Inicia la ‘batalla’ por la dirigencia del Stase

MARÍA ELENA ARMENTA. Segundo intento.

María Elena Armenta y Michel Benítez se registran como candidatos de la planilla Azul y Roja

La batalla para dirigir al Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (STASE), inició en Sinaloa.

Hasta el viernes se habían registrado para ocupar el próximo Comité Ejecutivo, María Elena Armenta de la Rocha, con la planilla Azul y Miguel Benítez Uriarte, por la planilla Roja.

Seguidores de Armenta de la Rocha, señalaron que la apoyan porque están hartos de soportar el divisionismo, la persecución, las injusticias laborales y las promesas incumplidas del Comité Ejecutivo actual, algunos trabajadores del penal de Mazatlán, esperanzados en la justicia sindical, que según ellos representa la planilla azul.

“Hemos sido bloqueados, hemos sido tratados mal, hemos sido víctimas de esas injusticias de que nunca se acabaron los colores (rojo contra rosa) con este comité y pues nosotros queremos acabar con eso, apoyando a nuestra líder María Elena Armenta de la Rocha”, dijo a Ríodoce, Leodegario García Noriega.

El jueves 2 de febrero, García Noriega fue entrevistado en Mazatlán, antes de abordar el autobús que trasladó a los trabajadores de Mazatlán al salón Figlostase en Culiacán, para apoyar el registro de su candidata de la planilla azul, María Elena Armenta, a la secretaría general del STASE.

“Soy un trabajador más apoyándola ahorita y también uno de los coordinadores de la planilla con ella y de Mazatlán, promoviendo el plan de trabajo de ella y a lo mejor si nos favorece, podemos estar en la planilla en un momento dado”, sostiene el trabajador del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito.

También la apoyó en el 2020, cuando Armenta de la Rocha contendió mediante la planilla rosa, a la planilla roja, por la dirigencia del STASE: “Sí, yo estuve en la cartera, como posible secretario de organización, la vez pasada”.

La estrategia de la Rocha

A diferencia de la convocatoria 2020-2023 del proceso de elección del Comité Ejecutivo del STASE que encumbró a la priista Teresa de Jesús Ochoa Pérez, mediante la planilla Roja, en la Secretaría General durante el gobierno de Quirino Ordaz Coppel, la convocatoria 2023-2026 para renovar la dirigencia fue publicada el 30 de enero, en el contexto del gobierno morenista de Rubén Rocha Moya.

Sus simpatizantes afirman que desde su primer intento fallido de llegar a la Secretaría General del STASE, como candidata de la Planilla Rosa en 2020, María Elena Armenta de la Rocha, sembró la semilla de su lucha sindicalista cuyos frutos está cosechando en Mazatlán y en todo el sur de Sinaloa.

MICHEL BENÍTEZ. Bajo el cobijo del poder.

Su resistencia política se fortaleció en 2021, apoyando al entonces candidato de Morena, Rubén Rocha Moya, durante la campaña electoral contra el priista Mario Zamora.

En ese escenario, para no pasar desapercibida como acompañante de Rocha Moya, la líder sindical, un día sí y otro también, se tomaba la foto del recuerdo político con el entonces aspirante de Morena al gobierno del estado.

“Licenciado, una foto, una selfie”, pedía María Elena durante la campaña a Rocha Moya, y éste fiel al lema del finado líder sindical, Fidel Velásquez, que rezaba “el que se mueve no sale en la foto”, posaba para salir en la foto.

Algunos trabajadores consultados en el sur del estado, aseguran que la estrategia del acompañamiento y las fotos habrían logrado que Rocha Moya conociera de qué madera estaba hecha la hoy candidata de la planilla azul.

En ese escenario político, mientras los seguidores de María Elena Armenta de la Rocha apoyaban al otrora candidato Rocha Moya, los afines a Gabriel Ballardo Valdez y Teresa de Jesús Ochoa Pérez, hacían lo propio con el aspirante a la gubernatura, Mario Zamora, quien perdió la elección.

Fue durante esa polarización ideológica que en la contienda por la dirigencia del Comité Ejecutivo del STASE, en la que ganó Ochoa Pérez, cuando ésta cobró facturas castigando tanto a miembros de la planilla roja, como de la “rosa” que apoyaron la campaña de Rocha Moya.

El olvido como castigo

-¿Ustedes en el penal de Mazatlán han sido ignorados por parte del STASE? – se le cuestiona a Leodegario García Noriega.

-Sí, yo tengo 33 años laborando en el penal, con todo y permisos sindicales, pero nosotros hemos estado en el rezago. Los del comité actual no han venido ni a dar las gracias a los compañeros que los apoyaron, y nosotros hemos buscado solos los apoyos, con movimientos sociales que los diputados han hecho, y a veces con apoyos sociales que nuestra misma líder, María Elena Armenta de la Rocha, nos ha conseguido.

-Nunca han tenido apoyos de sus representantes sindicales…

-¡Nunca!. Nosotros hemos estado olvidados ahí, porque pese a que hemos sido encargados de una área muy importante, porque somos los que resguardamos a las personas que cometen algún ilícito, y que tenemos esa gran labor de reintegrarlos a la sociedad. La verdad es que como trabajadores nunca hemos tenido un poyo de capacitación de nuestro sindicato o una promoción para que se nos capacite. Menos de un aumento en nuestros sueldos que pueda ayudarnos a aminorar esta situación de riesgo de seguridad que tenemos.. Entonces estamos en la búsqueda de un
apoyo, de una mejora, en todos los sentidos, laboralmente hablando”.

-¿Ustedes tienen la esperanza de que su candidata pueda ayudarles a mejorar su situación?

-Sí, ella nos garantiza una confianza con su experiencia, con su buen criterio, pero sobre todo, su liderazgo hace que nosotros tengamos esa confianza en ella para llegar al STASE y que ella nos pueda apoyar a los trabajadores. En el penal somos 107 trabajadores, pero alrededor están los juzgados de juicios orales y los juzgados tradicionales, que en su mayoría están con nosotros también. Sin pecar de vanidosos, nosotros tenemos la mayoría ahí. Todavía sobrepasamos la votación hasta el día que llegue el momento de la elección.

Michel Benítez, el otro contendiente

El otro contendiente a dirigir el Stase, es Michel Benítez Uriarte, quien se registró con la planilla Roja, acompañado también de una gran comitiva de diferentes municipios, que lo acompañó al salón Figlostase en Culiacán.

Benítez Uriarte ocupó el cargo de director de la Junta Administradora de Fondos Especiales (JAFE), en el Comité Directivo actual, y era delegado sindical en el Congreso del Estado, renunció a ambos cargos para poder estar en posición de registrarse.

El aspirante a la Secretaría general del Stase, también se dice amigo de la Cuarta Transformación, y se menciona que es el candidato oficial.

El registro de planillas concluyó el pasado viernes 3 de febrero, y las votaciones se realizarán el 19 de abril en la zona norte, el 20 de abril en la zona sur y el 21 de abril en Culiacán y el 2 de mayo se darán a conocer los resultados de la elección.

Artículo publicado el 05 de febrero de 2023 en la edición 1045 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.