jueves, mayo 19, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

“Lo llevé ahí… a que me lo mataran”

Madre entrega a su hijo a la policía para que lo lleve a un centro de rehabilitación, y lo asesinan en los separos

 

funeraria maza

Sentada en primera fila, escuchando la sesión de Cabildo de Mazatlán, Manuela Ramírez escuchó cómo el regidor Jorge Rodríguez Pasos exponía el caso de la muerte de su hijo y la petición de una cooperación entre los regidores para ayudarle a pagar el servicio funerario.

“El dinero no me lo va a regresar…”, apenas alcanzó a decir, cuando su voz se quebró y sus ojos se llenaron de lágrimas.

Manuela nunca imaginó que ingresar por su propia cuenta a su hijo, Jesús Simental Ramírez, de 18 años, a los separos, le causaría la muerte, pues consideró que por más seguridad debería estar internado, tal como ya lo había hecho en otras ocasiones, en un centro de rehabilitación, para que le ayudaran a dejar las drogas.

“El andaba drogado y yo lo llevé para allá, a un centro de rehabilitación… estuvo todo el día en la Juárez (los separos) hasta que fui y ya me encontré con eso”, relata al tiempo que sus palabras tropiezan entre sí, se ahoga en llanto y retoma el hilo del recuerdo de aquel 29 de noviembre.

No podía entrar a verlo, agregó, porque el horario de visita es hasta las seis y media de la tarde, por lo que hizo tiempo en el centro de rehabilitación, hasta que se llegó la hora de ir por él para ingresarlo.

 

acta 1

“Y ya me encontré con eso… que había habido un pleito y que había un muerto, pero yo no sabía que era mi hijo, hasta que me dijeron que era él”.

Recordó que solicitó al policía que la acompañó, que la dejara en los separos con su hijo, pero éste se negó bajo el argumento de que primero tenía que ser revisado y valorado por un médico.

Jesús ya era interno asiduo, pues desde los 13 años su madre lo llevaba al centro de rehabilitación para que le ayudaran a controlarlo, pero su adicción al cristal era más fuerte.

Del dolor, Manuela fue pasando al coraje e indignación y a las dudas de cómo ocurrió la agresión, y las preguntas son cada vez más.

“Dicen que fue en el cambio de turno, y ese día vi a unos jóvenes que se estaban poniendo las agujetas en los tenis, pero nunca me dio por preguntarles si mi hijo estaba aún con vida”.

El certificado de defunción dice que murió a las 17:45 horas, pero a las 17:10 Manuela estaba afuera esperando que le permitieran entrar a verlo para llevarlo al centro de rehabilitación.

“Como a las 5:15 me retiré de ahí, pienso que a lo mejor mi hijo ya estaba muerto y no me quisieron decir nada, y pienso que a esos muchachos que estaban afuera los sacaron para que no miraran nada de lo que estaba pasando adentro o no hubiera testigos”, expuso.

La versión que se le ha dado sobre lo ocurrido es que su compañero de celda es el homicida, porque cuando entraron fue visto cómo le golpeaba la cabeza.

“Me lo estranguló con un pedazo de trapo, de su propia camisa del hombre (del agresor) pero yo hoy fui al Cereso y vi todas las fotos que le tomaron a mi hijo y lo veo todo golpeado de su cuerpo, pienso que eso duró mucho rato, porque tiene muchos moretones por el cuerpo y  su nariz toda golpeada, un golpe en la nuca, aquí en la barbilla tiene una cortada muy fea”, describió.

El hombre —como se refiere al agresor de su hijo— era más alto y de complexión gruesa, con 24 años de edad y el occiso 18.

“No sé si ese hombre golpeó solo a mi hijo, son demasiados golpes en el cuerpo”, expuso.

Otro punto que hace dudar a la madre de Jesús respecto a que sólo fue un agresor, es que su hijo se negaba a que un policía se lo llevara porque siempre que él lo hacía, lo golpeaba.

“Hoy me mostraron unas fotos donde está el policía que lo tiene agarrado de la mano, mi hijo está agarrándose el short porque se le caía y como que el hombre lo jala y se ve como que mi hijo estaba alegando con él”, dijo.

Le mostraron dos fotografías en las que, insiste, se ve que el joven estaba alegando al parecer por el mal trato.

“No sé de dónde tomarían esas fotos, si del mismo video cuando llegué, no sé la verdad, al hombre yo lo conozco con el apodo del Perro, y él (su hijo) lo señaló a él…que no quería que él lo llevara a la Juárez porque lo golpeaba”, dijo.

—¿Es policía esa persona, el Perro?

—Es policía —confirmó.

El miedo de que algo le pasara en la calle llevó a Manuela a recluirlo, pues según relata, tenía semanas bajo los influjos de la droga que sólo llegaba a su casa a bañarse y cambiarse de ropa y no lo veía hasta la madrugada.

“Según por más seguridad lo llevé ahí… a que me lo mataran”, lamentó.

Los vecinos lo conocían, agregó, era pacífico, no agredía a nadie. La gente lo veía y sabían cómo andaba, pero él no hacía mal a nadie.

Cuestionó que en el registro de ingreso haya quedado asentado que Jesús tenía 17 años y no 18.

“Si tenía 17 años ¿por qué me lo dejaron ahí?, ¿Por qué no me lo cambiaron a la de menores? Mi hijo tal vez se puso 17, ha de haber dicho ‘para que no me dejen aquí y me cambien a la de menores, también ese fue error de ellos, no haberlo cambiado y dejarlo ahí”, dijo.

Del agresor dijo que cuenta con antecedentes penales y ese día cayó por portación de arma blanca.

“Espero que se haga justicia, que esto no se quede así, porque así como me pasó a mí, así le puede pasar a otro joven y otra madre puede estar sufriendo igual que yo”, dijo.

Que comparezca el Secretario de Seguridad Pública

En la sesión de Cabildo, Rodríguez  Pasos pidió al alcalde que comparezcan los directores de área y el secretario de Seguridad Pública, Juan Antonio Murillo Rojo.

“Este tema (del joven que murió en los separos) urge, y la seguridad de Mazatlán; ha habido muchos homicidios últimamente, las colonias están desprotegidas, no hay policías, la verdad quieren tapar el sol con un dedo y cuando nos faltan muchos policías, no podría decir cuántos hay porque sería poco ético de mi parte andar hablando de más, pero sí urgen, Mazatlán tiene mucha vigilancia en la zona turística y la avenida del Mar, pero las colonias están solas”, dijo.

Se ha desatado una ola de violencia, agregó, se necesita más seguridad  por lo que se espera que el secretario comparezca para que diga qué se está haciendo.

—En este caso en particular, ¿qué irregularidades observa?

—En primer lugar, que el muchacho no cometió ningún delito, el muchacho ingresó a petición de la mamá para que hiciera el favor la policía de llevarlo a un centro de rehabilitación; se lo llevan a los separos no sé por qué razón, tampoco ella y de repente le dicen que vaya al centro de rehabilitación, que vaya a hablar y a apartar el lugar, ella se va y cuando regresa a los separos ya lo encuentra muerto.

Lamenta Felton la muerte del joven

“Lamento mucho, y qué bueno que la señora está presente, lamento mucho lo que pasó, creo que el perder un hijo, y en estas condiciones, no se lo deseamos a nadie. Lo lamentamos mucho y nos unimos a la pena y el dolor de ella y de su familia”, dijo.

El tema fue turnado al Ministerio Público, agregó, porque es el que determina, analiza, y define en un momento dado, si existe o no responsabilidad y de quién.

“Sumado a esto, la Dirección de Asuntos Internos y la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Pública está investigando si existe alguna omisión por parte de alguno de los integrantes de Seguridad Pública para deslindar responsabilidad de manera interna, independientemente de lo que el Ministerio Público resuelva”.

Las pesquisas, añadió, está en manos de la fiscalía y “no podemos nosotros ni acelerar ni detener un procedimiento de investigación que está realizando el Ministerio Público y hay que esperar a que dé una resolución y que nos indique si hubo o no hubo responsabilidad y ver la sanción en caso de que existiera”.

Terminando la sesión de Cabildo, Carlos Felton dio su aportación económica con la que dijo, esperaba que la madre del menor completara el monto a pagar a la funeraria y tuviera una preocupación menos, sin embargo la aportación de los regidores y el primer edil apenas sumó los 5 mil 400 pesos. La deuda de la familia con la funeraria es de más de 7 mil pesos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1007
15 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.