miércoles, enero 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Productores de maíz, entre la música, la desconfianza y los pagos pendientes

img_5079

La música de banda retumbó en los pasillos del Palacio de Gobierno y se infiltró en las oficinas recién abiertas, a las ocho y media de la mañana. Cuando se escuchan los sones del Sinaloense, El sauce y la palma, El torito… es aviso de que los productores agrícolas llegarán a manifestarse. Y este lunes, los empleados estatales iniciaron la semana al ritmo de las melodías clásicas de tambora y de cumbias bullangueras.
En los siguientes minutos, decenas de agricultores cubrieron la escalinata de la entrada poniente del edificio, del lado del ferrocarril.
Se me reventó el barzón y sigue la yunta andando…
Nueve y media. Poco a poco llegan grupos de agricultores. Suman alrededor de cien, convocados por al menos seis organizaciones campesinas del Estado. También llegan a cuentagotas los tractores y las camionetas, que bordean ambos lados del camellón de los Insurgentes, en doble y triple fila. Empieza el tráfico lento en un solo carril. Llegan agentes de tránsito para administrar el caos que ven venir.
Desde que te vi, que te quiero/ desde que te vi, que te adoro/ desde que te vi, mi lucero/ desde que te vi mi tesoro/ corre que te ten, que te tengo que querer…
Al punto del mediodía ya son más de 300 los que esperan en las escalinatas, hombres y mujeres de pieles curtidas por la tierra y el sol. Son principalmente productores maiceros que exigen a gritos el pago pendiente de aquel complemento — “copete”, dicen—que se les prometió para compensar el precio por tonelada de maíz para llegar a los 3 mil 800 pesos.
Y es que el viernes pasado, el gobierno estatal anunció que “se ha prácticamente finiquitado los adeudos con los productores de la entidad” gracias a “las gestiones del gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel para destrabar el dinero”.
El boletín señala que “desde la semana pasada empezaron a fluir los recursos que fueron depositados en las cuentas individuales de cada uno de los productores”.
Pero los agricultores aclararon que no es así. Y que a la mayoría le deben el complemento del año pasado: “Eso no se ha cumplido y es nuestra inquietud; lo que se está pagando es el “copete” a 900 productores que sembraron en el ciclo 2014-2015”.
Otra de las principales peticiones se expresa en una manta que se despliega desde la banqueta, junto al equipo de sonido: “Precio justo para los granos, 4 mil 100 pesos por tonelada de maíz”.

Bajan a dialogar, como siempre lo hacen, los enlaces de la Secretaría de Gobierno para comunicarles que “el Gobernador no se encuentra”, pero que integren una comisión y que serán escuchados por el secretario de Agricultura, Juan Enrique Habermann.
Quiero amanecer, cantando/ quiero amanecer, bailando/ quiero amanecer, tomando/ quiero amanecer con mis amigos parrandeando…
Aceptan, como siempre lo hacen, el trato. Los líderes se aprestan a subir. Y todos los demás se dispersan en grupos para esperar los resultados de la reunión. Unos a sentarse en los jardines recién regados junto a la entrada, otros alrededor del patio central de Palacio. Los más atrevidos, con la intención de estar en la mesa de diálogo, se dirigen a la entrada del edificio, donde cuatro agentes de seguridad los divisan y cierran presurosos las puertas.
Brota el enojo entre los productores ante el acto que consideran represión y empiezan a empujar la puerta de cristal, con las manos, con los pies, con el cuerpo entero, mientras adentro los uniformados hacen lo mismo.
Unos, los de enfrente, lograron pasar a empellones, pero la mayoría no tuvo la misma suerte.
¡Eeeeyyy, déjenos pasar! ¡Déjenos pasar! Pero la intención y la adrenalina se fueron diluyendo cuando por dentro se reforzaron con doble cerrojo y con dos elementos de seguridad más para contener el forcejeo.
La música seguía sonando: Ey ey ey, a dónde tan peinada/ ey ey ey, dime como te llamas/ ey ey ey, dime donde trabajas/ y qué sabes hacer…
Los de afuera sólo atinaban a gritar: ¡Hijos de la chingada! ¡Pues que agusto, dejaron pasar a los de la liga, y esos no van a arreglar nada!
Ya resignados, se apostaron bajo la sombra de los árboles.
Una hora más de música cadenciosa a todo volumen. La cabrona, Mariquita, La madrugada, La popocha, El pávido návido, camarón pelao… que si no fuera por el lugar y la ocasión, muchos estarían dándole gusto al cuerpo con esos ritmos jubilosos.
La una de la tarde y alguien tomó el micrófono para recibir a la comitiva que bajaba ya con los resultados de sus peticiones.
Habla el secretario Habermann para decir que “vamos a ir resolviendo poco a poco, tenemos prácticamente el compromiso que el gobernador hizo de que se les pagarán los apoyos pendientes…”
Empezó la rechifla, los murmullos, las uuuuu, que salían del contingente aglomerado bajo las escalinatas de Palacio, bajo el sol quemante de la una y media de la tarde.
—¡Ya estamos cansados de estar mendigando!
—¡No es asunto de discursos, es asunto de recursos!
—¡Venimos a exigir algo que nos hemos ganado!
Y luego las explicaciones del por qué a muchos no les habían pagado: Que para los más de 50 productores que murieron en la espera (de los apoyos) se va hacer un trámite especial para pagarles a sus familias; que a algunos no se les pudo pagar porque las cuentas bancarias estaban canceladas, y que a otros tampoco porque no se inscribieron en el padrón.
Dijo que a “aquel que no le hubiera llegado el apoyo por cualquier situación veremos personalmente el caso”.
—No dudamos de su buena voluntad —dijo alguien— el problema es la falta de confianza.
El compromiso final fue que el viernes próximo los representantes de los productores acudirán a la ciudad de México, como siempre lo hacen, para intentar destrabar los pagos.
Los sombreros de palma se fueron esparciendo hacia todos lados, mientras las camionetas y tractores despejaban la avenida.
La música seguía quedito: Y como quieres que te quiera, si tú nunca me has querido…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
En Culiacán y Mazatlán exigen justicia para los periodistas asesinados en el país
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.