Cine: ‘Pinocho’, de Guillermo del Toro

cine-pinocho

Pinocho de Guillermo del Toro (Guillermo del Toro’s Pinocchio/EUA/2022) adquiere una personalidad propia en las manos del director mexicano y su codirector. La historia de la marioneta de madera que cobra vida y le crece la nariz cada que dice una mentira, se vuelve una pieza única, impresionante, oscura, macabra, surrealista e imperdible. Situada en un contexto de guerra, bajo la batuta de Guillermo del Toro y Mark Gustafson, la trama de Pinocho pasa de ser para niños a una que, posiblemente, disfrutarán y entenderán más los grandes.

La cinta, que ya está nominada a los Globos de Oro en las categorías de mejor filme de animación, banda sonora y canción, apunta para posicionarse como una de las fuertes candidatas al Oscar del año que entra, ya que sus bondades no solo están en la historia, que lo mismo divierte, entristece y provoca la reflexión en diferentes temáticas, como la vida, la muerte, el duelo por la pérdida de un ser querido, la relación entre padres e hijos, la amistad, la ambición, la libertad, el amor, sino que sus fortalezas pueden apreciarse también en el aspecto técnico.

En la película, con guion del propio Guillermo junto a Patrick McHale, basados en el personaje y la novela de Carlo Collodi, los realizadores recurren al stop motion, que consiste en crear el movimiento, cuadro por cuadro, mediante imágenes fijas, para lo cual se cambia de lugar manualmente a los objetos, lo que implica un proceso laborioso y largo. La particularidad en este caso es que la técnica es tan precisa que, prácticamente, es imperceptible. Aunado a los colores, las texturas, la precisión en los personajes, los escenarios meticulosos y realistas, son varias las escenas y los momentos que logran sorprender, verdaderamente. Por ejemplo, el interior de ese animal marino, que originalmente se trata de una ballena, pareciera un submundo que pertenece a una historia distinta.

A pesar de que, curiosamente, este año se estrenaron dos versiones de Pinocho, la hecha por Del Toro y Gustafson, con la participación de David Bradley, Ewan McGregor, Finn Wolfhard, Cate Blanchett, Christoph Waltz y Tilda Swinton, entre otros, se distancia a favor, por mucho, de la live action realizada por Robert Zemeckis, con Tom Hanks, Cynthia Erivo, Luke Evans y Joseph Gordon-Levitt. La cercanía de esta última con el clásico de siempre, la hace ver como más de los mismo e innecesaria.

El Pinocho de Guillermo del Toro y Mark Gustafson se percibe uno más humano; el grillo que sirve de guía al muñeco de madera además de autoritario ahora es egocéntrico y tiene menor importancia que en la versión de Disney; la finalidad de que Geppetto haga al muñeco es para recuperar a su hijo Carlo que murió debido a un bombardeo, aunque al final aprende a quererlo por sí mismo, más que nada, por su gran bondad; y la historia se ubica en una Italia fascista liderada por Mussolini, razón por la cual, en un momento Pinocho es obligado a enlistarse en un campamento militar en el que se inculca fuertemente, la obediencia.

Si algo resulta como una desventaja de Pinocho de Guillermo del Toro, disponible en Netflix, son las canciones, que no logran conectar y emocionar, realmente. Además, en ocasiones pareciera que estorban más de lo que pudieran abonar a la historia. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 18 de diciembre de 2022 en la edición 1038 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Se desató el caos en los Emiratos Árabes Unidos después de que el país fuera testigo de las lluvias más intensas de los últimos 75 años, registrándose en algunas zonas más de 250 mm de precipitaciones en menos de 24 horas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.