junio 22, 2021 1:13 PM

El ‘Quillo’ a juicio; también la justicia

FEADLE. Pruebas contra el Quillo.

En estos días, con el juicio de Juan Francisco “P”, acusado de asesinar al periodista Javier Valdez, cofundador de Ríodoce, está en juego la justicia no solo en este caso, sino también el mensaje que podría enviarse a quienes en la más completa impunidad planean y ejecutan agresiones y asesinatos de periodistas en México, el segundo país que ha sufrido en la última década la mayor cantidad de periodistas asesinados

 

 

 

Con las declaraciones de los primeros testigos empezó el juicio contra Juan Francisco “P”, el Quillo, acusado de asesinar al periodista Javier Valdez Cárdenas.

Lea: Juicio por el crimen de Javier Valdez, cuatro años después https://bit.ly/3eBl9OD

La semana pasada se celebraron dos audiencias en el Centro de Justicia Penal Federal de Culiacán sin la presencia de medios de comunicación debido a que el ingreso está restringido por la pandemia de COVID-19 y el juez no autorizó que entraran periodistas, solo familiares de la víctima.

El juicio oral empezó el martes con los alegatos de apertura tanto de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión y del abogado del Quillo, que es del Instituto Federal de Defensoría Pública.

Ese día la FEADLE llevó impresiones de dos portadas y una nota del semanario Ríodoce.

Una de ella es la portada en la que aparece una fotografía del rostro de Dámaso López Núñez, el Licenciado, con la cabeza “Responde Dámaso. No disparé a los Guzmán; soy amigo del Mayo”.

En esa edición del 19 de febrero de 2017 se publicó una entrevista que dio el operador del cartel de Sinaloa a Javier Valdez para deslindarse de la presunta agresión a los hijos del Chapo Guzmán y al Mayo Zambada que habían denunciado públicamente en una carta enviada al periodista Ciro Gómez Leyva.

La otra portada es de la edición publicada el 7 de mayo de 2017 en la que aparece la fotografía de el Licenciado, custodiado por agentes el día que fue detenido en la Ciudad de México.

En la portada se lee “Liberan al Mudo y atrapan a Dámaso. La fiesta de los menores”.

Además llevaron una ampliación de una nota escrita por Javier y publicada en esa edición titulada “Dámaso y la escuela del gran dador” con varias párrafos resaltados en amarillo.

Las imágenes de las dos portadas y la nota fueron usadas por la Fiscalía para sostener que Javier fue asesinado por su actividad periodística.

La defensa ha tratado de desestimar que el trabajo periodístico está relacionado con el crimen.

El primer día el defensor del Quillo, Miguel Rochín, intentó diferir el inicio del juicio oral argumentando que no localizaba a algunos de sus testigos, que son agentes de la Policía Federal.

Durante la audiencia, el Quillo pidió la y también solicitó al juez diferir la audiencia para que su abogado encontrara a esos testigos porque ellos le van a ayudar.

 

JUAN FRANCISCO “P”. Acorralado.

 

El juez se negó a suspender el inicio del juicio y se abrió el debate.

Durante los alegatos de clausura el defensor dijo que demostrarán que el Quillo no se encontraba en Culiacán el día del homicidio, sino en Tijuana donde vivía con su familia desde octubre de 2015.

La defensa sostuvo que acreditarán que el Quillo fue uno de los que disparó contra Javier y que el asesinato fue cometido por su actividad periodística.

El titular de la FEADLE, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, al salir de la audiencia dijo que “fueron los alegatos de apertura, es la exposición por parte de la Fiscalía de qué vamos a presentar como pruebas, la exposición de la defensa de qué van a presentar; la defensa intentó nuevamente diferir la audiencia, pidió que se realizara hasta noviembre, sin embargo, después de un debate evidentemente no tienen ninguna razón, esto es nada más una intención de venir dilatando este proceso como lo han venido haciendo conforme algunos años ya pero el juez afortunadamente resolvió con toda claridad que corresponde a la defensa traer su caso y si no están preparados es una cuestión de responsabilidad de ellos, entonces se dio inicio al juicio”.

Manifestó que la Fiscalía presentará 32 testigos que con toda claridad acreditarán no solo que el acusado participó en el homicidio sino que el motivo fue su actividad periodística.

Señaló que la defensa pidió que la Fiscalía encontrara a sus testigos pero cada quien es responsable de llevar a sus testigos a juicio.

“(La defensa) están enfocados en lo mismo que han dicho dentro del proceso, buscar señalamientos nada más en la materia de que había más líneas de investigación, que había más cosas que se deberían de hacer, que nuestros testigos no son contundentes, lo mismo que han dicho a lo largo de este juicio, buscando nada más distraer la atención, señalando que el tema del periodismo de Javier Valdez es irrelevante dentro del proceso, que eso no tiene parte dentro del proceso, lo mismo que han dicho dentro de las audiencias estos dos años iniciales, fue la misma estrategia que va seguir la defensa y que el acusado se encontraba en Tijuana el día de los hechos y traerán a su esposa a decir que estaban allá”, indicó.

Mencionó que la Fiscalía solicitará la presentación de tres nuevos testigos que no estaban contemplados para el juicio debido a que sus testimonios se obtuvieron después de que cerró la investigación complementaria.

 

RICARDO SÁNCHEZ. Buscaremos la pena máxima.

 

“Nosotros pediremos la pena máxima, eso siempre lo hemos manifestado, hay un espacio grande entre la mínima y la máxima dentro de lo que prevé el Código Penal del Estado, estamos confiados en que acreditando las formas y las circunstancias en las que se da, obtendremos una sentencia favorable a los intereses de la Fiscalía, de la familia, del gremio y de la sociedad”, expresó.

El segundo día de juicio, el jueves por la mañana, empezaron con las declaraciones de los primeros testigos de la Fiscalía.

Ese día acudieron acudieron dos hermanos de Javier, su esposa, Griselda Triana; y el director de Ríodoce, Ismael Bojórquez.

Los testigos fueron para hablar sobre el periodista y las actividades que realizaba.

Al terminar la audiencia el Fiscal dijo que “se desahogan los cuatro testigos como estaba planeado, nosotros le llamamos testigos de carácter que principalmente se refieren a quién era Javier, cuáles eran sus actividades, empezamos a plantear el tema sobre el trabajo periodístico y con eso vamos a seguir trabajando”.

Manifestó que el defensor pidió que la víctima, en este caso la esposa de Javier, no estuviera presente en las audiencias.

“Solicitaron evitar que la víctima estuviera en el juicio cosa que nos parece absolutamente irrelevante pero bueno es parte de su estrategia, nosotros lo respetamos y nosotros seguiremos haciendo lo que nos toca que es plantear el caso, plantearlo bien, respetar los derechos de la víctima y hacer valer los derechos de la víctima como se ha hecho y así lo seguiremos haciendo aquí”, mencionó.

Señaló que en esa audiencia la defensa también pidió que la Fiscalía dejara de dar información sobre las audiencias a los medios de comunicación que esperan afuera del Centro de Justicia Penal pero la dependencia tiene la obligación de darla a conocer.

El juicio oral continuará esta semana con el desahogo de testigos de la Fiscalía del martes 11 al viernes 14.

Artículo publicado el 09 de mayo de 2021 en la edición 954 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.