abril 21, 2021 9:56 AM

Saldos mortales en la primera línea contra el Covid-19: médico rechaza licencia y muere contagiado

subdirector-mochis-covid19

Cuando el especialista Francisco López Cárdenas, uno de los tres subdirectores que administran la clínica de especialidades número 49 del Instituto Mexicano del Seguro Social, se enteró de que podría tomar su licencia médica por edad y por padecer enfermedad propia de la edad, y no enfrentar la epidemia de Covid-19, la rechazó categóricamente.

Lea: El veterano paramédico que falleció de Covid-19 en Los Mochis, donde los decesos aumentan https://bit.ly/3ejaTHO

Luego adoptó la responsabilidad del cargo y nunca abandonó la trinchera.

Semanas después y tras tomar todas las precauciones, enfermó de lo que combatió.

Fue internado en salas de aislamiento como paciente, cuando antes había estado en ellas como angiólogo, salvando a trasplantados o enfermos de accidentes vasculares.

El 13 de mayo perdió la batalla con el virus SARS-COV-2 y murió.

El día 14, sin tener el cuerpo presente, sus compañeros lo despidieron con globos blancos y aplausos. Esa tarde, su leyenda comenzó a contarse a la usanza de los juglares, de boca en boca, como el médico que no quiso huir a un enemigo invisible y mortal, del que nadie sabía nada, y al que combatía de cabo a rabo en frías, silenciosas y herméticas salas de hospital confinadas.

López Cárdenas no se enteró que su compañero, Julio César Miranda Calleja, Jefe de Urgencia en la misma clínica, había librado el Covid-19 y tenía una historia de supervivencia qué contar.

En la unidad del angiólogo, 63 trabajadores se infectaron, desde especialistas hasta intendentes, incluyendo enfermeras y encargados de farmacias, aseguró Juan de Dios Inzunza, Director de la Clínica de Especialidades Número 49 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Todos son de la primera línea de atención. Lamentamos profundamente el deceso de López Cárdenas, y enviamos nuestras condolencias a la familia”, dijo.

Roel Enrique Valdez Ortega, Director de la Unidad de Medicina General número 37, contigua a la clínica 49, dijo que siete trabajadores se han contagiado de Covid-19.

Por ello, sólo en Ahome, el IMSS tiene 70 contagiados.

Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud en Sinaloa, reveló que hasta el jueves (21 de mayo), 595 trabajadores del sector salud en Sinaloa se habían contagiado de Covid-19, y desglosó que de estos, tres eran médicos, 254 enfermeras, tres dentistas, 15 laboratoristas, 116 trabajadores sociales, entre otros.

López Cárdenas es uno de los tres médicos que han fallecido salvando pacientes de Covid-19 en Sinaloa.

“Hay que cuidar a nuestros médicos de los contagios, aplicando las medidas de Quédate en Casa y Susana Distancia. Mientras relajamos las medidas de prevención, ponemos en riesgo a nuestros médicos. No se vale”, consideró el funcionario estatal.

En México, desde el 28 de febrero al 17 de mayo, 149 trabajadores del Sector Salud han muerto.

De acuerdo con esta dependencia, los fallecidos fuero 82 médicos, 38 otro personal, 24 de enfermería, dos laboratoristas, tres dentistas y 11 mil 394 personas se habían contagiado de SARS-COV-2.

En el listado, Sinaloa aparece en cuarto lugar con ocho fallecidos y es superado por Tabasco y Estado de México con 12 cada uno, y Ciudad de México con 43 casos.

El personal médico fallecido, al igual que los pacientes que también murieron de Covid-19, sufrían padecimientos como obesidad, hipertensión, diabetes, tabaquismo, asma, enfermedad cardiovascular, inmunosupresión, EPOC, Insuficiencia Renal Crónica y VIH o Sida.

Francisco Manuel Espinoza Valverde, Director de Salud Municipal, Omar González, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 001, Juan de Dios Inzunza, Director de la Clínica de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Roel Valdez, Director de la Unidad de Medicina Familiar número 37 del IMSS, Mario Soto Quiñónez, Director de la Clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Los Trabajadores del Estado (ISSSTE), todos del sector salud, aseguraron que la primera línea de defensa contra el SARS-COV-2 se ha mantenido firme pese a los decesos, y se mantendrá en esa tónica.

Sin embargo, coincidieron en que la situación actual es de alarma porque el número de casos va en aumento así como la ocupación hospitalaria privada y pública que, sumada al relajamiento social, pone en riesgo a los médicos, que como López Cárdenas también pueden morir.

Artículo publicado el 24 de mayo de 2020 en la edición 904 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos