domingo, octubre 17, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

La Serie del Caribe, entre el festejo y la pandemia

DESINFECTANDO EL ESTADIO. Protocolos violentados.

Una parranda que puede salir cara

 

 

 

La imagen circuló rápidamente. El fulgor de los fuegos artificiales era captado por la cámara de un celular desde un hospital. La inauguración de la Serie del Caribe en Mazatlán se realizó con la desaprobación total del gremio médico. Y el video, es sólo una muestra pequeña de la indignación.

Los siguientes videos mostraron el aforo del estadio Teodoro Mariscal. La promesa de una capacidad al 45 por ciento parecía no haberse cumplido. Y a pesar de que la autoridad presumió en redes sociales operativos de inspección y todo “bajo control”, la realidad fue otra a medida que el juego fue avanzando.

También es otra realidad el conteo de los pacientes por COVID-19 que el puerto mazatleco tiene. La estadística parece no crecer ahí y la gente no enfermarse a pesar de que constantemente en redes sociales se denuncian aglomeraciones y el uso del cubrebocas sin ser una generalidad.

El conteo de casos diarios que brinda la Secretaría de Salud a nivel local no tiene credibilidad para el gremio médico. Un día el reporte indica 24 contagios y al día siguiente cuatro. Otro día reportan 10 y al día siguiente en ceros.

Tampoco el reporte de camas COVID-19. La diferencia entre el reporte estatal y el que se brinda a nivel estatal difiere mucho. El informe del día miércoles 3 revelaba en el Hospital General de Mazatlán una ocupación del 14 por ciento, sin embargo a nivel Federal el nosocomio es reportado al 100 por ciento de su capacidad.

La capacidad oficial es de 91 camas para pacientes por el coronavirus, y desde octubre del año pasado esta disminuyó y únicamente trabajaron con uno de los dos pisos disponibles durante la etapa álgida de contagios, pero desde anoche se habilitó de nuevo.

“Cuando empezó la pandemia se abrió un área COVID, pero como después lo rebasó abrieron el segundo piso completamente. Ya en octubre que empezó a bajar se quedaron con el primer piso y otra vez el día de hoy se abrió el segundo piso porque las camas que tenían especiales para COVID ya se llenó, entonces van a abrir otra vez el segundo piso porque se está volviendo a llenar”, explicó una enfermera del hospital.

Pero la información del lado Federal tampoco es confiable. El Hospital del IMSS es reportado con un 34 por ciento de su capacidad mientras que a nivel estatal a un 24 por ciento, pero versiones de trabajadores del nosocomio señalan la presunta baja ocupación es debido a que muchos derechohabientes temen ir a atenderse.

“La primera vez que se puso así la mortalidad era más baja pero ahora llegan más complicados y con mayor probabilidad de ser intubados, aquí en Mazatlán (en el IMSS) todos los demás (intubados) han muerto y recientemente murieron tres médicos, y ahora todos se mueren, y la creencia es que ya llegan a morirse, ya no hay nada qué hacer, como que se esperan más para atenderse y ya llegan muy graves”, explica una doctora.

 

Realidades distintas

Contra todas las recomendaciones del semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal, el gobernador Quirino Ordaz Coppel desde el inicio de la temporada 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico adelantó que tanto los juegos del rol regular como la Serie del Caribe, se realizarían con público. Sinaloa, pues, es el estado que permitió gente en los estadios.

Mazatlán rápidamente pasó a ser noticia nacional e internacional. Las imágenes con un estadio repleto de gente en sus tribunas. Los videos de las pulmonías circulando con personas haciendo una especie de carnaval. El video de una mujer mostrando los senos en medio de un juego. El puerto se convirtió en el oasis dentro de una pandemia.

Las notas en el Reforma o en el Los Angeles Times. Mazatlán realiza su Serie del Caribe con protocolos de COVID-19 completamente ignorados. En medio de una alza de contagios y más de 4 mil 600 muertes por el virus, la fiesta debía realizarse.

En entrevistas radiofónicas el gobernador Quirino Ordaz Coppel tilda al evento de un éxito. Las redes sociales le refutan. Críticas y más críticas por laxas medidas de prevención y sanidad tratan de ser tapadas con publicaciones en Facebook y Twitter de Protección Civil Estatal.

Y el gobernador insiste en que todo se lleva en un clima de respeto. El Teodoro Mariscal, estadio de Venados de Mazatlán recibió una remodelación el cual contó en una primera etapa con inversión de 50 millones de pesos.

Pero la cantidad se aumentó considerablemente en cuatro etapas venideras a un total de 422 millones 395 mil pesos para culminar con una inversión neta de 652 millones. Mazatlán, durante la gestión de Ordaz Coppel, adquirió inversión pública por 1 mil 97 millones 812 mil pesos a estadios destinados al deporte profesional.

Y el argumento de realizarla fue que el COVID-19 está bajo control en Mazatlán. La primera semana de enero el puerto terminó con 54 contagios, la siguiente los bajó a 48, pero en la tercera un nuevo incremento a 83 sin reportar exactamente la cantidad del sábado 23, fecha en que presentaron un rezago de más de mil 300 casos en el estado y para la última semana, del 24 al 30 de enero, el puerto contó con 106 casos.

Aun así la Serie del Caribe se celebró. El miedo se volvió cotidiano y el COVID-19 cuestión de azar.

 

Foto: Instituto de Protección Civil Sinaloa.

Serie del Caribe, celebración acotada por el COVID-19

 

Nelda Ortega/ Mazatlán

Con una ocupación hotelera estimada del 40 por ciento hasta el viernes 5 de febrero, el desarrollo de la Serie del Caribe había dejado en Mazatlán más proyección que un impacto económico boyante como a los que estaba acostumbrado el sector y demás prestadores de servicio.

José Ramón Manguart, presidente de la Asociación de Hoteles Tres Islas, dijo que, “a final de cuentas la ocupación del destino está acotada por las limitaciones que hay en todos los sentidos, tanto en el comportamiento de las personas, hasta para viajar que es todo un tema”.

–¿Perciben derrama económica en la ciudad?

-Sí, claro, digo…aun sea un turista o sean miles, el compromiso del sector es atenderlos, que se vayan contentos, digo, es una experiencia acotada, limitada.

El líder hotelero ya ha propuesto públicamente que en el 2022 sea Mazatlán nuevamente sede de la Serie del Caribe para poder ofrecer al cien por ciento todos los servicios sin restricciones a los visitantes.

“Es poca la ocupación que ha generado al destino, no lo digo como queja, sino porque tenemos las circunstancias, por eso consideramos que es justo para Mazatlán, que se le volviera a otorgar la sede el año que entra, no tengo un número exacto, pero no es mucho; si al estadio le caben 16 mil gentes, le asignas el 45 por ciento, ¿qué será? 7 mil 500 aproximadamente, quitas a la gente local que va, y la gente regional, de Culiacán”, consideró.

Hay mucha área de oportunidad no aprovechada porque se entiende que ahorita se tiene que privilegiar la salud, por eso se ha planteado la propuesta de que regrese en 2022 la Serie del Caribe a Mazatlán.

Por lo pronto, la expectativa de ocupación hotelera para Semana Santa, dijo, es del 65 por ciento, “sería extraordinario que llegáramos a esos niveles”.

 

Fotos de la inauguración fueron editadas: PC

Con un corte en la asistencia de 34 mil 373 personas al estadio Teodoro Mariscal, hasta el jueves 4 de febrero, el coordinador municipal de Protección Civil, Eloy Ruíz, dijo que el operativo estaba marchando bien, pero no se descartaba que conforme se fuera acercando la final de la justa deportiva, se fueran haciendo ajustes para reforzar las acciones de los 970 elementos de los tres niveles de gobierno que participan.

“Hoy (viernes) y mañana se va a reforzar con más elementos porque no queremos caer tampoco en el confort de que no va a pasar nada”, explicó.

El Ayuntamiento repartió 100 mil cubrebocas y 300 mil frascos de gel antibacertial, “a cada persona que va ingresando al estado se le entrega un frasco de gel, y los cubrebocas se cambian cada determinado tiempo, o se les entrega a los que traen uno que no cumple con los requisitos”.

Con una foro autorizado del 45 por ciento, unas 7 mil 200 personas, el jueves 4 de febrero ingresaron 8 mil 334, dijo, pero no todas al mismo tiempo, y es el partido al que más gente había asistido hasta ese día, que por cierto jugó México y pasó a la semifinal.

Con relación a las imágenes que circularon en redes sociales en las que se veía lleno el estadio el día de la inauguración, dijo que no corresponden al evento.

“Sí son fotos del estadio, pero están un poco editadas, nosotros tenemos los videos, tenemos fotos y no corresponden absolutamente en nada”, mencionó.

Artículo publicado el 07 de febrero de 2021 en la edición 941 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 976
10 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.