domingo, julio 3, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las mujeres y hombres de Rubén Rocha

flor emilia-1

No hubo muchas sorpresas con el anuncio final del próximo gabinete. Rubén Rocha había estado soltando nombres en público y en privado, de tal forma que se conocía casi el cuadro completo. Por encomienda superior, ratificó a Cristóbal Castañeda en la Secretaría de Seguridad Pública, una decisión de mucho carácter, por aquellos que confunden la apariencia bonachona de Rocha con un hombre pusilánime. Los jefes narcos de Sinaloa no quieren al secretario y ratificarlo es como decir, esta decisión la tomamos nosotros, no ustedes.

Al anunciar el gabinete completo, los siete secretarios y seis secretarias, Rocha hizo hincapié en que lo más importante es la honradez. Es una cualidad muy importante en un servidor público, sin duda, pero otra es también la capacidad que pueda tener para desarrollar con eficacia lo encomendado. Me llamó la atención el nombramiento de Flor Emilia Guerra como titular de Pesca pero sobre todo la justificación que hizo el gobernador electo cuando anotó que es nacida en Topolobampo y vive en Mazatlán (Solo le faltó decir que es aficionada al pescado zarandeado y al ceviche de sierra).

Cuando en 1988 María de los Ángeles Moreno fue nombrada secretaria de Pesca, algunos advirtieron en broma o en serio que no le iría bien al sector pues en el mundo de los pescadores se pensaba que una mujer era de mala suerte para la pesca. Fue una expresión muy machista pero basada en que esta actividad es realizada en un 99.9 por ciento por hombres.

La pesca, lo sabemos todos tiene décadas sumida en el abandono. Sobre todo el sector social, que requiere apoyos que los gobiernos –estatales y federales– se han negado a darle. Y no se ve ningún interés por resolver los problemas del sector ni de impulsar la actividad como parte del necesario desarrollo económico. El presidente Andrés Manuel López Obrador puso al frente de la Comisión Nacional de Pesca a Raúl Elenes solo porque fue dirigente estatal de Morena y tenía un título expedido por la facultad de Ciencias del Mar de la UAS, cuando la especialidad de Raúl eran las computadoras y la creación de páginas web. ¿Qué hizo? Absolutamente nada.

¿Qué hará Flor Emilia al frente de la secretaría de Pesca estatal? Tampoco nada. No solo por desconocimiento sino porque el propio gobierno que llega no tiene ningún plan para resolver temas como subsidios, apoyos a la cooperativas, mejoramiento de infraestructura en los campos pesqueros. Los temas ambientales son importantísimos en ese sector y esos menos se tocarán porque al mismo gobierno federal le importan un comino.

Y en todo caso hará lo mismo que los que la antecedieron en el cargo, Evelio Plata y Sergio Torres: conseguir pescado barato y regalarlo a las familias pobres de los pueblos y en las colonias populares, hacer despensas y llevarlas a Las Arenitas, Yameto, Dautillos… y tomarse la foto para luego subirla a sus redes sociales. No es un dato desdeñable el siguiente si se quiere medir su eficiencia: en tres años que estuvo como diputada, no presentó una sola iniciativa.
¿Al nuevo gobierno no le importa el sector?—eso denota el nombramiento—pues entonces desaparezca la secretaría e integre lo que quede a la secretaría de Economía. O a la de agricultura. Se ahorraría mucho dinero, lo cual sí parece importarles a los gobiernos de la 4T.

Rocha dijo que le pidió al presidente integrar a su equipo a Jaime Montes. Será secretario de Agricultura. Es agrónomo y le sabe al sector. Fue el delegado (super, les dicen) del gobierno federal hasta hace algunas semanas. Rocha pidió el cambio por eso es raro que se lo lleve al gabinete. Casi siempre van hombres relacionados con la actividad agrícola o técnicos, salvo el caso de Juan Guerra Ochoa, –que conocía el maíz y el tomate porque se los servían en la mesa—porque había estado en la campaña de Malova y porque lo recomendó Juan Millán.

Bola y cadena

NO SÉ SI EN OTROS ESTADOS existan, pero la creación de la secretaría de las Mujeres parece hasta ahora una de las ideas más acertadas de Rubén Rocha. No basta con equilibrar los equipos poniendo a mujeres y hombres, como lo hizo Andrés Manuel al integrar su gabinete, porque igual cuando se trata de implementar políticas públicas a favor de las mujeres, el gobernante puede andar en sentido contrario. Lo ha hecho el presidente, llegando, incluso a descalificar el movimiento feminista. Si es o no Teresa Guerra la indicada para el cargo, ya se sabrá.

Sentido contrario

Igualmente acertada parece la decisión de integrar como subsecretaria de los Derechos Humanos a Patricia Figueroa, una mujer que se ha esmerado en prepararse, sacrificando a veces una o dos de las tres comidas. Pero también ella, como todos, estará a prueba. No es lo mismo criticar desde afuera que hacer las cosas adentro, con una responsabilidad. Y menos cuando, en muchas ocasiones, lo que se haga o no depende de otras personas e instancias.

Humo negro

EL FLACO SE NOS FUE DE RÍODOCE. Andrés Villarreal aceptó la propuesta que le hicieron para integrarse al nuevo gobierno y estoy seguro que le irá muy bien. Estuvo con nosotros desde el arranque del semanario, en 2003, coordinado la sección cultural, luego se fue –aunque nunca se fue del todo—y años más tarde, por allá en 2014, lo reintegramos con su columna Alfabeto Qwerty y meses después como jefe de información. “Si no nos hubieran pasado tantas cosas en Ríodoce –le dije cuando me anunció su partida—ahora estaría inconsolable”. Buena suerte para él.

Artículo publicado el 31 de octubre de 2021 en la edición 979 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
gamo publicidad
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.