Perdone, Usted, ¿De dónde saldrá para sostener la jubilación dinámica?

uas

 

 

 

Con las reservas que tiene cualquier jubilado de la UAS intentaré  reflexionar sobre un escueto comunicado que emite la Rectoría de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde se informa que en la sesión del Consejo Universitario del pasado 14 de septiembre, y donde asistieron 177 consejeros y los Secretarios Generales de las dos secciones del Suntuas, se tomaron decisiones respecto del futuro de la jubilación dinámica lo que sin duda debe contar no solo con la representación sindical sino con el aval de los trabajadores universitarios activos y jubilados.

El objetivo de esta medida, dice el comunicado es “…mantener la estabilidad de la Universidad Autónoma de Sinaloa, regresando el recurso que hasta la fecha se tiene, mantener la prestación de la jubilación dinámica, así como cambiar el marco de la normatividad de los nuevos ingresos… hecho que le permitirá a la Universidad también encontrarse con mil millones de pesos, lo que le dará oxigenación a sus finanzas y poder de (sic) gestionar recursos para el irreductible”.

Es decir, si se lee literalmente, lo que tenemos es que los trabajadores jubilados y actos de la Universidad no sólo recuperarán las aportaciones que hayan hecho quincenalmente al fideicomiso, sino también la institución sus propias aportaciones.

La literalidad es genial, todo mundo sale ganando, sobre todo los trabajadores, porque no sólo tendrá su parte proporcional de ese “ahorro”, sino también se beneficiarán de la conservación de la jubilación dinámica.

Sin embargo, ahí es cuando empiezan las preguntas que hay que formularse de frente a lo que no cuadra: si hay problemas para conservar la jubilación dinámica teniendo aportaciones de la Universidad y los rendimientos del fideicomiso ¿Con qué recursos se pretende conservarla cuando el número de jubilados se incrementa día con día?

Acaso ese hueco que se haría más grande sin estos insumos ¿Será cubierto con recursos de la federación y el gobierno del estado, que quieren gastar menos en educación? ¿O de dónde?

Si, además, lo que sabemos es que la debilidad del modelo del fideicomiso vigente radica en que faltaron las aportaciones externas, y si eso se pretende justificar con la frase: “…y poder de (sic) gestionar recursos para el irreductible”, es decir, que una vez disuelto el fideicomiso dependerá de la capacidad de gestión que haga la autoridad universitaria para seguir haciendo el pago de la jubilación dinámica. ¿Será?

Si es así, es un señuelo que no deben aceptar los trabajadores activos y jubilados. Es probable que no habría más dinero que el devuelto de las aportaciones que se den de una sola entrega. Lo que sería una versión uaseña de la famosa ley nueva del IMSS de 1997, que haciendo una entrega luego deja en el desamparo a los trabajadores que cotizaron para una jubilación decorosa y que hoy se garantiza entre muchos jubilados que reciben además de su cheque de la jubilación dinámica, el de la pensión del IMSS.

Estas son algunas de las inquietudes que me suscitan, pero seguramente no sólo a mí, sino a muchos que vemos con preocupación el posible desmantelamiento de la jubilación dinámica en la Universidad.

Es cierto que es insostenible un pago creciente de jubilaciones, pero ese no es un problema de los trabajadores, ellos se contrataron bajo un esquema laboral, y lo que procede es establecer un puente para evitar que mañana o pasado los trabajadores en retiro queden desamparados en la etapa de sus vidas que requieren mayores ingresos para atender los problemas derivados de la vejez.

Que bien, que el Rector diga que van a informar con detalle a la comunidad universitaria, sobre el alcance de esta medida, que esperemos sea analizada detenidamente por los dirigentes sindicales, activos y pasivos de la UAS antes de firmar cualquier documento que afecte no sólo a quien ya están en retiro, sino también a los que hoy permanecen en la Universidad.

Por eso la primera pregunta que debemos hacernos es ¿De dónde saldrá para sostener la jubilación dinámica?, y si ésta recibe una respuesta satisfactoria, estaremos del otro lado y garantizando una jubilación con dignidad.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.