junio 15, 2021 10:43 AM

La historia de un comandante de altísimo perfil que viaja solo y fue asesinado

comandante joel

Joel Ernesto Soto libró la muerte en tres ocasiones como Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Mazatlán y Director de la Policía Estatal Preventiva. La cuarta vez fue acribillado.

El teniente coronel sostuvo enfrentamientos con delincuentes en los que salió ileso en 2017, 2020 y el 3 de mayo pasado.

La mañana del lunes 24 de mayo fue atacado a balazos sin alcanzar a repeler la agresión cuando circulaba en un vehículo civil en Guamúchil, rumbo a Culiacán, a donde se dirigía después de haber visitado a su familia en Los Mochis.

El director de la PEP viajaba solo, sin la escolta que siempre lo acompañaba cuando sicarios le dispararon con fusiles AK47 y AR15.

A elementos de la corporación les resulta extraño y fuera de lo común que anduviera solo aunque estuviera de descanso.

Según los agentes consultados nunca se separaba de su escolta. Siempre iba con el chofer y una patrulla con elementos detrás de su vehículo.

El Secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, dijo que el director de la PEP había tomado la decisión de no llevar escoltas ese fin de semana que fue visitar a su familia.

“Sí tenía escolta de cargo pero decidió bajar el perfil y en un vehículo digamos más discreto”, señaló.

Aseguró que Sinaloa pierde a un hombre valiente y funcionario público ejemplar cuya capacidad y trabajo no están a discusión.

“Esto nos obliga como autoridad a redoblar esfuerzos y buscar a los responsables, estaremos atentos contribuyendo con las autoridades de los tres niveles de gobierno y que esto sirva para generar más solidaridad no solamente como sociedad y a las corporaciones policiales”, dijo.

El jefe policial asesinado era originario de Los Mochis y tenía grado de teniente coronel de caballería del Ejército Mexicano.

En 1981 ingresó al Ejército en el 28 Regimiento de Caballería Motorizado en Los Mochis y en 1990 egresó del Colegio Militar como subteniente de caballería.

Durante 35 años en la Secretaría de la Defensa Nacional ocupó cargos de comandante de sección, comandante de escuadrón, oficial de operaciones, director General de Comunicación Social del Estado Mayor, subdirector de la Escuela Militar del Servicio de Transportes.

En 2017 con la llegada de Quirino Ordaz Coppel a la gubernatura y los nuevos alcaldes, militares ocuparon los cargos de seguridad, desde el Secretario estatal hasta las corporaciones municipales.

En enero de ese año, Joel Ernesto rindió protesta como Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Mazatlán, con Fernando Pucheta como alcalde.

Cinco meses después, el jefe policial participó en un enfrentamiento que dejó un saldo de 17 sicarios muertos y cinco policías heridos, en la sindicatura de Villa Unión, la noche del 30 de junio.

Ese día, asesinaron a dos civiles por lo que elementos policiales encabezados por Joel Ernesto se dirigieron al lugar y al llegar fueron recibidos a balazos y se inició una persecución que concluyó en el poblado Aguaje de Costilla.

Aunque se habló de la posibilidad de que se hubiera tratado de una ejecución extrajudicial, tanto el jefe policial como el titular de la SSPE lo negaron y aseguraron que los 17 sicarios murieron en un tiroteo.

En julio de 2018 uno de sus escoltas fue asesinado a balazos cuando circulaba en un vehículo con su esposa, en Mazatlán.

 

JOEL ERNESTO SOTO. Nacer y morir en Sinaloa.

 

En diciembre de ese año el militar fue nombrado director de la Policía Estatal Preventiva, en sustitución de Carlos Alberto Hernández Leyva, quien asumió la Subsecretaría de Prevención y Readaptación Social.

A inicios de 2020 se inició una lucha interna en el Cártel de Sinaloa entre la célula de el Ruso y Los Ninis en la zona norte de Culiacán que desató una ola de enfrentamientos.

El 16 de abril, reportaron un tiroteo en Tepuche, por lo que un convoy de elementos de la PEP, en el que iba Joel Ernesto se dirigió hacia la zona y al llegar a Bagrecitos se encontraron con un grupo armado y se inició un tiroteo.

El saldo fue un de un presunto delincuente muerto y dos vehículos asegurados, uno de ellos blindado.

Durante su paso por la Policía Estatal Preventiva, elementos de la corporación denunciaron las condiciones en las que trabajaban.

De acuerdo con los policías, desde su llegada a la dirección nunca tuvo buena relación con los elementos ni con el personal administrativo, a quienes aseguran trataba con la “la punta del pie y mentando madres”.

Acusaron que con la anuencia del director, un grupo de supervisores cobraban cuotas de hasta mil pesos a los elementos para mandarlos a operativos a las calles.

Si no pagaban, aseguran agentes, lo mandaban a puntos fijos como resguardos de inmuebles asegurados en donde en ocasiones solo estaban dos policías sin patrulla y sin radio hasta por 15 días.

El 22 de abril pasado un grupo de sicarios atacó a elementos de la PEP en Escuinapa y logró herir a un agente.

Tras la agresión la PEP, Guardia Nacional y el Ejército implementaron operativos en la zona sur del estado.

Los operativos se extendieron durante varios días y el 3 de mayo el convoy en el circulaba Joel Ernesto fue atacado en la colonia Loma Bonita en Mazatlán y se registró un tiroteo.

El saldo fue de siete presuntos delincuentes detenidos, ocho armas aseguradas, entre ellas un lanzagranadas; siete vehículos y equipo táctico.

Tres semanas después fue atacado de nueva cuenta pero esta vez no alcanzó a repeler la agresión y quedó muerto en su vehículo.

Al día siguiente la Secretaría de Seguridad Pública le rindió un homenaje póstumo en el Complejo Estatal de Seguridad Pública.

En la ceremonia el Subsecretario de Seguridad Pública y Reinserción Social, Carlos Alberto Leyva Hernández, dijo que Joel Ernesto era un militar ejemplar y un servidor público comprometido con la institución policial a la que perteneció primero como Secretario de Seguridad en Mazatlán y después como director de la PEP.

Mencionó que afrontó diferentes circunstancias a lo largo de su actuar en la seguridad pública en las que expuso su vida anteponiendo el celo profesional de cumplir con su deber, portando con prestigio el uniforme azul con logros y resultados que dan prueba de ello.

El Consejo Estatal de Seguridad Pública emitió un pronunciamiento en el que recuerda la necesidad de fortalecer a las instituciones policiales, mejorar las condiciones y prestaciones laborales de los elementos, así como la implementación de medidas y mecanismos capaces de prever y evita este tipo de hechos.

“Este lamentable homicidio indica que aún no están resueltos los problemas de seguridad de Sinaloa, por lo que se requiere que toda la cadena de seguridad, desde la prevención hasta la procuración e impartición de justicia, no baje la guardia”, indica el documento.

Artículo publicado el 30 de mayo de 2021 en la edición 957 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.