junio 22, 2021 12:30 PM

La incertidumbre en un intento de reelección

QUÍMICO BENÍTEZ. En la orilla del barranco.

Mentir tiene un costo y alto en tiempo electoral; maniobrar con las alianzas puede que también. Veamos. Guillermo Billy Chapman y Ana Ayala, candidatos a diputados federales, uno por la vía plurinominal y la otra por mayoría relativa, tuvieron que suspender sus campañas porque sus registros fueron cancelados por mentir al INE acerca de que no contaban con sentencias por violencia de género en contra de Angelina Valenzuela, Síndica Procuradora del Ayuntamiento de Ahome.

Y aunque esta cancelación puede ser recurrida ante la Sala Superior del TEPJF electoral, es muy probable que no prosperen los reclamos y estos tengan que suspender sus actividades proselitistas mientras Morena los sustituye.

Me han preguntado ¿por qué en el caso de Guillermo Benítez Torres no ha salido una cancelación en el mismo sentido cuando hay dos sentencias del TEESIN por violencia de género?

En el caso de los políticos mochitenses son postulaciones a cargos de representación federal y sus expedientes pasan por el filtro de las Comisiones Unidas de Prerrogativas y Partidos Políticos y de Igualdad de Género y No discriminación del INE.

Estas son las encargadas de supervisar que los expedientes de los candidatos estén completos y sin sentencias condenatorias, en tanto, en el caso del alcalde con licencia de Mazatlán tiene competencia el tribunal electoral local que analizó el caso y en dos ocasiones resolvió a favor de Elsa Bojórquez, Síndica Procuradora del Ayuntamiento de Mazatlán y puede ser recurrida en la sala regional como sucedió.

Y en el mismo sentido resolvió la Comisión de Justicia del partido Morena, pero la Sala Regional del TEPJF, sorprendió al anular el punto de acuerdo de la comisión morenista y esto provocó que el TEESIN diera marcha atrás con el procedimiento sancionador.

Ahora bien, esta parte ha quedado saldada, aun a pesar de que la síndica en su momento señaló que hubo una mala interpretación de la sentencia del tribunal federal y es donde vale la pena echar un ojo a lo ocurrido con la postulación de Benítez Torres, no por su partido, sino por el PAS, pero en candidatura común con Morena.

¿Por qué se hizo así? Bueno, lo que pasa es que, si solo era candidato de Morena y éste en sus estatutos contempla la exclusión por violencia de género, el Químico Benítez estaba en la picota. Morena tendría que resolver en contra de la postulación y siendo del PAS, no había materia, aun cuando fuera una candidatura común.

Sin embargo, la candidatura común del Químico Benítez es presuntamente ilegal porque estamos ante un intento de reelección y esta solo se puede hacer a través de Morena y el PT que fueron los partidos que lo postularon a la alcaldía en 2018.

El PAS no lo puede hacer, aunque lo hizo contra la propia ley electoral. Y, como prueba, la Sala Regional del TEPJF, resolvió el viernes de la semana antepasada una impugnación que interpuso el partido Movimiento Ciudadano sobre las candidaturas comunes de Morena y PAS en Sinaloa, invalidando estas en los municipios de Culiacán y Mazatlán y los distritos electorales locales 5, 11, 15, 16, 20 y 22.

El PAS, inmediatamente sustituyó a los candidatos a diputados, lo que obligó a reimprimir las boletas electorales con un costo de 4 millones de pesos para los contribuyentes. No fue el caso de los alcaldes de Culiacán y Mazatlán, que han decidido recurrir a la sentencia regional, ante la Sala Superior del TEPJF, buscando mantener las candidaturas comunes.

Hay quienes buscan encontrar la cuadratura al círculo y reclaman que si Morena y el PAS, hicieron registros por fuera de la ley electoral, porque no se les dijo inmediatamente en lugar de hacerlo en la antesala de la elección o sea en su lógica, hay mano negra del tribunal electoral, que buscaría según esta visión equivocada “perjudicar nuevamente” a Morena y sus aliados.

Primero, es responsabilidad de los partidos hacer los registros de candidatos conforme lo que establece la ley electoral y en este caso, lo que se buscó fue trampear la propia norma para evitarle un problema a Benítez Torres que, como lo señalamos, tendría que enfrentar la legalidad de su partido y exponerse como sucede con Chapman y Ayala.

Segundo, las irregularidades que cometen los partidos no se siguen de oficio, sino es necesario que un tercero interesado interponga un recurso de reconsideración contra la decisión que tomaron Morena y el PAS y este fue promovido por el partido naranja; y,

Tercero, los tiempos de los tribunales no son los tiempos de los partidos y estos pueden resolver antes, durante o después de las elecciones.

O sea, si la Superior del TEPJF, resuelve en el mismo sentido de la Sala Regional, sería candidato solo de Morena, al margen que el PAS ponga o no candidato sustituto, y podría a petición de parte, sea por el mismo partido o la Síndica procuradora, revisar el expediente del registro del Químico Benítez en su intento de reelección y encontraría la violencia de género y Benítez Torres perdería su reelección en el tribunal y no en las urnas. Seguramente hay quienes están en eso y se están sobando las manos.
Al tiempo.

Columna publicada el 30 de mayo de 2021 en la edición 957 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.