mayo 25, 2020 5:30 pm

Coronavirus y obesidad: cuando dos pandemias se encuentran

200304094. Cuidad de México, 04 Mar 2020 (Notimex- Marco González).- Debido al los recientes casos positivos de coronavirus COVID-19 en la Ciudad de México, personas acuden al Instituto de Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), a recibir consulta y como medida preventiva usan cubrebocas para evitar posibles contagios. Ciudad de México, 04 de marzo de 2020. NOTIMEX/FOTO/MARCO GONZÁLEZ/MGR/HTH

Hace 100 años, entre 1918 y 1920, ocurrió la pandemia más mortífera que se tenga documentada: la gripe española. En su punto más alto acabó con la vida de entre 30 y 40 millones en tan solo un año y, al final, las cifras de muertes alcanzaron unos 50 millones de los 500 millones infectados durante la pandemia.

Lea: El encierro, nuestra mejor arma en esta guerra https://bit.ly/3dqIIak

En aquellos tiempos la capacidad médica en términos de cuidados e investigación era mucho menor que la que actualmente tenemos. Hoy contamos con la ventaja de 100 años de avances médicos, tecnológicos y de infraestructura que nos pudieran ayudar a contener el coronavirus.

A pesar de eso, Covid-19  tiene en la actualidad un mortal aliado, otra pandemia, una no infecciosa y que se denomina como tal por su prevalencia a nivel mundial: la obesidad.

A diferencia de otras pandemias, el coronavirus ha estado presentando ciertos patrones que lo descubren como una enfermedad con una tasa de mortalidad alta en ciertos grupos de la población.

Sobra decir que cualquier afirmación en este momento es precoz e irresponsable, pero, basándonos en información oficial, los grupos con mayor riesgo de complicaciones son los ancianos y las personas con enfermedades crónicas mismos que, en caso de contagio, hablando claro, tienen más posibilidades de morir.

 

La pandemia nuestra de cada día

Dentro de las enfermedades crónicas que pondrían en riesgo al paciente en caso de contagio, las que más se mencionan son: obesidad, hipertensión arterial, diabetes y enfermedad cardio y cerebrovascular ¿le suena familiar?

En nuestro país más del 70 por ciento de la población tiene problemas de sobrepeso y obesidad, por esta razón somos un país con índices muy altos de enfermedad cardiaca, hipertensión arterial y diabetes, entre otros padecimientos, los cuales son mencionados como enfermedades de riesgo en caso de contagio por Covid-19. Esto que nos convierte en una nación susceptible al agravio de la salud de una parte importante de la población en caso de una propagación masiva del virus.

La alta prevalencia de obesidad y sus agravantes nos ha hecho líderes en mortandad por enfermedades relacionadas a esta otra pandemia; si a eso le sumamos que el coronavirus toma fuerza en estos grupos, los números de víctimas pueden ser alarmantes.

El argumento por el que una enfermedad previamente adquirida y contra la cual se está luchando es un factor de riesgo, es el hecho de que el sistema inmune se encuentra en un estado de déficit. Contrarrestar una enfermedad crónica requiere de mucha energía y muchas defensas; un paciente con un sistema inmune y cuerpo desgastados es el huésped ideal para el virus.

Los pacientes que presentan complicaciones cardiacas pueden tener serios problemas respiratorios, disminuyendo el flujo de oxígeno y provocando insuficiencia cardiaca. Así mismo, personas con complicaciones respiratorias graves como bronquitis, asma o enfisema pulmonar son pacientes de alto riesgo, pues su sistema respiratorio ya está comprometido aun sin estar infectados por coronavirus.

 

Paciente diabético, primer fallecido por coronavirus en México

Apenas el 18 de marzo, se anunció oficialmente el primer fallecimiento por coronavirus en México. El paciente había ingresado el 9 de marzo el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) con sede en la Ciudad de México. Tras recibir los cuidados durante días, su situación no mejoró y terminó perdiendo la batalla poco más de una semana después.

Lea: La actitud de la gente es vital: Salud https://bit.ly/2UeDeIf

Se trataba de un hombre de 41 años que además de presentar coronavirus tenía diabetes. Esto habría sido la causa de que la infección por coronavirus se tornó letal.

Según información de la Federación Internacional de Diabetes, los pacientes infectados y que a su vez son diabéticos tienen mayor riesgo de complicaciones ya que se agravan los síntomas propios de la diabetes y se complica su tratamiento, además que el virus puede prosperar en un entorno de glucosa en sangre elevada.

¿Eres diabético o hipertenso? ¿Padeces enfermedades cardio o cerebrovasculares? Si la respuesta es “sí”, extrema precauciones.

Artículo publicado el 22 de marzo de 2020 en la edición 895 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral