Imponen a Xóchitl, impondrán a Claudia

XÓCHITL GÁLVEZ RUIZ. La esperanza del PRIAN. FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

¿De verdad alguien se siente traicionado porque el Frente Amplio por México (FAM) no culminó el proceso para elegir candidato o candidata presidencial como lo había planteado? ¿O sorprendido? Los analistas afines al Frente, que pululan casi siempre en medios alineados contra la 4T, se dividen entre quienes celebran que el FAM ya tenga de candidata a Xóchitl Gálvez “haiga sido como haiga sido”, y los que hubieran deseado lo mismo, pero con el proceso llevado hasta el final, algo que el Frente rehuyó por razones que todavía se desconocen.

Llegar hasta la consulta la hubiera legitimado, alegan. Pero no dicen que, al final, siempre hubieran estado Alito, Santiago Creel, Marko Cortés, Vicente Fox, Claudio X. González… la misma Beatriz Paredes ¿Legitiman ellos? ¿Legitiman el PRI, el PAN, el PRD? En todo caso, la hidalguense se legitimó sola en los 80 días que transcurrieron del 12 de junio, cuando el presidente le negó la entrada a palacio nacional, a donde la senadora acudió para reclamar su derecho de réplica, y el día en que Alejandro Moreno declaró que el PRI, “por el bien de México” la apoyaría a ella. En sentido estricto, el PRI no tendrá candidato presidencial por primera vez en su historia. Pero ese es Alejandro Moreno, el turbio personaje que, contra viento y marea, se quedó con la dirigencia del partido y lo mangonea al antojo de sus personalísimos intereses.

Con la definición de Xóchitl está por terminar una etapa del proceso electoral del 24 que ya está encima (o nosotros encima del proceso) y solo falta que, en medio de otra polémica, pero ahora del lado del oficialismo, sea ungida, como ha estado previsto desde hace años, la ex jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo. Ni allá ni acá se habrían registrado grandes sacudidas. Las normales en procesos de este tipo. Novedosos, por cierto. Interesantes, aunque ninguno de los dos podrá presumir que fueron realmente democráticos. La cúpula que dirige el Frente Amplio no podía darse el lujo de que descarrilara la única posibilidad que tenía (y tiene, ahora) de dar la pelea el 24, por eso la impusieron. Y el presidente AMLO había decidido desde hace mucho tiempo que le pasaría la batuta de su proyecto a la doctora Sheinbaum. Y para los que les gusta ver tormentas en vasos de agua, baste decir que los zipizapes que trajeron consigo las contiendas internas, serán olvidados de aquí a que en todo el país se escuche el grito de Independencia. Beatriz Paredes ya se abrazó con Xóchitl y Marcelo Ebrard terminará levantando la mano de Claudia, previa negociación, facturas de por medio.

En el Frente no hubo perdedores, –ni siquiera Beatriz Paredes, por el contrario– pero, sin duda, el gran ganador fue Alito. Con un partido en harapos, comités locales en desbandada, sin líderes regionales ni representaciones dignas en las cámaras, ni en las federales ni en las estatales, con un movimiento territorial muerto desde hace años y los negativos en el cielo, Alejandro Moreno se erigió en el gran factor del Frente. Para eso le sirvió la capacidad de la senadora Paredes, que se posicionó rápidamente a pesar de las reservas de quienes observaban el proceso interno del Frente. Y ahora está en inmejorables condiciones de negociar posiciones para su partido. Y para él, porque irán junto con pegado.

No hay que olvidar que en el 24 se disputará la presidencia, pero también las cámaras de diputados y senadores, nueve gubernaturas y la jefatura de Ciudad de México, 31 congresos locales y casi 1600 ayuntamientos, incluyendo las alcaldías de CDMX. Para un Frente como el que se ha integrado –hay de chile, de dulce y de manteca–, hay mucho que repartir y el PRI sin duda logrará posiciones que, de haber ido solo a la elección, no las hubiera soñado nunca. Gana también el PAN porque la candidata es de su partido por más “ciudadana” que se diga, y llevará mano en el reparto. Y hasta el PRD, reducido desde hace mucho a un partido de utilería.

Bola y cadena
LO MÁS RELEVANTE PARA EL FRENTE AMPLIO es que logró una candidatura competitiva, algo que hace tres meses era impensable, que mantuvo la unidad y logró de paso –y el mérito aquí ya es de Xóchitl Gálvez por las expectativas que genera—dividir a Movimiento Ciudadano, que ya dejó claro que no hará nada para que el PRIAN, al que tanto han criticado, regrese al poder. Lo dijo Dante Delgado, su dirigente y con ello dejó claro que, de una forma u otra, con lo que le quede, apoyarán a Morena.

Sentido contrario
EL CEN DEL PRI DECIDIÓ EXPULSAR a tres de sus diputados locales, entre ellos a Ricardo Madrid, lo cual significa que Alito tiene la mano pesada todavía. En realidad, los diputados ya estaban prácticamente afuera del partido y más plegados a los intereses de Morena y particularmente a los del gobernador, Rubén Rocha. En todo caso, lo malo para ellos es que les están colgando el escarnio. No es lo mismo que se vayan a que los echen.

Humo negro
36 SEGUNDOS LE DEDICÓ EL PRESIDENTE AMLO al tema de seguridad en su quinto informe. Pero esos segundos le bastaron para manipular las cifras de la violencia –como todos los gobiernos lo hacen siempre—y decir que “vamos bien”, a pesar de los casi 160 mil homicidios que cuenta su gobierno, y los 42 mil desaparecidos registrados hasta mayo pasado. A este paso terminará su sexenio con más homicidios que Peña Nieto y con más que Calderón y Fox juntos. Pero “vamos bien”, muy bien, menos mal. Aplausos.

Artículo publicado el 03 e septiembre de 2023 en la edición 1075 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1116
GALERÍA
Ríodoce presenta el suplemento cultural, Barco de Papel ⛵️, una publicación que de manera mensual reunirá a las distintas disciplinas artísticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.