¿El Ascenso de otro Hilter?

 
 donald 
Este año  Barack Obama termina su mandato como Presidente de los EU, sus ciudadanos se prepara a elegir al sucesor. La fecha de la elección es en noviembre próximo, ya que el próximo año gobernará el ganador. Los aspirantes andan en campaña.
En Estados Unidos hay dos partidos preponderantes: el Republicano y el Demócrata. Al Republicano han pertenecido presidentes como Abraham Lincoln, y al Demócrata, personajes como John F. Kennedy. Ambos Partidos, como que se van turnando el usufructo del poder político en ese país. Es decir, a veces gana el candidato de uno y a veces gana el candidato del otro. Igual con los integrantes del Congreso que en ese país, a diferencia  de México, sí es un verdadero contrapeso al Poder Ejecutivo.
¿Nos debe interesar quién gobierne en Estados Unidos? Desde luego que sí. El vecino del norte nos compra el 79.9 por ciento de nuestras exportaciones, a quien compramos el 48.2 por ciento de nuestras importaciones y quien controla el 38.8 por ciento de la inversión externa.
Quienes desde los partidos Republicano y el Demócrata aspiran ser Presidente de EU, levantan la mano, se apuntan y hacen campaña entre sus respectivos correligionarios. Si hay más de un aspirante, esos partidos organizan debates, varios debates, 3, 4, 10, o los que sean necesarios. Y son debates públicos, en televisión y toda la cosa. Aquí en México no es así.
Hacen asambleas populares para sondear la opinión de los votantes. Después realizan elecciones internas para elegir delegados a sus correspondientes convenciones electorales; eso fue parte de lo que ocurrió durante el llamado “supermartes”, o sea el martes 1 de marzo, que fue cuando ambos partidos eligieron, en varios Estados, a muchos de sus Delegados. Y esos delegados son los que eligen a sus respectivos candidatos.
En México, los partidos políticos, casi nunca organizan debates entre los aspirantes y el método utilizado para “elegir” a los candidatos, es el dedazo o la simulación de una encuesta. Se elige no al que tiene mejores propuestas y argumentos, o más votos, sino al más guapo, o guapa, y más famoso.
Donald Trump, el aspirante del partido Republicano, califica a México como un peligro para Estados Unidos y asegura que nuestro país envía entre sus inmigrantes indocumentados —alrededor de 5 o 6 millones— a “violadores, narcotraficantes y asesinos”. Dice que su proyecto es “volver a hacer grande a Estados Unidos”, y propone la deportación masiva de los indocumentados y construir un muro infranqueable entre México y Estados Unidos ¡con un costo de 10 a 12 mil millones de dólares pagados por México! El Tratado de Libre Comercio tampoco le gusta y ha prometido recuperar los empleos que, según él, Estados Unidos perdió con ese acuerdo. Todo parece que un nuevo Hitler ya está aquí.
Mario Vargas Llosa ha dicho que Donald Trump es un payaso, demagogo y racista, y que no debiera ser el candidato del Partido Republicano. Estados Unidos es un país muy importante en el mundo como para tener un payaso en la Casa Blanca.
Por parte del partido Demócrata, la candidata es Hillary Clinton, quien fue secretaria de Estado, senadora y primera dama de los Estados Unidos.
Entonces, si no suceden imprevistos, esos dos personajes, apoyados por sus respectivos Partidos,  serán los contrincantes en las elecciones de noviembre, por la Presidencia del país más poderoso del mundo.
¿Está en ascenso al poder otro nuevo Hitler?
E-mail: [email protected]
Twitter: @riosrojo
 
 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1101
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.