jueves, diciembre 1, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Se acumulan denuncias contra alcalde de El Fuerte

GILDARDO LEYVA CON EL GOBERNADOR. Siguen las quejas.

El presidente municipal Gildardo Leyva despidió ahora a síndico de San Blas y a trabajadores y fue demandado por abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público

El alcalde de El Fuerte, Gildardo Leyva Ortega, acumuló tres denuncias penales más por abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público en la Fiscalía General de Sinaloa, al vejar y despedir al síndico de San Blas, Jesús Uriarte Ramírez, y a las trabajadoras de la sindicatura, Irene Isabel García Corral y Juana Rodríguez Pacheco.

Ellos también interpusieron quejas en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y están por recurrir al ayuntamiento de El Fuerte a la Junta de Conciliación y Arbitraje por el despido de que fueron objeto.

Con estas tres denuncias, Gildardo Leyva Ortega suma cuatro acusaciones penales. La primera fue la del periodista independiente, Marcial Pompa Guillén, que lo acusó abuso de autoridad y amenazas.

El alcalde, en su despacho, le gritó a Pompa Guillén de que “pretendía ponerle una bola de chingazos a los periodistas… …por no reconocerle que era el mejor alcalde de México”.

En tanto que lo nuevos hechos sucedieron el martes el martes 28 de junio, en la sindicatura de San Blas.
Al filo de las 11:00 horas, el alcalde, Leyva Ortega llegó a las oficinas públicas y verbalmente despidió a Uriarte Ramírez, García Corral y a Rodríguez Pacheco, aduciendo que habría recorte de personal por problemas de recaudación.

Luego, se metió a una segunda oficina y comenzó a recontratar a trabajadores.

En un tercer acto consecutivo, cesó a Guillermo Rentería y dejó sin efecto el nombramiento de la menor de edad, Claudia Janeth Miranda Pacheco quien cobraba bajo un seudónimo.

Incluso, en la misma acción despidió a “aviadoras”, que resultaban ser empleadas que jamás acudían a trabajar a la sindicatura.

En su declaración, el síndico de San Blas dijo que desde que ganó el plebiscito a Guillermo Ernesto Rentería Vega, candidato oficialista, el alcalde de el Fuerte opera una campaña para restarle autoridad, llegando, incluso, a vetar toda gestión e imponiendo mandos alternos para frenar la prestación de los servicios públicos.

“No deja trabajar, corta todo avance, y ahora se mete con el personal administrativo de la sindicatura”, denunció.

Uriarte García sostuvo que el alcalde, evidentemente está obstruyendo el cargo, lo que es una actitud que debe ser sancionada, por lo que recurrirá a las instancias penales necesarias.

Poco después, el síndico interpuso la denuncia penal en le Fiscalía General de Justicia del Estado.

En tanto que Rodríguez Pacheco, dijo que durante los últimos meses de la administración de Leyva Ortega, personas con cercanía con el alcalde han usado la sindicatura para sus fines perversos como emitir contraórdenes a servicios que los ciudadanos reclaman.

“No dejan avanzar, ni se pueden resolver los problemas de servicios que los ciudadanos presentan. Evidentemente, están forzando una crisis”.

El regidor independiente, Jairo Samuel Leyva Soto opinó que el municipio de El Fuerte se encuentra sumido en la peor crisis de credibilidad que una administración municipal hubiese forjado durante el primer año de gobierno.

“En realidad, es una porquería, una cochinada. Todo mundo lo sabe. Todo mundo lo critica, pero el alcalde, Gildardo Leyva y su secretario están empecinados en tener un día de administración malo y otro peor”.
Para el regidor, los despidos de personal sucedidos en San Blas, también ocurrieron en Jahuara, y continuarán en el resto de las sindicaturas.

Hay una paralización del gobierno, indicó, y se da el saqueo de las arcas con obras inexistentes a precio inflado, “aviadores” en todas las sindicaturas y dependencias municipales sin directores eficientes.

Lo más lamentable para El Fuerte es que un gobernador, Rubén Rocha Moya, proteja a un alcalde tan malo que gobierna con trazas de corrupto, que insulta y veja al pueblo que lo eligió, y exista un Congreso con diputados que, en lugar de escuchar y atender las quejas de los gobernados, las desatiendan.

Leyva Soto sostuvo que hasta ahora, el alcalde ha tenido en un puño al cabildo y los funcionarios municipales encargados de vigilarlos son a modo.

“Las denuncias por malas acciones del alcalde, Gildardo Leyva no avanzan en el cabildo, y una forma de protegerse para que estas no se ventilen en cabildo es evitar las sesiones ordinarias, mientras que el Órgano Interno de Control y la sindicatura de procuración son entes a modo”, dijo.

Artículo publicado el 03 de julio de 2022 en la edición 1014 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1035
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.