viernes, junio 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘100 días con la Tata’

cine-100 días con la tata

Es tan fuerte el vínculo de amor que nació entre La Tata (Luisa Cantero) y Miguel (Miguel Ángel Muñoz) desde que ella lo cuidaba de niño, que el mayor temor de él es no saber qué hará cuando ella muera. Entonces, para estar más tiempo cerca de la persona más importante de su vida, a Miguel se le ocurre que La Tata haga lo que siempre ha deseado y vaya a donde siempre ha querido, y realizar un documental de eso. Sin embargo, la producción en la que participaban 25 personas que registraban cada paso de la simpática señora de más de 90 años, detiene las grabaciones para confinarse, debido a la pandemia por el coronavirus. Ahora, Miguel y La Tata se organizan para vivir dos semanas en un pequeño departamento, pero el aislamiento se alarga, y es ahí cuando comienzan la aventura que les cambia la vida.

Lea también: Cine: ‘Cuarentones’

Las experiencias con el coronavirus son innumerables. Muchas de ellas son tristes, dolorosas, lamentables, desagradables… las peores que se hayan vivido. También las hay en el otro extremo y para algunos la pandemia les ha dejado aprendizajes y les ha modificado su existencia para bien; ha sido la oportunidad para hacer lo que tanto deseaban y estar más tiempo con la familia, como le pasó al actor español Miguel Ángel Muñoz y la hermana de su bisabuela: su Tata, a quienes las circunstancias los llevaron a estar juntos en el confinamiento y vivir lo más diferente, significativo e importante de su vida, y que se cuenta en 100 días con la Tata (España/2021).

Cuando Miguel y La Tata ya habían hecho todo lo que podían en el encierro, a él se le ocurre transmitir en vivo en las redes sociales y contar cómo les estaba yendo en la pandemia. La Tata gustó y, como la espuma, su popularidad subió hasta convertirse en una de las influencers más longevas del mundo. Simpatizó al grado de que, en El Salvador, una familia nombró a su plantación de café El sol de Tata, y que los cibernautas la consultaran para pedirle consejos.

El interés por ver a La Tata no es casualidad ni debido a no tener qué hacer en el confinamiento. La Tata es todo un personaje, de ella desborda bondad, ternura, dulzura, cariño, humildad, simpatía, amor; es una persona que transmite paz, tranquilidad, serenidad, calma; es una señora de palabras afirmativas y de una actitud positiva; es honesta, sincera y clara con lo que quiere y con lo que no; es la abuela “alcahueta” que encajaría con todos.

El documental escrito por Miguel Ángel Muñoz junto a Jorge Laplace vale oro solo por disfrutar las ocurrencias y la risa de La Tata.

Cinematográficamente, el filme dirigido por Muñoz, disponible en Netflix, no presenta nada que no se haya visto antes, ya sea por su inexperiencia detrás de la cámara o porque apela solamente a la invaluable presencia de su protagonista –él mismo pasa a segundo plano y su razón de ser en la película es la de secundar, ayudar, acompañar a su Tata. Si bien no es aburrida, la narrativa se vuelve monótona a partir de que se torna una simple videollamada, y solamente la salva la simpatía, la lucidez e, insisto, esos ataques de risa de una mujer de casi 100 años con un infinito deseo de vivir. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 12 de junio de 2022 en la edición 1011 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1012
19 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.