agosto 3, 2021 6:22 PM

Obesidad y sedentarismo, factores para el desarrollo de cáncer de próstata

GULA obesidad y prostata-1

Con la conmemoración del Día Mundial de Cáncer de Próstata este 11 de junio llegó una preocupante afirmación: obesidad y sedentarismo promueven el cáncer de próstata.

Como si se tratara de esperados estrenos, las organizaciones aprovechan las efemérides de salud para darnos resultados de avances científicos o nuevos hallazgos. En este caso algo que se mencionó como teoría desde hace ya algunos años parece ser verdad: la falta de actividad física combinada con obesidad puede ayudar al desarrollo de cáncer, en este caso el de próstata, uno de los males más mortales entre mexicanos.

El director de Amgen México, Max Saráchaga, señaló que, si bien este tipo de cáncer no es prevenible al cien por ciento, se puede reducir el riesgo de su desarrollo. Mencionó que esto puede darse manteniendo un peso saludable, ser físicamente activo, llevar una dieta balanceada y evitar el consumo de bebidas azucaradas y productos procesados.

El cáncer es la tercera causa de muerte a nivel nacional y el de próstata es el tipo de cáncer más común y mortal entre hombres; solo lo supera el de mama. En general, la enfermedad se presenta en adultos mayores de 50 años y, entre otros factores, inciden la edad, la raza, antecedentes familiares y cambios genéticos, comentó el doctor Saráchaga.

En etapas iniciales, el cáncer prostático no presenta síntomas, por lo que cuando se descubre regularmente está avanzado. Los principales signos de alerta son dificultad para orinar, sangre en la orina, disfunción eréctil, dolor de espalda o cadera y adormecimiento o debilidad en piernas o pies.

Más del 58 por ciento de los mexicanos mayores a 18 años padecen de sedentarismo y el sobrepeso aqueja al menos al 70 por ciento de los adultos mexicanos de los cuales más del 30 por ciento son obesos y, por lo tanto, candidatos a desarrollar nuevos casos de cáncer de próstata.

 

Conociendo al cáncer de próstata

Las células en el cuerpo tienen funciones específicas. Las células que trabajan de manera normal se dividen de manera ordenada y mueren cuando se llegan a desgastar o se dañan y son reemplazadas por células nuevas. El cáncer, en general, se origina cuando las células comienzan a crecer descontroladamente y sobrepasan el número de células normales, lo que provoca una serie de disfunciones en las áreas donde surgió el cáncer. Algunos tipos de cáncer crecen y se propagan rápidamente mientras que otros lo hacen de manera más lenta y silenciosa.

La próstata es una glándula masculina. Esta glándula produce parte del líquido que conforma el semen y se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. Justo detrás de la próstata se encuentran las glándulas llamadas vesículas seminales, las cuales producen la mayor parte del líquido del semen. La uretra, que es el conducto que transporta la orina y el semen fuera del cuerpo a través del pene, pasa por el centro de la próstata.

El tamaño de la próstata puede cambiar a medida que el hombre envejece. En los hombres más jóvenes, la próstata es del tamaño aproximado de una nuez. Sin embargo, puede ser mucho más grande en hombres de más edad.

 

Detección temprana puede salvar la vida

En cualquier tipo de cáncer un diagnóstico temprano puede ser de vida o muerte. El cáncer es una enfermedad que, si no es atendida, empeora linealmente. No viene y va, simplemente se agrava y, entre más tarde se detecte, es peor.

“Es sumamente importante que los pacientes hombres mayores de 50 años hablen con su médico sobre este padecimiento y lleven a cabo las medidas necesarias para su detección y diagnóstico”, agregó el especialista.

El cáncer prostático es hasta cierto punto asintomático por lo que una prueba de detección es una buena opción para dar con él a tiempo. Se puede encontrar el cáncer de próstata en sus comienzos mediante el análisis del antígeno prostático específico (PSA) en la sangre de un hombre. El examen mediante tacto rectal es otra manera de encontrar temprano el cáncer de próstata. Si los resultados de cualquiera de ambas pruebas son sospechosos, se realizan pruebas adicionales, como pudiera ser una biopsia de la próstata.

Artículo publicado el 13 de junio de 2021 en la edición 959 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.