“Detrás del reflejo”, relato literario de madres rastreadoras de cadáveres

 
las rastreadoras
 
 
 
 
LOS MOCHIS, Sin. (apro).- La tragedia por la desaparición de personas y víctimas de la guerra protagonizada por grupos delincuenciales que se disputan el mercado de las drogas en Sinaloa, fue abordado de forma literaria por el escritor Abel Sarmiento Carabeo.
 
En esta ciudad donde fue detenido Joaquín el Chapo Guzmán, el pasado 8 de enero, Sarmiento Carabeo recabó testimonios de las madres de desaparecidos del norte de Sinaloa conocidas como “Las rastreadoras”, encabezadas por Mirna Neryda Medina Quiñones, madre de Roberto Corrales, desaparecido en 2014.
 
Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Sarmiento Carabeo plasma una serie de historias que se desarrollan en esta localidad y entre las cuales destaca, precisamente, la de “Las Buscadoras”.
 
Esa historia, según Carabeo, es “la más representativa de la crisis que está ocurriendo en el norte del estado y en el país”.
 
En entrevista con Apro, el escritor explica que la intención de abordar la tragedia es “poner sobre la mesa este tema que ya está, que es algo que se está viviendo. Todos tenemos un vecino, un primo o un conocido que fue levantado aquí en Los Mochis. Es una realidad que se ha agudizado en los últimos cinco años por la guerra entre cárteles del narcotráfico”.
 
“Actualmente son 150 madres que están buscando a sus hijos, y por desgracia no son las únicas, seguramente en un rato más van a ser 200, pero no representan el total de los ausentes, por eso la importancia de alzar la voz para que no veamos como algo normal lo que está pasando”, subraya.
 
Sarmiento Carabeo recuerda que antes de iniciada la guerra por el territorio entre los cárteles del Chapo y de los Beltrán Leyva, “los sicarios llegaban y mataban, algo así como en la película El Infierno (Luis Estrada, 2010), pero ahora están borrando toda evidencia del crimen, levantan a las personas y no se vuelve a saber de ellas”.
 
Como en otras sociedades donde se ha presentado esta tragedia, “los mochitenses se han convertido en jueces, y ante una desaparición suele decirse que seguramente la víctima andaba en malos pasos. Esta situación se ve como algo natural, y no es normal que a diario se lleven o maten a cinco o seis personas”. (Texto editado)
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 856
23 de JUNIO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES