sábado, septiembre 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Aumenta rechazo a planta de fertilizantes

 

PESCADORES. Interpusieron denuncia penal contra la construcción de la planta.
PESCADORES. Interpusieron denuncia penal contra la construcción de la planta.

 

Guateque para conquistar adeptos

 

Los inversionistas que construyen el desplante de lo que sería la planta de fertilizantes amoniacales en Topolobampo dispusieron de todos los recursos económicos para organizar tremenda cuchipanda, para ganar adeptos a su causa, pero encontraron recia oposición de los nativos y hasta de científicos.

Previo al evento, se levantó un templete, se alzó  la carpa, acomodaron sillas y grandes ventiladores para mitigar el calorón de la media mañana porque el sitio estaba tan pelado y brilloso como una calva, aunque horas antes profesores de escuelas públicas y sus alumnados habrían distribuido invitaciones para el jolgorio.

Antes del ágape, curvilíneas edecanes regalaron cachuchas y camisetas blancas con leyendas de apoyo a la planta de fertilizantes. Unos las utilizaron y otros las tomaron sólo como trapos para limpiar sus autos, y sus asientos, que para entonces parecían comales a medio calentar.

Los pescadores ignoraron los presentes por completo, y doblando unas cartulinas en sus manos se apostaron en la periferia del graderío, como en retaguardia.

Llegado el momento, las tarolas tronaron, la tuba marcó el ritmo y el sarao comenzó.

Entonces, los representantes de inversionistas, cuyos nombres nadie pudo recordar ni dar traza de a qué empresas representaban, soltaron su perorata: la planta de fertilizantes no impactará el medio ambiente; no se destruirán los manglares; será un polo de desarrollo, ayudará a reducir la contaminación de las bahías, y demás.

Llegaron las preguntas y las respuestas, pero pocos, poquísimos fueron convencidos. La mayoría, incluyendo parte de la población civil y no pescadora del puerto, se sumó a la incredulidad popular de los pregonados beneficios de la planta de fertilizantes.

Dos horas de dimes y decirestranscurrieron. Al final, un acuerdo de próxima reunión para analizar en mesas de trabajo las propuestas de los inversionistas, pero la voz del pueblo ya era una conclusión: No a la planta.

Entre los asistentes estaba Diana Cecilia Escobedo Urías, directora y profesora investigadora titular C del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (Ciidir) Unidad Sinaloa del Instituto Politécnico Nacional, con 25 años de experiencia en investigación en Biología en Pesquerías, Maestría en Manejo de Recursos Marinos y Doctorado en Ciencias Marinas, quien cuestionó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que sustentó los permisos de construcción de la planta de fertilizantes.

“El manifiesto de impacto ambiental (MIA) contiene omisiones muy importantes, pero no es ilegal. Se obtuvo por mecanismos no muy claros, como es la aprobación en una consulta pública a la que asistieron no más de 20 personas del puerto y entre los que no había un solo investigador, como debía haber ocurrido de acuerdo con un proyecto de tal magnitud. En ninguna sección del MIA aparece el nombre de algún investigador de la Universidad de Occidente, el Instituto Tecnológico de Los Mochis o de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que son las instituciones acreditadas en ciencias biológicas, que lo avale.

“Eso es lo delicado y por lo que el MIA puede ser revocado si los afectados con la operación de la planta de fertilizantes lo demandan”.

Escobedo Urías, quien tiene los reconocimientos de Outstanding Student Paper Award,American Geophysical Union (AGU) Joint Assembly. Acapulco, Guerrero; y ha sido becaria COFAA IV y Becaria EDI VII​, afirmó que por las inconsistencias en la manifestación de impacto ambiental es imposible llegar a la conclusión de que la planta de fertilizantes no tendrá ningún efecto sobre el lugar y la afectación de la vida; además es suficiente para justificar el rechazo de los pescadores.

Martín  Chaparro Chávez, presidente de la cooperativa de pescadores Cerro de San Carlos y uno de los 13 líderes pesqueros que firmó la denuncia penal ante la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente en contra de la construcción de la planta de fertilizantes, aseguró que la reunión con los inversionistas fue tramposa y sólo para convencerlos de los beneficios, pero ganó la oposicióny el rechazo social a la que se dice será una nueva industria.

“Como todo empresario local, ellos tratan de convencer al pueblo de su inversión, cuando los trabajos ya están avanzados. Sabemos que el gobierno los apoya a ellos y que a nosotros nos quiere perjudicar. Que el gobierno dice que quiere generar empleos, pero eso no es cierto. Ya lo hemos visto muchas veces en el puerto y los más jodidos terminamos siendo nosotros, pero ya estuvo bueno. Si la planta no se hace aquí, mejor. Si se va para otro lado, pues que se vaya si no les conviene”.

Chaparro Chávez consideró que como a los pulpos, el rechazo a la planta de fertilizantes le va creciendo tentáculos.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1025
18 de septiembre del 2022
GALERÍA
Un #terremoto de magnitud 6.9 sacudió el sureste de Taiwán este domingo, indicó el USGS, dejando al menos una persona muerta y más de 70 heridas; y activando alertas de tsunami a lo largo de las costas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.