Díaz Simental y el negocio de los hospitales

 
 
 
diaz simental 3
Víctor Manuel Díaz Simental, candidato del partido Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Escuinapa, es probable que sea el mejor perfil de los aspirantes a presidir uno de los 18 Ayuntamientos del Estado.
Neurocirujano prestigiado y político congruente. Está en campaña casa por casa, pueblo por pueblo, sindicatura por sindicatura. Su talante es la de un hombre bueno y sencillo, rebelde e irreverente ante el poder. Obstinado en las luchas que cree justas, como fue el caso de la construcción de los hospitales generales, donde no cejó en exigir garantías hasta que detuvo, junto con organismos de la sociedad civil, este esquema de inversión público-privada. Que en realidad la inversión era más pública que privada. Pero los grandes beneficios serían privados.
Ante este atraco levantó la voz como legislador, médico y ciudadano en el Congreso del Estado, para cuestionar la inversión que comprometería recursos federales de los próximos 25 años. Se sumó a la protesta social cuando detectaron que detrás de ese esquema en marcha había un gran negocio en el que no estaban ausentes políticos prominentes.
Esta protesta en el recinto legislativo le ganó simpatías, pero también la animadversión en el tercer piso del Palacio de Gobierno; quizá vieron en él un acto de deslealtad, pues fue de los priistas que apoyo a Malova, sobre todo cuando eran los más interesados en echar andar lo que fue considerado el “súper negocio de los hospitales”.
Y así, cuando manifestó su interés en participar como precandidato a la alcaldía del municipio que lo vio nacer, llegó una orden terminante al Comité Municipal del PRI. No podrá registrarse. La orden fue acatada por la dirigencia municipal, pero no sin provocar malestar, pues el médico es una persona con amigos, simpatías y reconocimiento público.
Rosa Elena  Millán, la recién nombrada dirigente del PRI estatal, fue el instrumento del veto como precandidato y eso lo puso en el dilema entre aceptar o renunciar a su partido de décadas. Renunció. El hasta entonces Presidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social interpuso un recurso de inconformidad, pero cuando vio que todo era inútil pidió licencia al Congreso y se fue al partido naranja, donde solo puso una condición para ser nominado candidato: no ir en alianza con el PAS, lo cual le fue aceptado. Razones seguramente poderosas debió tener para no reforzar su campaña con los militantes y simpatizantes del partido cuenista. Va solo y con recursos escasos a una elección que dice “ganará de calle”.
Y es muy posible que así sea. La gente de Escuinapa ha dado muestra de que es un electorado que no conoce de lealtades partidarias, que le apuesta al personaje  y en ese sentido se parece a la de Mazatlán.
Recordemos que en el municipio camaronero se dio la segunda alternancia municipal en el estado. Esta ocurrió en 1992 y luego vinieron otras alternancias entre el PRI y el PAN. Ahora toca al partido Movimiento Ciudadano demostrar que puede ganar la elección y formar un buen gobierno fuera del bipartidismo tradicional.
Este partido sin bases en el municipio entra a la contienda municipal con amplias posibilidades de éxito —dicho de paso es la del honor para Mario Imaz, pues inexplicablemente redujo a nada su formación y se rindió ante el líder del PAS, aceptando ceder la amplia mayoría de las postulaciones y por ende todavía no se ve claro qué ganara su partido— y, bueno, conversando con amigos escuinapenses, las posibilidades del doctor son muy altas por el reconocimiento que tiene no sólo él, sino su familia.
Díaz Simental podría estar haciendo mucho dinero como neurocirujano en alguna gran ciudad, es una especialidad de la medicina que quien la ejerce le va muy bien económicamente.
Sin embargo, para él es tiempo de la política y su vocación de servicio ha despertado simpatías entre sus coterráneos, incluidos muchos priistas a los que no les gustó que en Culiacán se decidiera el destino político del municipio. Ellos querían al médico como su candidato a la alcaldía. No será por el PRI sino por el partido naranja. El PRI lleva a una persona, que nos dicen los amigos, no tiene la madurez requerida para el cargo. Y si es así, los astros se acomodan a favor del médico.
Sólo una última reflexión: decir que el doctor Díaz Simental es el mejor perfil entre los candidatos a las alcaldías no es un exceso retórico, su trayectoria profesional y política dan cuenta de ello y a eso hay que sumarle su don de gente que conecta rápidamente con personas de todos los estratos sociales y se le ve bien en los medios de comunicación. Además, en unas elecciones en las que el sistema de partidos se ha debilitado sensiblemente con la promoción del grupismo y el nepotismo, figuras de esta talla son oxígeno a la vida pública sinaloense. Espero no equivocarme.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.