Escuela, trabajo digno y vida para los jóvenes

Beca benito juarez-foto cuartoscuro1

Seis millones de jóvenes mexicanos no estudian y no tienen trabajo.

Cuatro millones 700 mil de ellos, son mujeres.

Cuatro millones 500 mil de esas mujeres no estudian ni trabajan porque se dedican a atender a algún familiar que necesita cuidados.

En 2018, al iniciar este gobierno federal, 7 millones de personas de entre 12 y 29 años de edad no estaban en la escuela o no cursaban el grado que correspondía a su edad.

Cuatro años después el problema creció a 8 millones 400 mil.

Seis de cada 10 jóvenes que trabajan lo hacen en la informalidad, con un bajo salario y sin seguridad social.

Treinta y seis de cada 100 jóvenes viven en situación de pobreza y siete, en pobreza extrema.

En 2018, 8 millones 400 mil adolescentes y muchachos no tenían acceso a los servicios de salud. Cuatro años después el problema creció a 15 millones 800 mil.

Uno de cada cinco nacimientos, las madres tienen entre 15 y 19 años de edad.

La tasa general de homicidios en 2022 fue de 25 por cada 100 mil personas, la tasa de jóvenes fue de 33 y la tasa de jóvenes hombres fue de 57.  

Seis de cada 10 mujeres jóvenes han sufrido algún tipo de violencia.

En este país se excluye a millones de muchachos y muchachas de la educación, del trabajo, de la salud y, lo peor, se les asesina.

Es información de las diversas encuestas del INEGI, del CONEVAL, IMSS, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza y de la iniciativa “Aprender parejo”.

De 2018 a 2020, 367 mil jóvenes egresaron de la secundaria, pero no se inscribieron a la educación media superior; el problema empezó antes de la pandemia. Hoy, con todo y becas y con la transición de secundaria a bachillerato de vuelta a niveles prepandemia, el país todavía tiene 116 mil jóvenes menos en educación media superior respecto a lo registrado en 2018.

Dar la misma cantidad de becas a todos los estudiantes, sin importar su riesgo a desertar, no ha sido muy eficaz.

Debieran ser primero los pobres.

Becas para evitar la deserción escolar en lugar de becas universales.

La falta de focalización de las Becas Benito Juárez ha resultado en que ha dedicado el 54 por ciento de sus recursos para beneficiar a los estudiantes de hogares con ingresos medios y altos que antes, en 2018, solo recibían el 2 por ciento del presupuesto.

La iniciativa “Aprender parejo” señala algo muy importante: es crucial que las políticas no únicamente mejoren la calidad educativa, sino que también aseguren que el aprendizaje sea una herramienta efectiva para acceder a mejores oportunidades laborales.

Solo tres de cada 10 personas universitarias trabajan en su campo de estudio.

El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” tampoco ha sido eficaz, ha ejercido casi 100 mil millones de pesos y reporta una cobertura de casi 3 millones de participantes.

El número de jóvenes con trabajo formal registrado en el IMSS a fines de 2023, respecto a los que había a finales de 2018 no ha crecido. De hecho, son 128 mil jóvenes menos ahora con respecto a 2018, antes del inicio del programa.

El reporte sobre el programa encuentra que no prioriza a jóvenes con mayores barreras de empleabilidad; tiene un sesgo geográfico que reduce la cobertura en las ciudades donde hay mayor cantidad de jóvenes fuera de la escuela y el trabajo; y no garantiza capacitación o desarrollo de competencias.

Tampoco ofrece opciones de cuidado para mujeres madres; ni asegura experiencias de trabajo relacionadas con las ofertas laborales más requeridas de cada región.

La inscripción al programa dejó de ser en línea, y solo se puede hacer en eventos de registro organizados por los “Servidores de la Nación”; lo que facilita el clientelismo político y el condicionamiento electoral.

La Auditoría Superior de la Federación encontró en 2021 decenas de irregularidades en Jóvenes Construyendo el Futuro, entre ellas que se entregaron apoyos a personas registradas como beneficiarias, que habían fallecido entre 2019 y 2020.

Las Becas para el Bienestar Benito Juárez tienen 263 millones 695 mil 365 pesos pendientes por aclarar de la Cuenta Pública 2019.

La gravedad de la actual situación de la juventud mexicana requiere una política pública especial.

La problemática no se solucionará con acciones aisladas sin fundamento en evidencia, sin objetivos claros y sin resultados medibles.

Al menos debe conformarse un programa nacional de atención a las juventudes en situación de vulnerabilidad con los siguientes elementos vertebradores, entre otros.

1. Mejorar los programas sociales actuales con énfasis en su focalización en la población más necesitada, y ser eficaz contra la deserción escolar y a favor de la integración laboral. Además de su ejercicio honesto y apartidario.

2. Reinsertar a quienes dejaron la escuela

3. Fortalecer las instituciones de educación y capacitación de nivel medio superior.

4. Crear un Sistema Nacional de Cuidados para impulsar la empleabilidad de mujeres jóvenes.

5. Atender la salud subrayando las enfermedades mentales, las adicciones y el embarazo adolescente.

6. Reinsertar a los jóvenes que han cometido delitos.

7. Prevenir la cooptación por la delincuencia organizada.

8. Garantizar seguridad a escuelas, parques, espacios y horarios juveniles.

9. Subsidiar el consumo cultural.

El piso mínimo que le debemos a la juventud es educación, empleo, salud y seguridad.

Esta es la razón de un auténtico proyecto nacional, de una verdadera épica.

La salvación del país depende del estado de nuestra juventud.

No hay mayor causa.

Esta es una misión histórica y trascendente.

No vamos en buena dirección, se ha retrocedido.

Hemos fallado.

Artículo publicado el 12 de mayo de 2024 en la edición 1111 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1116
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.