Acusan ‘chicanada’ de empresa automotriz en Los Mochis

vehiculo-chocado-los mochis

Manuel Antonio Cota González compró un carro de agencia con un crédito bancario en Los Mochis, pero por cosas del destino terminó dañado en un accidente.

Eso fue el origen para lo que asegura es una chicanada, que ahora pretende la parte vendedora del grupo Fica de la que forma parte Automotriz Sinaloense en Los Mochis. La empresa cobró el seguro pero no repara el daño, y peor aún, argumentando que no hay piezas de repuesto, abandonó el vehículo siniestrado en los patios de la agencia, sin otorgar plazo de entrega.

Manuel Antonio señala que ya han pasado cuatro meses, durante los cuales tiene que desembolsar 9 mil pesos mensuales al banco, y además rentar vehículos particulares a través de plataforma de alquiler para dejar a sus tres hijos en la escuela, trasladarse al trabajo, lo mismo que su esposa. A él, le salió más caro comprar el carro en la automotriz local que haberlo adquirido en otro lugar.

La historia comenzó en la concesionaria Volkswagen Los Mochis, ubicada en la esquina de Gabriel Leyva y bulevar Jiquilpan, propiedad de Mario Cadena Payán. Y no solo involucra a los concesionarios sino también a instituciones públicas como la Procuraduría Federal de la Defensa del Consumidor (Profeco) que presuntamente defendería a los clientes pero termina confabulada con los permisionarios para escamotear las obligaciones y perjudicar el eslabón más débil de la cadena de suministro, el comprador.

Según la narración de Manuel Antonio, tres meses atrás adquirió una Taos 2021, pero el 17 de marzo de 2023 entró a reparación por un accidente en el que la aseguradora Qualitas valuó los daños en 180 mil pesos, emitiendo el pago respectivo, que cobró la empresa.

Cada vez que acudía a la agencia, le aseguraban que estaban buscando las piezas de repuesto: a saber, las bolsas de cortina, molduras internas, un buje, y otras. Sin embargo, harto de las excusas, un día entró a las instalaciones y encontró yunqueada en los patios, desarmada, sin seguros en sus puertas, cristales abajo, interiores sucios. “Me dio tristeza, impotencia y coraje”, resumió sus emociones en esa ocasión.

Entonces, planteó su queja al gerente, Ramon Vega, quien le explicó que no había piezas en la planta de Puebla y que tendría que esperar más tiempo. La información le fue confirmada por la planta de ensamble cuando presentó su queja vía electrónica.

Ante la negativa de reparación, optó por quejarse en Profeco Los Mochis, pero la encargada, que sólo se identificó como Ruth, se negó a recibirle la queja con el argumento de que Qualitas fue quien metió el vehículo a reparación y no él, que era el propietario, según la factura.

Insistió, pero como respuesta obtuvo interlocución de Israel Malacón, que resulta ser el delegado de Profeco en Sinaloa, quien confirmó que no podían tomar su queja.

“Me dejaron en total estado de indefensión por la omisión del funcionario, diciéndome también éste que por la amistad que él tiene con los de Volkswagen y las relaciones que tiene intervendría por mi extraoficialmente, diciéndole al representante legal de Volkswagen que acude a las audiencias en Culiacán que me apoyaran y que si me daban un carro para que me moviera a toda madre, esas fueron sus palabras; fue así que efectivamente por esa amistad entre ellos inmediatamente me habló el gerente general de Volkswagen, Ramon Vega, quien me confirmó que no me podía arreglar mi vehículo porque no tenían refacciones y que me proponía comprarme el vehículo a buen precio y ofrecerme un financiamiento para otro nuevo, muy formalmente quedó el señor, aceptando que no me podría arreglar mi carro porque ni en planta tienen las bolsas de aire que le hacen falta reemplazar y que no sabía cuándo podría haber”.

Ante los hechos, dijo, su caso revela que Volkswagen vende carros nuevos sin haber refacciones y que Profeco está amafiada con los Cadena para dejar a sus clientes en estado de indefensión, afectando familias y patrimonios.

Recientemente intentó una nueva táctica, y denunció la mafia Profeco-Volkswagen en la Secretaría de la Función Pública, resolviendo el caso 243022/2022/PDC/Profeco/DE150 de una investigación.

Pero al cabo de unos días, Israel Malacón Díaz, el delegado de Profeco, fue removido de adscripción, por lo que este comenzó su contrataque y recurrió a la dependencia en la que labora para afectarlo.

“Es increíble lo que sucede en nuestro estado, buscar defenderte de empresarios avariciosos que tienen nexos de protección e impunidad en dependencias federales y terminas siendo dañado en tu patrimonio, y hasta amenazan tu empleo”, dijo.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Se desató el caos en los Emiratos Árabes Unidos después de que el país fuera testigo de las lluvias más intensas de los últimos 75 años, registrándose en algunas zonas más de 250 mm de precipitaciones en menos de 24 horas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.