encinas Torres consistió en un aparente desfase debido a los procesos para dictaminar, a través de un comité técnico de especialistas, si la persona efectivamente falleció por el coronavirus.
“El diagnóstico de dictaminación consiste en que un comité técnico de especialistas de salud analiza cuidadosamente el expediente clínico y los antecedentes epidemiológicos para formular una opinión respecto a la probabilidad de que la persona efectivamente haya muerto por COVID-19, ya que estas con frecuencia llegan en un estado de gravedad que no permite hacer pruebas de laboratorio”, explicó.

La breve pero larga historia del COVID-19 en Sinaloa explica que esa estadística siempre viene manejando rezagos considerables, muchos de ellos de hasta más de un mes de retraso. Por eso pensar en que también los contagios van a la baja previo a un período vacacional se vuelve sospechoso.

Y para esta semana santa la estrategia es idéntica. La apertura de espacios para vacacionistas. El ponderar la vida económica y social con argumentos como disminuir el aforo y evitar que se acampe en playas.

Sol, playa y contagios

Algunos países de América comienzan a sufrir una nueva ola de COVID-19, incluso más extensa que la anterior. En Uruguay y Brasil en Sudamérica y también en Cuba, sufren los embates de un incremento acelerado. Todos con destinos de playa.

Por ello la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene como principal consejo ante el incremento acelerado de contagios quedarse en casa. Pero en México, sobre todo en Sinaloa, este va en sentido contrario.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, dijo en rueda de prensa que la región sufrirá fuertes aumentos de contagios, incluso en países que lograron superar la primera ola, si no se toman las medidas de contención adecuadas.

“Déjenme ser clara en esto. Sin acciones preventivas, nuestra región podría afrontar una ola incluso más larga que la anterior”, dijo la jefa del organismo regional.

Pero Sinaloa el consejo parece no llegar.

Las playas de la sindicatura de Eldorado, de Costa Rica y las del municipio vecino de Navolato son los destinos predilectos del culichi. También al sur en Elota y San Ignacio, incluso hasta Mazatlán, ciudad cuestionablemente con bajos índices de contagios y con una movilidad considerable.

Artículo publicado el 04 de abril de 2021 en la edición 949 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.