septiembre 24, 2019 12:26 am

A prisión, primer implicado en desfalco del Ingenio en Los Mochis

arreola 1

A las 22:44 horas del martes 13 de agosto, el juez Luis Nicanor Barajas Peregrina sonó el mallete y dio por terminada la audiencia inicial del juicio 407/2018, en la que el acusado José Manuel Arreola Macías pasaba a ser vinculado a proceso y encerrado en prisión como medida cautelar por el delito de fraude específico cometido en contra de Francisco Javier Paredes Alvarado, propietario de Comercializadora y Procesadora de Alimentos (Copasa), que reclama un quebranto de 6 millones de dólares a los socios de la Compañía Azucarera de Los Mochis (Calmsa), Alejandro Elizondo Macías y Rodolfo de la Vega Valladolid.

Lea: Por orden judicial, Ingenio de Los Mochis paga 263 mdp a demandantes https://bit.ly/2MweKHt

Mientras el juez baja del estrado y se encamina hacia la salida de la sala A, un policía estatal entra, toca con su diestra el hombro izquierdo del acusado, lo levanta del asiento, le coloca ambos brazos en la espalda y le aprisiona las muñecas. El asesor jurídico de Calmsa quedaba formalmente capturado. Es el primero en el juicio. Es la misma suerte que el público espera que corran sus jefes, Alejandro Elizondo y Rodolfo de la Vega.

En la sala está uno de los muchos pequeños propietarios que firmó un contrato de aparcería con Agrícola Ohuira, y que terminó tranzado por Rodolfo de la Vega Valladolid. Defenderse le costó su familia, y la vida a su madre. Al pasar el tiempo ganó el juicio, pero aún no puede cobrar el daño causado por el empresario. Por eso, él disfruta la pena de Arreola Macías cuando es conducido hacia las entrañas del tribunal para terminar recluido en el Centro de las Consecuencias Jurídicas del Delito. Espera tener el tiempo suficiente de vida para ver cuando sus verdugos, Alejandro Elizondo Macías y Rodolfo de la Vega Valladolid sean encerrados en la cárcel.

Arreola Macías no habla. Su mirada está clavada en su escritorio. Se levanta como autómata. Está lívido. Hace todo lo que le piden. Parece que está bloqueado. Repentinamente reacciona, pide al guardia que lo libere para entregar a sus tres abogados sus pertenencias. El policía accede, pero solo escasos segundos. Luego es conducido hacia una puerta, en donde desaparece. Estará en la sombra durante los siguientes 90 días, cuando concluya el plazo para la investigación complementaria, e inicie la audiencia intermedia.

Barajas Peregrina resolvió vincular a proceso a Arreola Macías, dictarle la prisión preventiva y otorgar tres meses para la investigación complementaria tras escuchar pruebas y alegatos de inocencia durante 11 horas continuas, lapso en el que amonestó verbalmente a dos testigos de la defensa, a quienes atrapó en mentiras. “No juegue con su prestigio, ni exponga su libertad aquí, condúzcanse con verdad”, dijo a un contador y a una mujer, que fueron alquilados como perito contable e investigadora, respectivamente.

En la misma audiencia escuchó cuatro testimonios más, los cargos de la vicefiscalía regional de Justicia y los alegatos de la defensa.

Los testigos, más que beneficiar al acusado, lo hundieron.

Y finalmente resolvió.

En sus argumentos, recordó que esa audiencia debió haberse celebrado 15 meses antes, pero por cinco amparos interpuestos por el acusado se postergó; en esos juicios se abusó del derecho y hasta se pretendió sorprender a jueces de distrito y a su personalidad jurídica; con esos juicios, el acusado pretendió anular con mentiras la orden de captura y hasta eliminar los cargos, incluso trató de pasar de indiciado a ofendido al llamar en dos ocasiones a juicio a su acusador, pero finalmente se presentó a esa audiencia, habiendo acreditado con hechos de que no tenía voluntad de someterse a la justicia..

En la resolución, tras más de 15 horas de audiencia, la defensa no desvirtuó los hechos de la Vicefiscalía y prevalecen los indicios de que Arreola Macías sabía a detalle lo que sus empleadores maquinaban con contratos que sabían no iban a cumplir, así que indujeron al error al que se dice ofendido para que siguiera fondeando financieramente a la empresa, pese a que el dinero no paraba en donde se decía.

Incluso engañaron con la garantía hipotecaria pues el lote tenía embargos hasta por la esposa e hijo de uno de los socios (Rodolfo de la Vega Valladolid).

Arreola Macías pudo detener la conducta de sus empleados y hasta tenía la obligación de denunciarlos, “pero no lo hizo, por lo que hay indicios que lo hacen corresponsable, aunque sus poderes estuviesen acotados”.

La defensa hizo su último intento de librar lo inevitable aduciendo que el caso era civil-mercantil y no penal, pero no prosperaron.

A las 22:39 horas, el juez  Barajas Peregrina ha reiniciado la audiencia inicial, y cinco minutos después, a las 22:44 la concluía sonando el mallete. Mientras, José Manuel Arreola Macías es conducido a las entrañas del penal, en donde pasará 90 días en la sombra.

Artículo publicado el 18 de agosto de 2019 en la edición 864 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 869
22 de septiembre del 2019
GALERÍA
Cuatro niños y una mujer resultaron heridos durante un accidente en la carretera a Imala
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

El Congreso llamó a comparecer al Alcalde Jesús Estrada Ferreiro y a dos funcionarios municipales más por la muerte de Alejandra Terrazas, ¿quién crees que debe ser llamado también?:

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral