sábado, octubre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

No bajan los contagios en Culiacán

PABELLÓN COVID DEL IMSS. La persistencia del virus.

La pandemia se mantiene estable; que nadie se descuide

 

 

La incidencia de contagios de COVID-19 en Sinaloa apenas se estabilizaba cuando un nuevo rezago la golpea. En un solo día más de 400 casos y más de 300 muertes se reportaron en la estadística.

Lea: Se desploma plan de vacunación en México https://bit.ly/3emRoBd

Es como dar un paso adelante y dos atrás. Una semana los casos se disparan y a la siguiente la estadística se desinfla un poco sólo para dar paso a un nuevo incremento, apenas, ligero pero esta vez no fue así, no fue ni apenas ni ligero.

La explicación sigue siendo más o menos la misma. Rezagos por motivo de la captura en nuevos pacientes y en los fallecidos debido a diversos factores. El secretario de salud Efrén Encinas Torres lo explicó en su informe diario en un mensaje de poco más de ocho minutos.

“El diagnóstico de dictaminación consiste en que un comité técnico de especialistas de salud analiza cuidadosamente el expediente clínico y los antecedentes epidemiológicos para formular una opinión respecto a la probabilidad de que la persona efectivamente haya muerto por COVID-19, ya que estas con frecuencia llegan en un estado de gravedad que no permite hacer pruebas de laboratorio”, explicó.

Históricamente esa estadística venía manejando rezagos considerables, muchos de ellos de hasta más de un mes de retraso. Sin embargo en la actualización del viernes 5 de marzo las matemáticas estallaron con 318 muertes.

“Además, estas pruebas de laboratorio se podrían tomar después de la muerte, pero que esto raramente ocurre y entonces se tiene personas que fallecen por esta enfermedad, que han tenido los síntomas clínicos, pero no quedan registradas como COVID-19 porque no hay una demostración por laboratorio”, añadió Encinas Torres.

De las más de 300 muertes reportadas ese viernes, 233 se registraron en Culiacán con rezagos que datan desde julio del año pasado, mes que dejó cifras oficiales de 884 muertes en todo el estado, pero que con este nuevo rezago la cifra una vez más palidece.

La letalidad, pues, era de por sí alta en el estado hasta antes de esta nueva actualización que inyecta en un solo día no el promedio de entre 13 y 15 muertes que se reportaban cada 24 horas sino una cifra notablemente mayor, una cifra mayor al 2 mil por ciento de lo habitual.

Y las cruces se concentran en Culiacán. Son más de mil 900 muertes las que de manera oficial ha contabilizado la Secretaría de Salud y la sospecha de que existen otras tantas aún rezagadas es válida. Así han manejado la estadística desde abril, desde las primeras muertes.

 

El espejismo de la tendencia a la baja

La capital del estado alberga la gran mayoría de los contagios en Sinaloa. El argumento de la autoridad es la densidad poblacional y la movilidad. Mientras que en otros municipios se experimenta una baja, en Culiacán la tendencia se mantiene, ahí no baja.

Tan sólo durante la última semana de febrero la estadística de la Secretaría de Salud contabilizó en el estado 643 contagios de los cuales el 51 por ciento se acumularon en Culiacán.

Y así ha sido la tendencia desde el más reciente incremento de casos. Al menos 5 de cada 10 nuevos casos en Sinaloa surgen de Culiacán.

Durante octubre los contagios comenzaron a tener una tendencia “estabilizadora a la baja”, según los reportes de la Secretaría de Salud. La primera semana dejó 501 casos de coronavirus y apenas 181 de ellos en Culiacán. Había una “distribución” entre los municipios con mayor movilidad.

Durante las cinco semanas epidemiológicas que tuvo ese mes se registraron 2 mil 779 casos en Sinaloa. El incremento semanal fue paulatino, casi imperceptible de semana a semana aunque no así en la capital, que contuvo a mil 263 de los contagios, es decir, apenas arriba del 45 por ciento de los casos.

La baja vino durante noviembre en que se pasó a contabilizar por debajo de los 600 casos diarios en el estado pero en Culiacán un incremento que llegó a significar un crecimiento de casi el 194 por ciento de nuevos casos entre la primera semana de octubre y la primera de noviembre.

Para el cierre de año la autoridad preveía un incremento por la movilidad decembrina. Las fiestas, las compras, las reuniones. Según los registros del informe oficial de la Secretaría de Salud, ese mes dejó menos de 3 mil contagios aunque sin revelar en la estadística al menos cuatro días.

El incremento que se esperaba en enero vino. La primera semana dejó 655 contagios y la escalada cerró la última semana de ese mes con 768 contagios pero apenas 168 de ellos en la capital, cantidad incluso menor a la de la primera semana de octubre.

Luego vino una nueva tendencia estabilizadora a la baja. Durante febrero los municipios comenzaron a reportar menos casos excepto Culiacán que otra vez fue al alza.

En 28 días que tuvo ese mes Sinaloa acumuló 2 mil 666 casos de los cuales casi el 44 por ciento los concentró Culiacán.
Pero esa cifra palidece también. Arrastra un rezago de más de 410 casos y la mayoría concentrados en Culiacán con 292 de ellos. Así ha sido la tendencia durante más de un año de pandemia.

Entender a qué mes corresponden podría servir para hacer un mejor uso del semáforo epidemiológico, pero los casos que no se ven, son los casos que no se cuentan.

Artículo publicado el 07 de marzo de 2021 en la edición 945 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 976
10 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.