El desaseo financiero en la Upsin

upsin

Jorge Luis Guevara Reynaga desnudó a la Universidad Politécnica de Sinaloa (Upsin) tras su renuncia. El ex rector dio a conocer las irregularidades que se cometieron en la institución desde 2016.

Lea también: Por irregularidades inician investigación en la Upsin

Operación con déficit de presupuesto, funcionarios que se aumentaron hasta 40 porciento el sueldo, exceso de basificaciones de personal de confianza y el embargo que casi sufre la Universidad por parte del SAT por adeudo en el pago de impuestos, son algunas de las irregularidades.

El ex rector de la UAS fue nombrado rector de la Upsin el 14 de diciembre pasado por el gobernador Rubén Rocha Moya. Tras un diagnóstico, seis días después presentó su renuncia.

“Por no querer ser parte de la mala historia que han dejado algunos rectores anteriores, además del involucramiento de la Universidad en la ‘Estafa Maestra’ y por valoración personal es que el 20 de diciembre de 2021 le presenté mi renuncia con carácter de irrevocable al doctor Rubén Rocha Moya, gobernador de nuestro estado, al alto encargo que me dio al nombrarme rector de la Universidad Politécnica de Sinaloa, siento pena con él por haber tomado esta difícil decisión pero considero que ante estas circunstancias no soy el indicado para dirigir esta importante Universidad”, dijo.

En 2020 Ríodoce publicó que de acuerdo con la Auditoría Superior del Estado, la Upsin y la Conapesca implementaron un esquema similar al de la “Estafa Maestra” durante 2018, cuando era rectora Alma Hortencia Olmeda Aguirre.

La ASF detectó que Conapesca pagó 31 millones 577 mil 117 pesos a la Upsin por servicios para los que no tenía la capacidad técnica, material, humana y financiera para prestarlos, y ésta a su vez subcontrató a siete empresas que no tenían personal ni tampoco capacidad.

Guevara Reynaga señaló que encontró una universidad en crisis financiera grave.

La institución, dijo, tuvo un crecimiento explosivo de la oferta y su matrícula a partir del año 2011, pasando de cinco a 11 programas educativos de licenciatura y posgrados en 2020; y la matrícula se incrementó de 895 estudiantes a 3 mil 860, un aumento de 2 mil alumnos.

“Qué bueno que la institución creció y se diversificó la oferta educativa, sin embargo, no ocurrió de la mejor manera, no se realizó con una planeación adecuada que contara con todos los lineamientos de la Dirección General de Universidades Tecnológicas y Politécnicas de la SEP para contar con el apoyo financiero previo, es por ello que este crecimiento no contó con el apoyo del gobierno federal y estatal, solamente se siguieron recibiendo los incrementos anuales del subsidio básicamente conforme al porcentaje de inflación lo cual generó un decremento drástico del costo por alumno”, indicó.

La Upsin tiene ingresos propios de 40 millones de pesos que se aplican para nómina, la mayoría.

De 2017 a 2020 dejaron de pagar la retención de los impuestos de los trabajadores, acumulando deuda de 70 millones ante el SAT.

“La institución estuvo a punto de ser embargada, ante ello, con gestiones al más alto nivel, en el año 2020 el Gobierno del Estado le transfirió el importe de 70 millones 102 mil pesos para pagar los impuestos de 2017 a 2019”, dijo.

En el 2020 los impuestos se pagaron con los ahorros en los gastos de operatividad y en el 2021 se pagaron con regularidad pero se originó un déficit para el cierre de año en nómina y aguinaldo.

Señaló que el gobierno estatal anterior, consciente de la situación financiera de la Upsin, se comprometió a apoyarla con 16 millones de pesos, de los cuales solamente se recibieron 3.2 millones, en dos ministraciones de 1.6 millones durante los meses de marzo y abril, no cumpliendo, y hubo falta de liquidez para el cierre del ejercicio 2021

Para cerrar el 2021, detalló, solicitaron un apoyo inmediato por 6 millones 635 mil pesos para pagar la segunda quincena de diciembre y parte de la retención de impuestos; y uno de 9 millones de pesos para aguinaldos.

Manifestó que se requiere de un apoyo de 2 millones mensuales adicionales al subsidio para poder operar durante el 2022 y no incurrir en la falta de impuestos y obligaciones patronales.

El ex rector dijo que en los últimos años hubo un crecimiento del organigrama del personal de confianza por encima de lo recomendado por la Dirección General de las Universidades Tecnológicas.

“De 2011 a 2021 este tipo de personal creció en 229 plazas y se han dado incrementos salariales por encima de los porcentajes a los incrementos al subsidio”, abundó.

Durante ese periodo sindicalizaron a 115 trabajadores de confianza, de los cuales 72 fueron de 2016 al 2021.

De 2017 al año pasado, la Upsin tuvo gastos por 993 mil pesos por pagos de finiquitos y de demandas laborales por término de gestión de funcionarios y personal de confianza.

“(Hubo) altos incrementos salariales en los años 2017 y 2018 a funcionaros de primer nivel, así el 2017 la rectora de aquel entones se incrementó un 40 por ciento el salario, en el 2018 al secretario académico y al secretario administrativo también se les incrementó con el 41 por ciento cuando los incrementos de académicos y demás personas eran del orden del 5 ó 6 por ciento”, expresó.

Manifestó que durante el primer semestre de 2022 es necesario llevar a cabo una gestión para lograr que el subsidio presupuestado para 2023 sea incrementando en 24 millones de pesos por cada gobierno, para que de esta manera cuente con un subsidio de 130 millones de pesos que le permita sanear financieramente y enfrentar el rezago en equipamiento en el que se encuentra hoy derivado de la problemática estructural histórica.

Guevara Reynaga hizo propuestas al gobernador, entre las que se encuentran bajar el 10 por ciento al salario de funcionarios de alto nivel que más ganan, reducir y optimizar gastos y eliminar las discrecionalidades, cuidar el consumo de energía eléctrica, agua, consumibles, entre otros; evitar celulares institucionales, transparentar las adquisiciones, realizar un estudio de la plantilla para optimizarla y depurar personal que no se requiera y de bajo perfil productivo.

Además, sugirió que no crezca el personal de confianza, no sindicalizar personal de confianza de administraciones en turno, que los funcionarios de primer nivel no reciban ningún bono cuando se cambian o se turnan de gestión, no realizar algunas compensaciones o en su caso eliminarlas, y revisar el tabulador de viáticos.

Tras la renuncia de Guevara Reynaga, el gobernador designó como rector a Héctor Daniel Brito Rojas.

Artículo publicado el 09 de enero de 2022 en la edición 989 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.