La paciente defensa del terruño en Ahome

COLONOS. Edificio está en comodato por 99 años.

Desde los primeros días de enero del 2018, un grupo de adultos mayores de la colonia Infonavit Macapule se desvelan en defensa de lo que consideran su patrimonio colectivo: el Centro Social o Auditorio, construido con aportaciones obligatorias y que es pretendido por la actual administración municipal de Ahome para construir un albergue para los familiares de los pacientes hospitalizados en el nosocomio público “Jesús Kumate García” u Hospital General.

El inmueble de la discordia se construyó en 1986 en la esquina de Código Agrario y boulevar Macapule con aportaciones del 1 por ciento del crédito hipotecario que el Instituto de Fomento Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) otorgó a unos 400 derechosos para iniciar el quinto proyecto nacional Duplex, que sería un ensayo para la solución de demanda de casas populares.

El modelo habitacional se concibió en un polígono entre los boulevares Antonio Rosales, Justicia Social, Río Fuerte y Mezquite, y en el centro, el auditorio o Centro Social, que sería el punto de convivencia familiar por excelencia.

EL PLANTÓN.

El 23 de abril de ese mismo año, la notario público Marisela Mojaraz Arteaga inscribió en el Registro Público de Culiacán la escritura pública 239, volumen uno a la Asociación de Residentes del Conjunto Habitacional “Macapul” A. C. que sería la única entidad en administrar el inmueble.

Después de ello, el edificio albergó a la Asociación Civil y con el paso de los años fue velatorio, escuela de artes y oficios, salón de fiestas, centro de rehabilitación de adictos y hasta centro de culto para adventistas.

Así funcionaron por décadas, sin problemas de avaricia, hasta que aparecieron en la escena política los junior priistas, y la avaricia comenzó a corromper.

Por eso, ese puñado de adultos mayores estaba allí, desgastándose, usando sus pocas fuerzas pues todos sufren de padecimientos crónico-degenerativos. Construyeron su campamento con sillones en desuso y sillas remendadas. Por techo, colocaron una lona asida a las ramas endebles de olivos negros y a una tela ciclónica, que hace las veces de cerco. Las paredes de su refugio son invisibles porque son de aire, literalmente.

En las frías noches, ellos encienden una fogata en donde se templan. Ninguno de ellos le teme a enfermarse, pese a aceptar que en cualquier momento pueden caer en cama pues su sistema inmunológico ya está disminuido.

De sus escasas fuerzas sacan fortaleza, y están allí, defendiendo sus casas y su colonia de la voracidad de una administración municipal priista que pretendió apropiarse del bien ajeno para destinarlo a utilidad pública.

Martha Guerrero Lugo, lideresa de la agrupación, con legajos de documentos en mano asegura que ni el Ayuntamiento de Ahome ni ningún otro gobierno tienen injerencia en el manejo del edificio pues fue construido por el Infonavit con dinero de los colonos, y entregado en comodato por 99 años a la Asociación de Residente con el candado de ser invendible.

Es por ese comodato que los colonos decidían darle un uso de bienestar colectivo, hasta que el ayuntamiento de Ahome apareció en el tercer cuatrimestre del 2017 y de la noche a la mañana lo declaró en desuso, en ruinas, y sacó a los adventistas, luego lo clausuró e impidió que los colonos lo utilizaran, recordó Guerrero Lugo.

Intempestivamente, dijo, los funcionarios municipales hicieron su proyecto y decidieron, sin consultar a nadie ni checar la propiedad ni situación legal del inmueble, que sería reconstruido para equiparlo para albergue de familiares de pacientes hospitalizados en el General.

La comuna no escuchó razones, ni planteamientos, mucho menos negoció una solución, dijo.
Entonces, los colonos decidieron dar la lucha legal y durante meses acopiaron informes. En ese mismo lapso, una constructora allanó el inmueble, demolió muros posteriores y oficinas internas y comenzó a reconstruirlos.

Fue entonces cuando la comuna trama el juicio 492/2017-1 en el Juzgado Segundo Civil de Primera Instancia llamando a juicio a derechos del inmueble.

“Aparecimos varios y demostramos nuestro derecho de ir a juicio. Logramos ganar tiempo, y luego comenzamos los alegatos. Con dinero e influencias en contra, llevamos las de perder, pero nos llegó ayuda de abogados de Culiacán y el caso comenzó a enderezarse”.

En la temporada decembrina, cuando los juzgados están de vacaciones, los colonos decidieron pasar las fiestas navideñas en paz.

En enero del 2018, los colonos se reagruparon y comenzaron con la defensa física del inmueble. Hasta ahora, allí permanecen. Estoicos, inamovibles.

Juan Garibaldi Hernández, secretario de la comuna de Ahome aceptó que el caso del albergue se desahogará en un juicio civil.

1986 Infonavit entrega a colonos el Centro Social
2017 Comuna de Ahome trata de apropiárselo
2018 Colonos arman bloque de defensa
Fuente: Asociación de Residentes del Conjunto Habitacional “Macapul” A. C.

Artículo publicado el 18 de febrero de 2018 en la edición 786 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

19 Septiembre de 2017, un sismo que revivió la tragedia de 1985

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com