jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Tierra sin ley la Normal de Sinaloa

normal de sinaloa

En detrimento de la comunidad educativa de la Escuela Normal de Sinaloa, se contrataron y/o ascendieron de categoría a 48 trabajadores en 2017 y 2018 que no acreditaron su formación académica ni experiencia docente.

La Escuela Normal es una institución pública que se oferta con la misión de formar profesores con un alto nivel académico que les permita ubicarse dentro de las mejores escuelas normales del estado y del país. Ofrece licenciaturas en Educación Primaria, Prescolar y Secundaria con diferentes especialidades, además de postgrados.

El informe específico de la auditoría E001/2020 practicada a la Escuela Normal de Sinaloa, muestra que en mayo de 2018 se entregaron cambios de plaza a 16 trabajadores que no reunieron los requisitos de escolaridad y/o años de experiencia establecidos.

Entre las omisiones se encuentran seis casos más de trabajadores que recibieron el nombramiento de profesores de enseñanza superior de tiempo completo, sin haber comprobado que tenían título de maestría en educación o disciplinas afines.

El documento señala también que otros nueve trabajadores recibieron el nombramiento como profesores de enseñanza superior medio tiempo, pero no comprobaron que tenían al menos dos años de experiencia docente como señala la reglamentación.

Los auditores de la ASE indicaron que dichos nombramientos no se apegaron a las Normas para el Ingreso, Promoción y Otorgamiento de Estímulos del Personal Académico en las Escuelas Normales y demás para la Formación de Maestros de Educación Básica del Estado de Sinaloa.

Otras inconsistencias fueron encontradas en expedientes de nuevo ingreso de tres trabajadores que fueron contratados como profesores de enseñanza superior de medio tiempo, quienes omitieron presentar documentación que acreditara experiencia docente de cuatro años.

El mismo informe señala el hallazgo de otros 14 trabajadores a quienes la Secretaría de Educación Pública y Cultura les extendió diversos nombramientos el 20 de septiembre de 2018, sin acreditar en su mayoría experiencia laboral docente.

A dichos trabajadores se les pagó 18 quincenas en forma retroactiva. Además de la omisión de experiencia docente, no acreditaron haber laborado durante el periodo que se les pagó.

Una de las razones de la realización de la auditoria había sido precisamente a petición de la denuncia presentada en febrero de 2019 por la profesora Mónica Olivia Castro Cañedo, quien señaló ante la ASE que existía tráfico de influencias en la Escuela Normal de Sinaloa y beneficios directos.

Los resultados de la auditoría aplicada a la Escuela Normal de Sinaloa fueron motivo de una reunión de la titular de la ASE, Emma Félix Rivera, la semana pasada con los diputados integrantes de la Comisión de Fiscalización. Los legisladores tenían dudas sobre por qué los resultados encontrados no habían sido considerados graves, cuando se trató de casos de personal que se pagó sin laborar o bien de trabajadores que fueron contratados sin cumplir con la normatividad.

La titular de la Auditoría Superior del Estado explicó que existen elementos en la denuncia que no corresponden a la competencia de la ASE como son el tráfico de influencias y beneficios directos que son temas de responsabilidades administrativas.

Por ello remitieron el expediente a la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas para la apertura de los procesos correspondientes.

La auditora afirmó que todas sus resoluciones de la ASE tienen un sustento documental como evidencia, no lo que imaginan, ni tampoco refleja lo que el ente fiscalizado quiere que se haga.

Comentó que al igual que en otras denuncias que son recibidas en la ASE, el caso de la Escuela Normal de Sinaloa, se atendió.

En la denuncia presentada por la profesora Mónica Olivia Castro Cañedo, se hizo el señalamiento que los directivos de la Escuela Normal, encabezada por la directora Alma Yadira Meza Rendón, violentaban el Código Penal del Estado de Sinaloa y la Ley de Responsabilidades Administrativas, al cometer tráfico de influencias para generar beneficios o sacar ventaja.

Castro Cañedo indicó también en su denuncia que tanto la directora de la institución como los responsables del área de Administración, habían participado en hechos directos de corrupción en contra de los recursos de la Escuela Normal de Sinaloa, al permitir que los nombramientos se asignaran de manera retroactiva, cuando los trabajadores beneficiados no habían trabajado.

En el texto de la denuncia, se cuestionó que la asignación de plazas no había tenido una convocatoria pública y transparente.

Entre muchas otras irregularidades citó el hecho de que se había despedido a personal interino para otorgar plazas a personal nuevo.

Los criterios en las asignaciones habían sido políticos en apoyo a la corriente ENCIMA que encabeza el exsecretario general del SNTE 53, Daniel Amador Gaxiola, se lee en la denuncia presentada ante la ASE, con copia a los diputados presidentes de la Comisión de Fiscalización, y Educación, Marco Antonio Zazueta y Flor Emilia Guerra Mena, respectivamente.

La auditora enfatizó ante los diputados que la ASE actuó dentro de sus facultades y negó que se haya minimizado los resultados de la auditoría. Será el órgano interno de control de la Escuela Normal de Sinaloa y la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas quienes den el seguimiento a las evidencias encontradas para actuar en consecuencia.

Artículo publicado el 11 de julio de 2021 en la edición 963 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.