miércoles, agosto 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

En Sinaloa, más adictos y más problemas mentales por anfetaminas

DROGAS SINTÉTICAS. El avance de las adicciones.

Sinaloa además de ser estado productor se está convirtiendo en consumidor de anfetaminas y con ello aumentan los problemas mentales por su consumo.

Datos del Observatorio Mexicano de Salud Mental y Consumo de Drogas del Consejo Nacional contra las Adicciones revelan que en los últimos años ha aumentado la demanda de tratamiento contra la adicción a estimulantes de tipo afentamínico y la demanda de tratamientos de salud mental asociados a este tipo de droga.

Por mariguana, que desde hace décadas ha sido la droga de impacto de mayor consumo, la demanda de tratamientos va a la baja.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito los estimulantes de tipo anfetamínico más comunes son las anfetaminas (incluida la metanfetamina) y el éxtasis.

Sinaloa, sede del Cártel de Sinaloa, es de los principales estados productores de droga sintética desde 2006 cuando empezaron los decomisos de metanfetamina en la entidad por parte de autoridades federales.

En ese entonces el consumo de anfetaminas era casi nulo pero comenzó a convertirse en una droga de alto consumo.

El Observatorio registra demanda de tratamiento contra la adicción al consumo de estimulantes de tipo anfetamínico desde 2013. Del total de servicios de ese año, el 23 por ciento fue por consumo de anfetaminas, para 2019 subió a 41 por ciento y en 2020 aumentó a 47 por ciento.

La mariguana, va a la inversa y las solicitudes de tratamiento por adicción a esta droga van a la baja. En 2013 el 35 por ciento de las personas que solicitaron tratamiento era por consumo de mariguana, en 2019 fue el 25 por ciento y en el 2020 bajó al 16 por ciento.

Los trastornos mentales por consumo de drogas tuvieron el mismo comportamiento.

En 2013 el 23 por ciento de los pacientes tenía trastornos relacionados con consumo de mariguana, en 2019 era el 18 por ciento y en 2020 fue de 16 por ciento.

La demanda de tratamiento mental por consumo de estimulantes tipo anfetamínico subió. En 2013 el 9.5 por ciento de los pacientes tenía problemas mentales por ese tipo de drogas, en 2019 fue de 28 por ciento y en 2020 de 30 por ciento.

El consumo problemático de estimulantes de tipo anfetamínico predomina en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Colima, Durango, Coahuila, Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Nayarit y Querétaro.

Los trastornos por consumo de alcohol y sus niveles más altos se presentan en los estados de Oaxaca, Ciudad de México, Zacatecas, Veracruz y Tlaxcala; por consumo de cocaína es en Chihuahua, Baja California y Tamaulipas; y por consumo de opioides en Chihuahua, Baja California, Sonora y Ciudad de México.

De acuerdo con las estadísticas, los trastornos mentales y de comportamiento más significativos en Sinaloa fueron la depresión, ansiedad mayor, trastorno bipolar, esquizofrenia y distimia.

La Conadic señala que hay un preocupante incremento de la demanda de tratamiento por el uso de estimulantes de tipo anfetamínico y una tendencia al decremento en la demanda por el uso de alcohol y mariguana; y la demanda por uso de alcohol y de estimulantes de tipo anfetamínico son las que tienen más presencia en las entidades del país.

La Comisión reporta una disminución en los patrones de consumo de sustancias sicoactivas durante el periodo de aislamiento de la pandemia por COVID-19, la ingesta de bebidas alcohólicas disminuyó 26.7 por ciento; 16.8 por ciento tabaco, y 1.5 por ciento drogas ilegales.

Indica que la atención se vio disminuida a causa de la pandemia por COVID-19, pero muchos profesionales de la salud continuaron brindando atención a distancia.

Señala que se realizó un diagnóstico para identificar el uso de fentanilo entre personas que demandaron tratamiento en centros públicos, privados y organizaciones de la sociedad civil y de acuerdo con este estudio exploratorio, entre 2013 al 2020 se detectaron122 casos en los que los usuarios reportaron haber consumido estas sustancias, pero no detalla en qué estados se registraron.

A nivel nacional las sustancias cuyo consumo causó mayor demanda de tratamiento de las mujeres fueron el alcohol con el 30 por ciento de los casos, seguido de los estimulantes tipo anfetamínico con el 26 por ciento y la mariguana con el 14 por ciento; mientras que entre los hombres las principales sustancias fueron los estimulantes tipo anfetamínico con el 30 por ciento, seguidos del alcohol con 23 por ciento y la marihuana con el 16 por ciento de los casos.

En el país, entre los años 2013 y 2020, hubo cambios en el consumo de drogas y la demanda de tratamiento por consumo de estimulantes de tipo anfetamínico incrementó en 218 por ciento, la de alcohol disminuyó 32 por ciento y la de mariguana disminuyó 31 por ciento.

La Conadic señala que México cuenta con una de las redes más grandes de tratamiento en América Latina, pero aún se tienen importantes retos respecto a las intervenciones de centros no gubernamentales, que en algunos casos carecen de criterios mínimos de calidad y que en incluso pueden vulnerar los derechos humanos de los usuarios.

“Un reto importante en el tratamiento es la implementación de programas de integración social, rehabilitación y reducción de daños, estos últimos llevados a cabo en las últimas décadas por Organizaciones de la Sociedad Civil, mismos que comienzan a ser implementados por los servicios estatales de salud”, indica.

Artículo publicado el 02 de enero de 2022 en la edición 988 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1020
14 de agosto del 2022
GALERÍA
Así fueron las inundaciones registradas entre ayer lunes y la madrugada de este martes en Culiacán y Mocorito
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.