jueves, octubre 21, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cae el ‘Vic’ y lo reclama EU

Víctor Manuel Félix Beltrán el Vic

Su padre fue detenido en 2011 y era operador del Cártel de Sinaloa

Luego de una operación de meses que habría involucrado a agentes encubiertos, rastreo de llamadas, e informantes del cártel, elementos del gobierno de México arrestaron el jueves pasado a Víctor Manuel Félix Beltrán el Vic, considerado el principal operador financiero de la facción dirigida por los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán.

De acuerdo a información de la PGR, el Vic se encontraba dentro de un lujoso departamento en la zona de Santa Fe al momento de ser detenido, a donde llegaron decenas de agentes federales, rodearon el edificio, y a las pocas horas salieron con el narcotraficante sometido.

Poco tiempo después trascendió que ese departamento era donde Félix Beltrán llegaba para descansar y realizar operaciones que beneficiaran a la facción del Cártel de Sinaloa que dirigen sus nuevos jefes: Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, hijos del Chapo.

Se tiene información que Félix Beltrán operaba en los estados de Guerrero, Jalisco, Sinaloa y Ciudad de México, y su labor era blanquear dinero mediante la adquisición de propiedades, vehículos, y negocios, lo cual era posible gracias a la incorporación de prestanombres con quienes iba conectando”, explica un comunicado de la PGR.

 

Lo tenían en la mira

El Vic apenas tiene 30 años, pero desde hacía cinco la DEA sabía de él, pues tras el arresto de su padre, Víctor Manuel Félix Félix en 2011, el Vic tomó el control, y fue entonces que agencias de inteligencia de México y Estados Unidos lograron identificarlo.

En el expediente 1:09-cr-00383, que además incluye acusaciones contra Ismael el Mayo Zambada, Guzmán Loera, Alfredo Guzmán Salazar, Heriberto Zazueta Godoy el Capi Beto, explica como desde el 2005 el Vic asistía a su padre en busca de  mecanismos que lavaran las ganancias que el Chapo Guzmán adquiría mediante el tráfico de droga.

Agrega el documento: Los acusados no operaban solos, sino que conspiraban junto a otros líderes del Cártel de Sinaloa para el  trasiego de droga, como fue Vicente Zambada Niebla, Manuel Fernández Navarro, Pedro y Margarito Flores y Guadalupe Fernández Valencia, ésta última apodada la Patrona, hermana de Manuel Fernández Valencia el Animal, quien en su momento fue uno de los principales socios de Guzmán Loera.

Por aquel entonces el gobierno de México arrestó al padre del Vic, y fue entonces que éste tomó su lugar, y empezó a adquirir un mayor rango dentro de la organización criminal, hasta que a principios de 2014 se hizo cargo de la logística financiera para el lavado de dinero, y comenzó a moverse por diferentes partes de la República con el fin de adquirir bienes inmuebles, vehículos, y empresas fantasma.

“Pero Félix Beltrán no sólo se conformó con lavar dinero, sino que también terminó asociándose con los hijos del Chapo, y con la Patrona para invertir en la compra de cientos de kilogramos de cocaína en Colombia, además de heroína en Sinaloa y Guerrero, para luego ser traficada a Estados Unidos.

Pero antes que eso ocurriera, explica el expediente, el Vic asistía a Alfredo Guzmán Salazar para coordinar los envíos de grandes cantidades de droga enviadas desde Sudamérica a Estados Unidos, mientras que el Capi Beto se encargaba de negociar los precios de la coca en Colombia, Bolivia y Perú, y de negociar los sobornos para que la droga fuera trasladada sin que policías de los tres niveles de gobierno la aseguraran.

Con toda esa información en su poder, el USDOJ y la DEA empezaron a recolectar todas las evidencias necesarias y las presentaron ante el juez Rubén Castillo, quien de inmediato le giró una orden de aprehensión.

Las evidencias señalaban que el Vic se convirtió en el operador de Alfredo Guzmán, a quien en realidad estuvieron entrenando para que supiera la logística del tráfico de drogas, entre 2008 y 2012, cuando el hijo apenas tenía 21 años.

Fue a partir de 2012 que Félix Beltrán pasó de coordinador a lavar dinero para el Cártel de Sinaloa, particularmente para la facción dirigida por el Chapo Guzmán, y hasta el momento de su arresto. Justo entonces, fue que la DEA puso los ojos al Vic.

Tras ubicarlo, ambos gobiernos se toparon con la Patrona, hermana del Animal, arrestado en noviembre de 2010, luego que durante tres meses enloqueció tras el asesinato de su hijo Marcial Fernández, en agosto de ese mismo año.

“La Patrona se encargaba de asegurar que los proveedores enviaran el dinero de regreso de Estados Unidos, una vez que la gente del Chapo realizaba la transacción”, observó el documento, actualizado el 23 de abril de 2015, luego de estar con el sello de “clasificado”, durante casi cinco años.

Al Vic ya lo había fichado la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC), en enero de 2015, luego de identificarlo con Alfonso Limón Sánchez como dos de los principales operadores del Cártel de Sinaloa, y desde entonces la DEA les estaba siguiendo los pasos.

Alfonso Limón, el Poncho, fue arrestado  en noviembre de 2014, pero tras ser transferido al penal de Aguaruto, en diciembre de 2015, se fugó en marzo de 2017, luego que se le notificara que sería extraditado.

El gobierno de Estados Unidos establece en el documento que los acusados le causaron daños por más de 2 mil millones de dólares, que de acuerdo al tipo de cambio al viernes pasado representan 38 mil millones de pesos mexicanos.

“Los acusados deberán ceder al gobierno de Estados Unidos esa cantidad, sea en dinero en efectivo o en propiedades que nuestros fiscales les confiscarían llegado el momento, como una forma de cubrir las violaciones hechas hacia este país”, se lee en el documento.

No serían los primeros narcotraficantes que se les decomisa dinero, pues ya lo hicieron con otros narcotraficantes incluyendo Osiel Cárdenas Guillén, Benjamín Arellano Félix, Ovidio Limón Sánchez, y Alfredo Beltrán Leyva.

Al Chapo Guzmán, Estados Unidos también busca decomisarle 14 mil millones de dólares, aunque según su abogado, Eduardo Balarezo, esa es una cantidad estratosférica, imposible que el narcotraficante pueda pagar.

 

Se entrega el Cadete

Otro narcotraficante que cayó en manos del gobierno fue Sajid Emilio Quintero Navidad, quien el jueves pasado decidió entregarse ante agentes de la DEA en la garita de San Ysidro, frontera con Tijuana.

Utilizando la misma estrategia que utilizó Dámaso López Serrano el Mini Lic,  Quintero Navidad caminó a la garita con Estados Unidos, se identificó, y al poco rato aparecieron dos agentes migratorios para escoltarlo a una sala donde era esperado por agentes de la DEA.

Primo de Rafael Caro Quintero, por quien la DEA ofrece cinco millones de dólares a quien proporcione información que faciliten su captura, Quintero Navidad tenía cinco años fichado por la DEA y era señalado como uno de los principales operadores del Mayo en la plaza de Sonora, pero además las autoridades lo señalan como el responsable intelectual de varios homicidios en Sinaloa y Sonora, incluyendo el de un cantante conocido como “Tito Torbellino”.

Al igual que Beltrán Félix, al Cadete también lo había fichado la OFAC como uno de los principales lavadores de dinero, por lo que lo boletinó desde agosto de 2014, para que sus connacionales no realizaran negocios con él.

Apenas en julio pasado, un juez federal suspendió posibles órdenes de presentación o localización contra Emilio Sajid. Días antes había promovido un amparo contra acciones de la PGR en su contra.

Según publicó el diario Reforma, el amparo reclama un citatorio para comparecer y posibles órdenes del Ministerio Público para privar de su libertad a Quintero, en la averiguación previa PGR/SEIDO/DF/UEIORPIFAM/118/2015.

El Juzgado Décimo Sexto de Amparo en Materia Penal concedió a Quintero, de 36 años de edad, la suspensión provisional contra actos de privación de libertad dictados por la PGR, para lo cual debió pagar una garantía de dos mil pesos.

Cuando el Tesoro de los Estados Unidos lo boletinó en 2014, dijo que “Quintero Navidad es una figura central del narcotráfico en el corredor Sonora-Arizona”.

Según el anuncio, el Cadete trabajó hasta 2012 con Ismael el Mayo Zambada y el Cártel de Sinaloa, pero luego rompió con esa organización y se alineó con los Beltrán Leyva y con su socio Isidro Meza Flores, alias  el Chapo Isidro.

Durante los enfrentamientos en los altos de Badiraguato de 2015 y 2016 entre los Beltrán Leyva y las fuerzas del Chapo Guzmán por el control de la zona, se manejó extraoficialmente que quien comandaba a los sicarios de los Beltrán Leyva era el Cadete.

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.