Juan de Dios Gámez, radiografía de un ahijado

JUAN DE DIOS Y ROCHA. La familia y el poder.

El alcalde sustituto de Culiacán se separa de la alcaldía para buscar el mismo puesto, ahora por la vía de los votos

Los que saben, dicen que Juan de Dios Gámez Mendívil llegó a la presidencia municipal de Culiacán bajo el manto protector de su padrino, el gobernador Rubén Rocha Moya, y que se dedicó a perfilar una candidatura tendiente a buscar de nuevo la alcaldía, ahora a través de los votos.

Lea: La batalla en Sinaloa por el Senado: entre chapulines, perseguidos y sumisos

A diferencia de su antecesor, Jesús Estrada Ferreiro, en los 20 meses al frente de la presidencia municipal, el ahijado gobernó en un tono conciliador, sin conflictos entre el cuerpo de regidores ni el sindicato del Ayuntamiento.

“Consideramos que hemos administrado con base a las necesidades de la gente, de los trabajadores”, expresa Gámez Mendívil.

Es el martes 27 de febrero de 2024 en la sala de Cabildos, el alcalde solicita la separación definitiva de la presidencia municipal, al mismo cuerpo de regidores que lo arropó el 10 de junio de 2022 al asumir el despacho como alcalde sustituto.

“Tenemos un ayuntamiento que tiene una buena relación con el sindicato, con nuestro líder, Julio Duarte; hay una buena relación de los funcionarios con los regidores…”, reconoce Octavio Valenzuela, el regidor de Movimiento Ciudadano.

Sadol Osorio Porras, edil del Partido Acción Nacional, hace lo propio.

“Reconocerle que es buen hombre, decirle que le deseamos salud, tolerancia, paciencia en todo este tiempo que va a tener…”, dice.

El ahijado

Luego del desafuero de Jesús Estrada Ferreiro como presidente municipal de Culiacán, el 10 de junio de 2022, Juan de Dios Gámez Mendívil rindió protesta como alcalde interino en el Congreso del Estado.

El parentesco entre el gobernador Rubén Rocha Moya y el nuevo presidente municipal de la capital de Sinaloa, era el secreto a voces en Culiacán… y más allá.

Con una meteórica carrera como asesor de Rocha Moya cuando era senador, después, parte del equipo de campaña a la gubernatura del estado en 2021 de su padrino, y posterior delegado federal de los programas del Bienestar, Gámez Mendívil asumía la presidencia municipal bajo el cobijo del Ejecutivo estatal.

“Juan de Dios circunstancialmente es mi ahijado. A mí me tocó bautizarlo, bueno, al cura. Pero ya lo decía yo en la mañana: qué culpa tiene Juan de Dios de ser mi ahijado. Él ha estado haciendo su carrera. A él lo nombró el presidente delegado de los programas federales y ahora lo nombró el Congreso”, diría Rocha Moya el 13 de junio, en una inédita visita al Cabildo de Culiacán para sofocar el incendio que había dejado Estrada Ferreiro con las viudas de policías.

Su gobierno

A dos días de que se oficializara su candidatura por la presidencia municipal de Culiacán, Juan de Dios Gámez Mendívil dice que, aunque hay “bastantes pendientes”, en los casi dos años al frente del ayuntamiento logró un reconocimiento, un programa y un plan de trabajo siempre en comunicación con los ciudadanos.

En 20 meses, asegura, se tuvo un buen manejo de las finanzas y una buena relación con el sindicato que no convocaron a huelga como en años anteriores.

En un año, continúa, el número de calles pavimentadas representa lo que se pavimentó en 13 años.

“El sindicato no convocó a huelga. ¿Qué supone o qué significa esto? Que todo lo que viene, desde el punto número uno hasta el último punto de su contrato colectivo, fue respetado conforme a sus derechos. Hemos logrado avanzar de manera importante. Entonces, consideramos que hemos administrado con base a las necesidades de la gente, de los trabajadores”, subraya.

Juan de Dios, el candidato

El candidato a la alcaldía por Morena, luego de su licencia para la separación definitiva del cargo, dice estar consciente de las reglas y el compromiso con el pueblo de Culiacán.

“No es que sienta la confianza. Es que tengo el compromiso con la aspiración que hice hace poco más de un mes, cuando me registré a la alcaldía de Culiacán… Desde que me inscribí era consciente de cuáles eran las reglas del juego, cuáles eran las reglas institucionales, las recomendaciones de mi propio movimiento, como esta, que solicitaban licencias definitivas, sabiendo que, sea cual sea el resultado, ya no estaríamos en condiciones (de regresar)”, subraya.

Y habla de su contendiente, Érika Sánchez, de la coalición Fuerza y Corazón por Sinaloa, que va también por Culiacán, postulada por los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática.

“La conozco poco. Hay que ver cuáles son sus propuestas, su plan de trabajo, su plan de gobierno, y sobre eso podemos hacer un contraste de ideas y que la gente decida. Pero la respeto mucho…” comenta.

Los empujoncitos del padrino

Al igual que cuando asumió la presidencia municipal de Culiacán, Juan de Dios Gámez Mendívil, su padrino, el gobernador Rubén Rocha Moya, hoy que se va le da otro empujoncito con el anuncio de nuevas obras para el municipio.

El 13 de junio de 2022 en su visita inédita a la sala de Cabildo, el mandatario estatal, además de ofrecer una solución al problema de pago a las viudas de policías que le negó a Jesús Estrada Ferreiro, anunció una inversión de 89.7 millones de pesos para la rehabilitación de 1 mil 500 metros de la avenida Álvaro Obregón.

Este 22 de febrero de 2024, Rocha Moya dio a conocer el programa de obras en los 20 municipios del estado, con una inversión mayor en Culiacán de 2 mil 200 millones de pesos para movilidad urbana.

Artículo publicado el 03 de marzo de 2024 en la edición 1101 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.