miércoles, octubre 20, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las claves de Rocha para un gabinete ‘incluyente’

ROCHA Y AMLO. Con Quirino en el centro.

Salvo algunos anuncios aislados que ha hecho Rubén Rocha Moya, no se sabe todavía cómo estaría integrando su gabinete. Sin embargo hay claves que parecen indicar una ruta del gobernador electo y que no estaría muy alejada de lo que ya hemos visto en casos similares. El pago de cuotas, por ejemplo. Y la consideración a los cuates.

La noche del 15 de septiembre, al final de las festividades del Grito, Rocha fue entrevistado por los reporteros y sugirió cosas que más o menos ayudarían a crear un perfil del próximo gabinete. Habrá priistas y panistas que se integraron al movimiento, dijo. Higuera estará, sin duda, en un primer nivel. Y en planos menores, muchos de los que abandonaron el PAN y se sumaron a su campaña.

Se da por descontado que todos o casi todos los que lo han acompañado en su vieja trayectoria de lucha, tendrán un lugar asegurado por lo menos como “asesores”, sobre todo los que han formado parte de su equipo en los cargos que ha tenido en el gobierno desde que se integró con Jesús Aguilar en 2005, gente de “izquierda”. Eso es normal, como él mismo dice. Un acto “de justicia”.

En la misma entrevista Rocha dice que no tiene presiones de ningún tipo y puede ser cierto, pero en el caso de los priistas no las ocuparía. Tiene más de 15 años dentro de un grupo que ha trascendido responsabilidades administrativas y ciertas afinidades políticas, para decantar en sólidas relaciones de amistad y aprecio. Y esto también juega en las decisiones.

Por eso las y los aguilaristas no dejan de mover la cola. Pablo Moreno Cota, por ejemplo, ya se siente dentro del “movimiento”. Es verdad que parte del equipo de Aguilar trabajó para Rocha aunque lo hicieron de manera subrepticia. El propio ex gobernador. Y eso se cobra… sin presiones, claro.

Desde que el gobernador electo dijo en una entrevista que en la SEPyC pondría a una mujer, las especulaciones se dispararon. Y justo por la relación de Rocha con el grupo de Aguilar, se empezó a mencionar a Mayra Zazueta, quien ya ocupó ese cargo durante un año, al final de aquel sexenio. Pero si se trata de honores y de justicia, Rocha debería voltear hacia los forjadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa, de donde él viene y fue rector. Incluso hacia mujeres que pese a su capacidad, calidad científica y honradez, fueron relegadas por administraciones obtusas, extraviadas en la ambición del poder y del dinero.

Los gobiernos tienen muchos niveles y el propio Rocha ha dicho que hará un gobierno incluyente. No caben todos, pero sí muchos y de muy diversas formaciones y cataduras. Pero el tronco principal del gabinete que Rocha conformará tendría que enviar un mensaje de cambio verdadero. Si se lleva a Rosa Elena Millán a uno de los niveles medios de su administración, no pasa nada, pero que no diga que lo hace porque “es una mujer que sabe trabajar en el sector público”, porque esa no es la razón.

Rocha tiene ahora una ventaja adicional para integrar su gabinete con plena libertad y es lo que vino a anunciar el presidente Andrés Manuel López Obrador la semana pasada: que se lleva al gobernador Quirino Ordaz como embajador en España. Los morenistas, que habían estado fustigando a Quirino a propósito de su quinto informe, simplemente metieron la cabeza en un hoyo o no salieron del baño en tres días. Ahora Rubén Rocha puede nombrar a cualquier priista o a cualquier panista y nadie tendrá derecho de decirle nada.

Esa noche, en el tercer piso, Rocha confirmó que ha propuesto a Javier Gaxiola Coppel para que se integre a su gobierno, tal vez en la secretaría de Economía. “Es del movimiento”, dijo. Y tal vez lo sea. Los “movimientos” tienen muchos niveles. Unos reparten volantes y gorras y otros ponen el dinero con el que se mandan rotular. Para AMLO, Carlos Slim, es parte del “movimiento”. Y también Ricardo Salinas Pliego, un sátrapa. Y Manuel Bartlett, quien por órdenes de Miguel de la Madrid le robó la presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas, bajo la premisa de que México no estaba preparado para un gobierno de izquierda.

Bola y cadena
EN LA MISMA ENTREVISTA ROCHA aceptó que tal vez Cristóbal Castañeda repita como secretario de Seguridad Pública, porque “no queremos que se descompongan las cosas”. Y la verdad es que nadie desea que las cosas “se descompongan”. Pero el mensaje entre líneas es muy claro. La plaza seguirá protegida. Y esto desde el gobierno federal, porque en este tema, lo dijo Rocha, se está coordinando con el mismísimo presidente.

Sentido contrario
LA INSÓLITA DECISIÓN DEL PRESIDENTE DE LLEVARSE a Quirino Ordaz como embajador en España es como un tiro de carambola de muchas bandas. Pega en el corazón de la alianza Va por México –eso ya lo vimos, rompe la pretendida armonía interna del PRI, manda el mensaje de que se pueden hacer cosas turbias que luego serán calificadas por él como “buenos resultados”, se erige en el gran juez, en el policía de la moral… pero, la más importante, es que deja a Morena y en Sinaloa incluso, al propio Rubén Rocha, sin armas para reclamar nada del pasado inmediato. Porque dígase lo que se diga, dicha invitación es, en sí, una carta de inmunidad para el mazatleco. Que nadie se meta con él.

Humo negro
HAY UN VIDEO QUE CIRCULÓ EN redes sociales del momento en que el presidente, por allá en las compuertas de la presa Picachos, anuncia que Quirino se iría como embajador a España. Cuando menciona “España”, Rubén Rocha, que se encuentra al lado del presidente, hace un gesto de sorpresa del que solo puede desprenderse una expresión: Ah chingá.

Artículo publicado el 19 de septiembre de 2021 en la edición 973 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.