La infame muerte de don Yoyo en Culiacán

casa cateada yoyo

Buscaban al ‘Nini’, jefe de seguridad de Los Chapitos y le dispararon al anciano de 84 años

Afuera de la casa de don Yoyo una corona gigante cubre parte de la fachada. “De parte de todos tus vecinos. “Queremos justicia” se lee en las cintas. Su familia y vecinos acusan que los militares fueron quienes le dispararon.

La agresión a Isidoro Medina, de 84 años, ocurrió alrededor de las 21:00 horas del sábado 7 de enero, en su casa ubicada en la calle Mariano Escobedo entre Manuel Estrada y Fray Bernardo de Balbuena, en la colonia Miguel Hidalgo, en esta ciudad de Culiacán.

El operativo era en tres casas contiguas a la vivienda de don Yoyo.

De acuerdo con la versión oficial, los militares fueron atacados a balazos cuando llegaron a las casas que eran el objetivo.

Una vecina asegura que con camión blindado los soldados golpeaban los portones de las casas, entre ellas la del adulto mayor.

Los soldados entraron a la vivienda y ahí se encontraba don Yoyo en una de las habitaciones. Trascendió que el operativo era con el fin de aprehender a Néstor Isidro García o Néstor Ernesto Pérez Salas, el Nini, jefe de seguridad de Los Chapitos.

Mientras golpeaban portones y forzaban puertas, señalaron, había balazos y un helicóptero sobrevolaba a baja altura.

Los familiares aseguran que a don Yoyo le dispararon los militares en la habitación en la que se encontraba.

El señor vivía ahí en la casa con su nieta y el esposo de ésta, pero ese día no se encontraban; momentos antes habían salido de la vivienda.

La familia se enteró que pasaba algo en la casa por los vecinos que les hablaron para decirle que los soldados estaban en la vivienda.

Una de las hijas se trasladó al lugar pero su papá ya no estaba ahí y le dijeron que lo habían trasladado al ISSSTE en una ambulancia militar.

La familia se fue al hospital y ahí se enteraron que había fallecido. Don Yoyo recibió un balazo en el pecho y atravesó uno de los pulmones.

Hasta el martes los familiares pudieron entrar a la casa y la encontraron “batida”. Los militares, dicen, al parecer andaban buscando algo y movieron muebles y vaciaron cajones. En la habitación de don Yoyo encontraron charcos de sangre seca.

De acuerdo con sus familiares, don Yoyo ya no trabajaba. Durante más de 50 años, dicen, atendió una tienda de abarrotes.

CASAS CATEADAS.

Las casas que fueron aseguradas están pegadas a la de la víctima.

La vivienda que está junto a la de don Yoyo es una construcción pequeña de menos de seis metros de frente y enseguida un portón blanco que está golpeado.

Pegada a esa casa, está la marcada con el número 2385 y tiene una entrada para vehículos hacia el patio en el que al fondo se observa una cochera techada para varios automóviles. Enseguida está la tercera casa con patio enfrente y luego la puerta de entrada y un cochera.

Las tres viviendas son las que al parecer eran el objetivo de los militares.

Desde el sábado los soldados permanecieron resguardando las viviendas y personal de la Fiscalía General de la República realizó un cateo.

Hasta el mediodía del miércoles los militares se retiraron de los inmuebles y los agentes de la FGR colocaron sellos de aseguramiento.

Los familiares de don Yoyo el martes pudieron entrar a la casa y encontraron el estado en el que la habían dejado y las manchas de sangre.

Los vecinos colocaron en el exterior una corona con la que exigen justicia y a un costado dejaron otra, enviada por una familia.

Los familiares dijeron que hasta el jueves el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional no había tenido ningún acercamiento con ellos.

Peritos de la Fiscalía General del Estado acudieron hasta el miércoles, cuatro días después de la agresión, a recabar evidencias a la casa de don Yoyo.

El sábado por la noche, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, informó que se estaba llevando a cabo un operativo, pero no dio a conocer que se habían registrado balazos.

“En este momento, autoridades de los tres órdenes de gobierno realizamos un operativo en la colonia Miguel Hidalgo en Culiacán; les solicitamos no generar información falsa”, indicó. Y más tarde dio a conocer que no había personas detenidas.

Durante la conferencia semanera del lunes 8, el funcionario admitió que hubo una persona lesionada.

Señaló que no quedó precisa la forma como resultó lesionada por lo que esperarán a que se resuelvan las investigaciones de la Fiscalía.

“Hubo un operativo por personal militar, aseguraron armamento y la versión oficial que tenemos es que hay una carpeta de investigación con información, la versión de cuando arriba personal militar es agredido por disparos de arma de fuego, no sabemos si en esa situación hay una persona que resulta lesionada, el personal militar se da cuenta y lo traslada a recibir atención médica”, dijo.

Castañeda Camarillo añadió que los primeros en llegar al lugar fueron los militares y cuando hubo disparos alertaron al resto de las corporaciones y elementos de la Policía Estatal Preventiva acudieron en apoyo.

La Fiscalía General del Estado informó que iniciaron una carpeta de investigación por la muerte de Isidoro.

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, José Carlos Álvarez Ortega, comentó que la familia no había presentado queja pero iniciaron una investigación de oficio.

“No hay queja, se va hacer una investigación de oficio”, señaló.

Artículo publicado el 15 de enero de 2023 en la edición 1041 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.