Detienen a Esteban Loaiza con droga y enfrenta tres cargos

¿Esteban Loaiza?, se preguntaba la gente en Culiacán… ¿detenido con droga? ¡No mames! Lo habían seguido y detenido en California y le encontraron 20 kilogramos de cocaína y heroína.

No obstante, el ex lanzador dijo ser inocente de todas esas acusaciones, para inmediatamente después declararse no culpable, luego de ser presentado ante la juez Keri G. Katz, durante una comparecencia realizada en una corte estatal de California, el miércoles de la semana pasada.

Katz le impuso una fianza de 250 mil dólares, aunque hasta el cierre de esta edición, Loaiza permanecía encerrado en la prisión estatal de South Bay Detention Facility, y se desconocía si tenía intenciones, o los recursos necesarios para cubrirla.

Según informó Jason Vickery, vocero del Departamento del Sheriff del Condado de San Diego (SDSD), el ex pitcher de 46 años, quien militó con los Tomateros de Culiacán entre 1995 y 2006, enfrenta tres cargos mayores, incluyendo tráfico de droga, posesión de droga para su venta, y por tener la droga a menos de 100 pies de un plantel de educación preescolar.

“En este momento, nuestra investigación terminó, y serán los fiscales quienes le presenten todas las pruebas, serán los fiscales en base a las pruebas que nosotros presentemos”, dijo Vickery a Ríodoce.

 

El premio mayor
La investigación fue iniciada por la unidad para la Erradicación de Delitos Fronterizos del SDSD, quienes aparentemente tenían informes sobre un traficante que estaba moviendo droga desde Tijuana hasta San Diego, y la información que entonces estaba enfocada en varios vehículos que movían la droga en compartimientos secretos.

La mañana del viernes 9 de febrero pasado, un equipo especial se dedicó a seguir a una de esas unidades, la cual era conducida por un individuo de algunos 45 años.

Tras investigar al conductor rápidamente mediante el número de placas, y además de un sistema de identificación de llamadas, concluyeron que se trataba de Esteban Antonio Loaiza, y al hacer los agentes un rápido escaneo de su información, descubrieron que se trataba de un ex lanzador de grandes ligas.

Sorprendidos, los agentes ya no lo perdieron de vista, y siguieron cada vez más de cerca al Mercedez Benz 450, modelo 2016, que conducía.

Después de seguirlo parte de la mañana, observaron que Loaiza entró en una zona considerada de “mala muerte”, conocida como Imperial Beach, un suburbio de San Diego que es habitado principalmente por latinos.

Los agentes de inmediato plantearon la posibilidad de solicitar una orden de cateo, pero a falta de pruebas, se decidieron por seguir a Loaiza, quien ya había salido de la casa y se dirigía rumbo a la autopista interestatal 5, que conecta a San Diego con la garita de San Ysidro, y luego a México.

Pero justo antes de llegar a la carretera, el ex pitcher no hizo alto en una intersección, y entonces aceleró. Era el pretexto que los agentes esperaban, y rápido lo alcanzaron, le atravesaron dos vehículos encubiertos para entonces bajar al menos seis oficiales policiacos, quienes tras identificarse como agentes del Departamento del Sheriff, lo hicieron bajar del vehículo, un SUV que según la revista Consumer Report, está valuado en 46 mil dólares.

 

Compartimiento Secreto
Los agentes ya sabían a lo que iban. La información la tenían, y era simple formalismo el bajar a Loaiza de la unidad, hacerlo que se sentara en la banqueta, mientras ellos escudriñaban la camioneta.

No tardaron mucho en encontrar el compartimiento secreto en la unidad, algo que en Sinaloa se conoce como “clavo”, que es donde se oculta la droga cuando se trafica de un lugar a otro.

En este caso no había droga, aunque era motivo suficiente para que los agentes solicitaran una orden de cateo del domicilio, rentado por el propio Loaiza al menos dos meses atrás, a una renta mensual que no debió ser superior a los mil 500 dólares.

Pocos minutos después, los agentes entraron al domicilio donde entrara Loaiza, y a partir de entonces, se avocaron a buscar algún vestigio de droga. Pocos minutos después encontraron dentro del inmueble 44 libras de cocaína, según precisa un comunicado enviado a Ríodoce por agentes del SDSD.

En ese momento, Loaiza se supo perdido. Fue esposado y llevado a los separos del Departamento del Sheriff, en Chula Vista. Lo demás fue la espera y la sombra.

En pocas horas habían quedado sus días de gloria, cuando en 2003 abrió el juego de estrellas por la Liga Americana, en Grandes Ligas, y al final de esa misma temporada quedó segundo en las votaciones del trofeo Cy Young, el máximo galardón que puede ganar un pitcher en grandes ligas.

Era su momento cúspide como lanzador, que había empezado en 1997 y había concluido en 2008, lapso en que había ganado 44 millones de dólares, según información del Major League Baseball (MLB). Uniformes con los Yankees, Dodgers, Pirates, Rangers, White Soxs, Atléticos, Nationals, daban testimonio de ello.

Había jugado también para los Tomateros de Culiacán, y durante mucho tiempo fue considerado un ídolo local, incluso en 1996 había ganado la Serie del Caribe con el equipo guinda, en Santo Domingo República Dominicana, cuando junto a Nelson Barrera, Darrell Sherman, JR Phillips y Matt Stark, levantara el trofeo.

Pero ese viernes 9 de febrero, 22 años después de aquel logro, Loaiza estaba reducido a una sombra de sí mismo: un sombrío sospechoso de tráfico de droga.

El Cártel de Sinaloa
De acuerdo a expedientes de la DEA, e información revelada por el gobierno mexicano, la zona de Tijuana y Mexicali es actualmente controlada por el Cártel de Sinaloa.

Luego de la caída de los hermanos Arellano Félix, y más recientemente el arresto de Luis Fernando Sánchez Arellano el Ingeniero, gente allegada a la facción de Ismael el Mayo Zambada tomó control de Tijuana y sus alrededores.

“Yo compro perico (cocaína) en Guadalajara y la muevo a Tijuana. Allá la vendo a quien me la compre. No puedo decir si este compa (Loaiza) era mi comprador, pero lo que sí te digo es que si él compraba perico o chiva en Tijuana, era a gente de aquí (de Sinaloa)”, dijo un traficante sinaloense de menor escala, que solicitó no revelar su identidad.

—¿A cuánto compras la coca y a cuánto la vendes? —se le cuestionó.

—El kilo (de cocaína) lo compras a 8 mil (dólares, en Guadalajara), y cuando lo pones en Tijuana lo vendes en 15 —dijo el traficante.

—¿Perteneces al Cártel de Sinaloa?

—No pertenezco a nadie, pero los conozco, y son a ellos a los que les pago piso —explicó.

 

Futuro incierto

Aun cuando la cantidad de droga es alta, Loaiza no enfrenta cargos federales, sino que es el estado de California el que le está presentando cargos por posesión de más de 20 kilogramos de cocaína, y según el fiscal Ryan Karkenny, las pruebas son abrumadoras, incluso, se tienen datos y bitácoras de la frecuencia con que Loaiza cruzaba la garita de San Ysidro, al grado que justo el día de ser arrestado, ya habría cruzado al menos en dos ocasiones la frontera.

De ser encontrado culpable, Loaiza podría alcanzar una pena de hasta 20 años y ocho meses en prisión, aunque por lo pronto la juez Katz programó la próxima audiencia preliminar para el 24 de abril de este año.

 

Las ganancias millonarias de Loaiza

  • El tijuanense jugó durante 14 temporadas en Grandes Ligas y en su carrera ganó poco más de 43.7 millones de dólares.
  • Además de recibir por parte de las Grandes Ligas una pensión anual de 100 mil dólares, poco más de 8 mil dólares mensuales.
  • En su trayectoria jugó para los Piratas de Pittsburgh, con quienes debutó en 1995, Rangers de Texas, Azulejos de Toronto, White Sox de Chicago, Yankees de Nueva Yor, Nacionales de Washington, Atléticos de Oakland y Dodgers de Los Ángeles.
  • Y su mejor momento fue en 2003 y 2004, con los Medias Blancas de Chicago y Azulejos de Toronto, cuando fue invitado al Juego de las Estrellas.
  • En 2002, Loaiza se ubicaba en el sitio 101 de los mejores jugadores pagados en las mayores con 6 millones 50 mil dólares anuales.
  • De un total de 866 en Grandes Ligas, el tijuanense era el mexicano mejor pagado.

Artículo publicado el 18 de febrero de 2018 en la edición 786 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Lluvias inundan vialidades de San Miguel Zapotitlán

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com