Trajes policiacos en Sinaloa, baratos y defectuosos

 

ENTREGA. De los uniformes.

Prohíben a policías hablar sobre la mala calidad de sus uniformes, hechos por la Sedena

 Los uniformes que compró la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) a la Sedena salieron baratos, pero de mala calidad. La SSPE compró 2 mil 292 uniformes para agentes de la PEP, custodios penitenciarios y policías municipales.

La compra se realizó sin licitación, debido a que según Genaro Robles Casillas, titular de la SSPE, no se requiere ese proceso cuando las compras son entre dependencias gubernamentales.

De acuerdo con agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, los uniformes están chuecos, muy anchos o muy reducidos, el color ya se está deslavando y las botas son sintéticas e incómodas para traerlas puestas durante jornadas de hasta 24 horas.

Los agentes de la PEP están obligados a usar el uniforme nuevo y las botas o de lo contrario serán sancionados con arresto de 24 a 36 horas. También están advertidos de ser arrestados si hablan con la prensa sobre la calidad de los uniformes.

Los policías dijeron que la indicación del uso obligatorio del nuevo uniforme y la prohibición de hablar con los medios de comunicación la dio el director de la PEP, Carlos Alfredo Hernández Leyva, quien refirió que eran órdenes del Secretario de Seguridad Pública del Estado, el general Genaro Robles Casillas.

Los uniformes fueron comprados por la SSPE a la Secretaría de la Defensa Nacional por 4 millones 445 mil pesos.

El año pasado, la dependencia adquirió uniformes y botas para elementos de la PEP, custodios penitenciarios y policías municipales pero fueron entregados a los agentes hasta hace poco más de un mes.

Al comprar los uniformes a la Sedena, la SSPE redujo el costo de compra en casi 50 por ciento, que si los hubiera adquirido a una empresa privada, pero resultaron de menor calidad.

El uniforme completo: camisa, pantalón, gorra y botas tuvo un costo de mil 982 pesos.

En la compra anterior de uniformes a una empresa privada en 2016, cada uno costó 3 mil 675 pesos.

Elementos consultados dijeron que el año pasado, personal de la Sedena tomó medidas a cada agente para el uniforme.

Cuando entregaron las camisas y pantalones resultó que estaban en tallas normales, pero mucho más anchas o reducidas.

“La mía es talla XL pero parecía una sábana, yo creo que estaba más ancha que la XXL y el pantalón las piernas estaban bien anchas, me quedaba todo aguado”, dijo uno de los policías consultados.

Señalaron que en algunos casos los uniformes estaban muy reducidos.

Las camisas, dijeron, algunas traían los botones del lado izquierdo y no del lado derecho.

Los agentes comentaron que las prendas apenas y tienen una costura y sobre la orilla.

Uno de los elementos comentó que al estirar la costura de una de las piernas del pantalón, se abrió.

Otro elemento mencionó que la segunda ocasión que usó el uniforme, la bolsa del pantalón se descosió.

Los policías dijeron que los pantalones y las camisas están cosidos chuecos.

Según los agentes, cuando recibieron los uniformes tuvieron que mandarlos arreglar.

En el caso de las botas, señalaron que las que recibían antes eran de piel y con la plantilla acojinada.

Las que fabricó la Sedena son de material sintético, duras y con plantilla gruesa e incómoda.

“Son como de plástico, ahorita con el calor se nos cocen las patas, hay ratos en las que no las aguantamos, se ponen muy calientes, luego están duras, no se amoldan al pie como las otras que a los días de traerlas ya se acomodaban”, mencionó uno de los elementos.

Los policías dijeron que las plantillas que traían las botas se las quitaron y les pusieron la que tenían en las botas anteriores, o compraron nuevas.

La plantilla, explicaron, es de un material sintético tipo plástico muy grueso y en las otras botas son de tela acolchonada.

Los agentes mencionaron que los uniformes no son de color azul sino de un tono lila oscuro.

Dos policías señalaron que sus uniformes ya se empiezan a deslavar.

“Ya les tiré dos sobres de Caballito negro (colorante para tela) para que agarraran color pero no lo agarraron”, señaló uno de los policías.

Los elementos mencionaron que en ocasiones se arriesgan al arresto y usan las botas que tenían antes.

Aunque ya están desgastadas o rotas, dijo un policía, son más cómodas que las nuevas.

Hasta antes de la entrega del calzado fabricado por la Sedena, los agentes podían usar las botas que les entregaba la corporación o las que ellos compraran.

Los uniformes se hicieron en la Fábrica de Vestuario y Equipo de la Sedena, el organismo encargado de elaborar los uniformes para el personal del Ejército y Fuerza Aérea.

Un ex militar, que ahora forma parte de las corporaciones locales, señaló que los uniformes y botas no tienen la misma calidad que los que entregan a los soldados.

La compra fue concretada el 15 de julio del año pasado, entre el titular de la SSPE, general Genaro Robles Casillas, y el director general de Fábricas y Vestuario de la Sedena, general de división Juan Manuel Castillo Segura.

La Sedena pidió el pago por adelantado y el Gobierno del Estado lo hizo el 23 de agosto.

Según el convenio entre la Sedena y la SSPE, las prendas tenían que ser entregadas en septiembre del año pasado, pero la dependencia incumplió con el plazo y fue hasta hace alrededor de dos meses que los entregó.

En febrero pasado Ríodoce dio a conocer el retraso en la entrega, y tanto el titular de la SSPE como el subsecretario de Seguridad, Cristóbal Castañeda Camarillo, dijeron desconocer los motivos por los que la Sedena no había entregado.

Los militares al mando de la SSPE aseguraron que todavía no estaban pagados, pero el pago ya se había hecho.

Los militares justificaron que se había comprado a la Sedena para reducir costos.

“Se está tratando de dar una dignidad a la policía, se está tratando de equiparlos de manera homologada, obviamente se facilitan los procesos de adquisición que marca la ley cuando son entidades federativas y obviamente si alguien tiene un costo menor a ese se tendrá que ver, pero 900 pesos por los uniformes que son los que utilizan las fuerzas armadas es un costo bastante bajo”, dijo Castañeda Camarillo en esa ocasión.

Artículo publicado el 10 de junio de 2018 en la edición 802 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Tiran colchones sucios afuera del Ayuntamiento de Culiacán

» Impreso

Un mexicano entre los 60 talentos mundiales del futbol del futuro

Un mexicano, canterano de Chivas, Sebastián Martínez, entre los 60 talentos mundiales del futuro: Es más completo que Chicharito. El prestigioso diario británico ‘The Guardian’ publicó una lista de los 60 talentos mundiales del futbol que en unos años podrían dar mucho que hablar. Son futbolistas nacidos en el 2001 por lo que ahora todavía […]

Falsos futbolistas: Dionicio Farid y Carlos ‘Kaiser’ Raposo

‘Pie pequeño’, la película que recaudó 65 mdp en un fin de semana

Aprender del 68

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

LMP se impone a LMB: No al Mundial Sub 23

Desde los 11 Pasos » Arturo González

¿Una liga de futbol norteamericana?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Las manos

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

¿A dónde nos lleva la ‘cuarta transformación’?

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

El invierno de AMLO

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

Ernesto Hernández Norzagaray

El cóctel esperado

José Antonio Ríos Rojo

Hace 50 años

» Ñacas y Tacuachi

197000

Servicio de Uberkiller

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com